• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Los tatuajes y la Unión Europea

En el presente año 2016, el Centro Común de Investigación, más conocido por las siglas en inglés del  Joint Research Centre (JRC), servicio interno de la Comisión Europea  y cuyos informes sirven para guiar las políticas que lleve a cabo la Comisión,  ha publicado un informe titulado “Seguridad de los tatuajes y  el maquillaje permanente:  Informe final”.  El objetivo era conocer si se debían aplicar algún tipo de normativa en el caso de que el informe presentara aspectos negativos o peligrosos para las salud de los ciudadanos.
Que los tatuajes se han puesto de moda, es algo que cualquiera puede observar, especialmente en el verano en el que más partes de nuestro cuerpo se descubren.  Los tatuajes se logran inyectando tintas de colores en la dermis, capa más interna de la piel que la epidermis. Aunque la epidermis se renueva con frecuencia, no ocurre lo mismo con la dermis, razón por la cual los tatuajes permanecen. La cuestión que se plantea el estudio  es sobre los  posibles efectos nocivos  que pueda tener el permanecer la tinta tanto tiempo  en contacto con el organismo,  y cómo la degradación de esas tintas puede afectar a la salud.

Pero el informe no ofrece datos muy concluyentes, entre otras cosas porque la moda de los tatuajes y su uso masivo es muy reciente y habrá que reunir más datos conforme transcurra el tiempo. No obstante, el informe señala que, aparte de una directiva europea  de  seguridad de los productos, no existe ninguna normativa sobre la tinta usada para tatuajes, y los componentes químicos que deba o no tener.  De hecho algunos productos químicos que no están permitidos en maquillajes,  lo están  en tintas de tatuaje. Las tintas contienen más de 100 colorantes y otros tantos aditivos, siendo muchos de los primeros de tipo orgánico, pero no así los aditivos que en su mayor parte son artificiales. La degradación de éstos por la exposición a rayos ultravioleta o láser es un fenómeno que puede ocurrir pero del que no hay suficiente evidencia ni de cómo puede afectar a la salud. Por ello una de las conclusiones a los que lleva el informe es que debería existir una actualización de qué productos químicos deben tener las tintas y el correspondiente etiquetado en su comercialización.

Hasta ahora, los problemas que se encuentran son sobre todo problemas dermatológicos, una vez realizado el tatuaje, con alergias a las tintas o con posibles complicaciones infecciosas si no se realizan en condiciones higiénicas apropiadas.  A más largo plazo, el problema no está resuelto: el efecto de la degradación de las tintas es todavía desconocido,  y sobre todo,  dado el gran número de personas tatuadas,  la eliminación del tatuaje puede derivar en problemas más complicados, ya que en algunos países eso sólo puede hacerse bajo supervisión médica.

Por ello el informe también advierte que debe existir una política que advierta de los posibles riesgos  adversos que tatuarse pueda tener.

Más información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: