• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Compromiso para salvar las poblaciones de peces del Mediterráneo

Ayer, en la capital de la isla de Malta que actualmente ostenta la presidencia de la Unión Europea, y localizada en el centro del Mediterráneo, se firmó un acuerdo entre los ministros y responsables de medio ambiente y temas relacionados con la pesca, para hacer sostenible la pesca en este mar.

El mar Mediterráneo ha sido el que mayor explotación pesquera ha sufrido por su larga trayectoria histórica. Estudios científicos demuestran que, en conjunto, el 93 % de las poblaciones de peces mediterráneos están sobreexplotadas. Por otro lado, se calcula que en el Mediterráneo viven entre 10.000 y 12.000 especies marinas, muchas de ellas endémicas y exclusivas de este mar, lo que supone un verdadero paraíso ecológico.

Además, de la pesca dependen unas 300.000 personas, muchos de ellos arraigados a formas de vida tradicionales, en general muy frágiles y muy vulnerables a cambios dramáticos. La desaparición de la pesca supondría, la desaparición de unas tradiciones culturales que se llevan manteniendo desde milenios.

Aparte de la sobreexplotación de las especies, la contaminación y el cambio climático no ayudan a su supervivencia. Aunque no existen datos científicos realmente concluyentes sobre determinadas especies y áreas del Mediterráneo, lo cierto es que los pescadores se quejan de que cada vez se pesca menos, con la repercusión que eso supone en su medio de vida.

Y es que este mar, es probablemente, también, el que más contaminación alberga. Además de tener unas costas muy pobladas, la construcción urbanística, el transporte, la industria, la agricultura, etc, todo vierte en él.

En el año 2003 las naciones del Mediterráneo firmaron una declaración que creó las bases para la investigación científica, limitar la pesca y proteger a las especies. Los pertenecientes a la UE, limitaron sus capturas y se llegaron a acuerdos internacionales con otros países costeros para respetar unas normas comunes. Y se consiguieron mejorar ciertas cosas, como la recuperación de las poblaciones de atún rojo en el Mediterráneo.

La declaración firmada ayer en la Valetta recuerda además los desafíos humanitarios sin precedentes que actualmente se viven en el Mediterráneo. Una razón más para la protección del Mare Nostrum.

Más información:

Comienza el “brexit”

Ayer el representante británico para las negociaciones con la Unión Europea, entregó al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la carta por la que el Reino Unido solicita acogerse al artículo 50, el procedimiento que permite la retirada de un país dejando de formar parte de la Unión Europea.

Todos los líderes políticos europeos han manifestado su pesar y preocupación por un suceso inédito en la historia de la UE y que plantea diversos problemas. El Reino Unido formaba parte de la UE, entonces CEE (la Comunidad Económica Europea) desde el 1 de enero de 1973. Había sido, junto con Irlanda y Dinamarca, los tres primeros socios que se añadieron a los seis fundadores de la unidad europea. Han sido pues, cuarenta años de convivencia que no siempre ha sido fácil; probablemente ha sido el miembro que más dificultades e intereses particulares ha puesto a muchas decisiones de la UE.

Ahora llega el “divorcio” y con él, una serie de conflictos que va a tener consecuencias para las dos partes que se separan. Aparte de las consecuencias, está también la complejidad de la negociación. Se supone que en el plazo de dos años debe estar resuelta, y de no ser así, todos los tratados vigentes por la Unión, dejarán de aplicarse en el Reino Unido.

Los ahora 27 países de la UE se reunirán el día 29 de abril, convocados por Tusk en el Consejo Europeo, donde definirán los principios generales que por parte de la UE se aplicarán en las negociaciones. El acuerdo que se alcance debe tener el apoyo de la mayoría que las normas comunitarias exigen (el 72 % de los estados, es decir, 20 estados de los 27 y que supongan un 65 % del total de la población de la UE). Una vez alcanzado ese acuerdo, comenzarán las negociaciones, que llevará a cabo una Comisión que habrá de mantener informados al Consejo y al Parlamento Europeo del desarrollo de las mismas, y que una vez terminadas, tendrán que volver a ser aprobadas por mayoría de los países miembros.

Una vez que se ha iniciado el proceso, las valoraciones sobre su desarrollo no se han hecho esperar. Todos señalan lo doloroso que puede resultar, especialmente por el factor humano que supone que  millones de británicos vivan en el continente europeo y otro tanto de continentales europeos vivan en el Reino Unido, ciudadanos ambos que no ocultan su preocupación y que hasta la fecha disfrutaban de una ciudadanía europea que no limitaba sus movimientos

Luego está la cuestión económica. La retirada del Reino Unido supone una merma importante para el presupuesto de la UE, que tendrán que compensar los países restantes. Los acuerdos comerciales que se alcancen son también de gran importancia, puesto que Reino Unido es un socio fundamental en el comercio de toda Europa.

La intransigencia o dureza, o bien el acuerdo razonable de las negociaciones es algo que iremos conociendo mientras éstas transcurren.

Más información:

Conferencia sobre la seguridad vial en la Unión Europea

Los días 28 y 29 de este mes, está teniendo lugar en La Valetta, Malta, una conferencia que reúne a diversos responsables y ministros de la Unión, para tratar la cuestión de la seguridad vial en la Unión Europea.

En principio, los datos no son malos para el conjunto de la Unión, puesto que por segundo año consecutivo el número de víctimas por accidentes de tráfico no ha aumentado, ha disminuido en un 2 %. Sin embargo, las cifras son mejorables, y lo que pretende la actual conferencia es mejorar las condiciones y tratar que para el año 2020, el número de víctimas se rebaje a la mitad de las actuales.

En el año 2016, 25.500 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico, que son 600 menos que en 2015 y 6.000 menos que en 2010.

Por supuesto, el riesgo de accidentes varía mucho de un estado a otro, puesto que son los países miembros los que deciden las medidas y normas que deben seguirse en las carreteras. De hecho en los países que tienen una alta siniestralidad, es más probable que la sigan manteniendo alta, frente a los países con menos accidentes. El dato español del aumento de víctimas mortales en el año 2016 frente al de 2015, con un aumento del 2 %, resulta significativo.

El pasado año 2016 fue el primero en que la Comisión facilitó datos sobre heridos en las carreteras, dando un total de 135.000 personas las que se vieron afectadas, entre ellas muchos peatones, ciclistas y motoristas, que pueden resultar las víctimas potencialmente más vulnerables.

Aunque los datos son mejorables, observando las estadísticas por países, puede verse que realmente desde el año 2010 la disminución de víctimas ha sido verdaderamente notable, un 19 %, salvo en dos excepciones, Holanda, que ya poseía un nivel bajo, pero que ha aumentado en un 3%, y, mucho más preocupante, la cifra de Malta, donde las víctimas mortales se han incrementado en un 69 %.

Hoy día 29 en que la Conferencia que reúne a los diferentes ministros toca  a su fin, se espera que se emita una declaración que resuma las tendencias que deben seguirse.

Más información:

Muévete para aprender, aprende para moverte

Move2Learn, Learn2Move

Cuando se cumplen treinta años del programa Erasmus, el programa de intercambio que ha permitido que miles de estudiantes europeos pudieran aprender y enriquecerse estudiando en el extranjero, y tras el refuerzo que supuso el programa Erasmus + que supuso que profesores u organizaciones variadas de enseñanza, también pudieran participar en el programa, nace ahora una nueva iniciativa, vinculada al programa Erasmus +, por la que jóvenes europeos de entre 16 y 19 años, podrán conseguir un vale para la compra de billetes de viaje con un valor de entre 350 y 500 €. Al menos 5,000 jóvenes europeos serán seleccionados y tendrán la posibilidad de viajar al menos a otro país europeo.

No obstante, el concurso no está abierto a los estudiantes de manera abierta e individual. Para poder participar en esta iniciativa, los jóvenes deberán haber pertenecido a alguna de las clases que durante este curso han formado parte del programa eTwinning (www.etwinning.net), por el que los equipos educativos de varios centros de países europeos participan en un programa conjunto con la intención de colaborar y desarrollar proyectos. Esta iniciativa está incluida en el programa Erasmus+.

Pues bien dentro de estos grupos serán seleccionados los 5.000 alumnos, que podrán viajar tanto en grupo como de manera individual, pudiendo usar los vales desde el 15 de Agosto de este año, hasta Diciembre de 2018. Una junta evaluará los programas más innovadores presentados por las clases en el programa eTwinning, y sobre esa base se seleccionarán los 5000 candidatos que soliciten la ayuda.

A la iniciativa se han unido diversas empresas de transporte, tanto aerolíneas, como empresas de transporte terrestre o ferroviario, algunas de las cuales harán una rebaja extra para posibilitar que los vales de viaje puedan alcanzar un mayor valor en su uso.

Más información:

La Plataforma de Resolución de Litigios en Línea de la Comisión Europea

El 15 de Febrero de 2016 la Comisión Europea puso en servicio la Plataforma de Resolución de Litigios en Línea con el fin de resolver, de manera extrajudicial, los conflictos que las compras on line pudieran originar. La web permite presentar reclamaciones por productos o servicios adquiridos on line y por los que los usuarios no se encuentren satisfecho, para que un servicio neutral tramite las reclamaciones y se procure llegar a un acuerdo entre las dos partes sin necesidad de llegar a los juzgados. Cada país tiene nombrados una serie de organismos divididos en sectores de servicios que serán los que mediarán en el litigio para tratar de que las partes enfrentadas lleguen a un acuerdo. Según los casos, el intermediario puede proponer una solución, imponer una solución a las partes o reunirlas para que lleguen a una solución amistosa. La resolución alternativa de litigios (también llamada “mediación”, “conciliación”, “arbitraje”, etc.) suele ser más barata, sencilla y rápida que acudir a los tribunales.

Sin embargo, no todos los países han escogido sus organismos neutrales y por tanto el servicio no puede ser utilizado. Es el caso de España, Croacia y Rumanía.

Por otro lado, tampoco los países que sí disponen del servicio, lo tienen en todas las ramas del comercio on line posible.

De cualquier manera, hasta la fecha y poco después de cumplirse el año de su creación, han sido 24.000 los usuarios que han hecho uso de esta plataforma. Con motivo del primer cumpleaños de esta herramienta, la comisaria responsable de derechos del consumidor ha señalado que en un mundo en que el comercio en línea aumenta,  crear un clima de confianza y de posibilidades de reclamación también en línea, es bueno para el desarrollo de estas prácticas.

De las reclamaciones recibidas hasta la fecha, más de la tercera parte se refieren a compras de ropa, calzado, billetes de avión o aparatos electrónicos.

En un plazo de uno a dos meses, la plataforma envía la denuncia que presenta el consumidor al órgano competente del país en el que se encuentra el prestador de servicio y en la mayor parte de los casos se alcanza una solución amistosa.

Más información:

Los altibajos en la lucha contra el cambio climático

Ayer  día 23 se celebró el día Meteorológico Mundial con la incertidumbre de saber las perspectivas meteorológicas cambiantes que nos esperan. El año 2016 terminó siendo el más cálido de todos los que se tienen registro hasta la fecha y no se alzan buenos augurios para el presente año.

Según informa la Organización Meteorológica Mundial desde su sede en Ginebra, se han alcanzado récords de altas temperaturas en la región de la Antártida, cuando se está realizando una base de datos de los fenómenos climáticos extremos en todo el mundo. Ello está contribuyendo a que los hielos marítimos disminuyan y por tanto vaya aumentando el nivel del mar.

“En el presente informe se confirma que 2016 fue el año más cálido del que se tenga constancia: registró una temperatura sorprendente de 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales, lo que representa un aumento de 0,06 °C por encima del récord anterior registrado en 2015. Este ascenso de la temperatura mundial está en consonancia con otros cambios que se están produciendo en el sistema climático”, afirmó Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

La OMM trabaja con varios organismos de la ONU para estudiar la manera en que afecta la subida de las temperaturas a muchos otros aspectos de la vida.

En paralelo al calentamiento a largo plazo debido a las emisiones de gases de efecto invernadero, en 2016 se experimentó un año de El Niño especialmente intenso, circunstancia que normalmente aumenta las temperaturas en entre 0,1 °C y 0,2 °C sobre la de fondo y eleva el nivel del mar. Además, la cobertura de hielo marino mundial se redujo en cuatro millones de kilómetros cuadrados con respecto a la media de noviembre, una cifra insólita para este mes.
Las consecuencias de los fenómenos meteorológicos extremos también se sufren en todo el planeta. Las sequías extremas, por ejemplo, agudizan la inseguridad alimentaria en zonas como el sur y el este de África, mientras que las tormentas y las inundaciones causan pérdidas materiales y humanas devastadoras.

La OMM señala que esta tendencia se mantendrá en 2017, y los estudios más recientes apuntan a que el calor oceánico podría haber aumentado con mayor intensidad de lo calculado y que las concentraciones de CO2 atmosférico no se han reducido. En el planeta se están experimentando condiciones extremas cada vez más pronunciadas, como por ejemplo el hielo marino ártico, cada vez más cercano al punto de fusión durante el habitual periodo de recongelamiento invernal. Estos cambios alteran los patrones de circulación atmosférica y oceánica, los cuales influyen en las condiciones meteorológicas de otras zonas del planeta, como es el caso del invierno especialmente duro experimentado a principios de 2017 en la península Arábica y el norte de África.

Cuando no han transcurrido todavía dieciocho meses de los Acuerdos de París, la cosa no pinta bien. El presidente Trump de Estados Unidos ha anunciado que no seguirá lo acordado y tratándose del presidente de uno de los países que más gases de efecto invernadero genera, que no se atenga a lo acordado resulta muy preocupante. Hay, sin embargo, la esperanza de que China, un país muy contaminador y que sí ratificó el acuerdo, comience una política más ecológica y que compense los malos augurios norteamericanos, y lo está haciendo a base de renovar sus fuentes de energía basadas en sistemas sostenibles.

Más información

Celebraciones en Europa con motivo del 60º aniversario del Tratado de Roma

Aunque todos hablamos de la celebración del Tratado de Roma, cuando se cumplen sesenta años de su firma, en realidad fueron dos los tratados que se firmaron el día 25 de Marzo de 1957 : el que creó la Comunidad Económica Europea por un lado y el que estableció la Comunidad Europea de la Energía Atómica, por otro. Y para ser más exactos, aun habría que añadir, que desde 1951 existía el de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) y que fue el verdadero germen de una unión económica que ha ido haciéndose más compleja.

La CECA fue un proyecto puramente económico que pretendía el desarrollo de los países firmantes para poder avanzar en su reconstrucción tras la guerra. La búsqueda de nuevas fuentes de energía por el paulatino agotamiento del carbón, orientó a los países firmantes hacia una nueva fuente alternativa de energía: la nuclear. El acuerdo pretendía desarrollar una energía nuclear propia entre los países que lo adoptaron. Hoy, aunque el EURATOM sigue existiendo, su papel queda relegado a un segunda plano mientras se buscan nuevas alternativas energéticas que no sean la nuclear.

Realmente la Comunidad Económica Europea fue el germen real de la actual UE. Con su firma se pretendió que los seis países firmantes (Francia, Alemania, el Benelux e Italia) compartieran un mercado común y una unión aduanera. En 1993, el Tratado de Maastricht convirtió a la asociación de países en la Comunidad Europea y más tarde, en 2009, con el tratado de Lisboa, la hoy conocida como Unión Europea.

Más información: