• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El Parlamento europeo quiere que se prohíba la pesca eléctrica

El Parlamento europeo se enfrenta a la Comisión en el intento que ésta tiene de ampliar este método pesquero. Ayer, el Parlamento votó con una mayoría muy amplia a favor de prohibir esta práctica.

El método conocido como pesca eléctrica se ha utilizado desde finales del siglo XIX, pero ha sido un sistema utilizado, fundamentalmente, por los ictiólogos con fines científicos. Consiste en introducir en el agua un ánodo y un cátodo, de forma que se cree un circuito eléctrico en el agua. Los peces afectados por la electricidad no mueren pero sí quedan paralizados, con lo que su captura se facilita. Así los científicos lo utilizaban para poder estudiar los peces y luego devolverlos al agua. Solía usarse en aguas de poca profundidad y en lugares muy acotados.

El método que ahora se pretende eliminar es un sistema dedicado a la captura comercial y por tanto masiva de peces. Consiste en dotar a las redes de arrastre con electrodos, de forma que al aturdir a los peces, los obliga a salir hacia la superficie y permiten que vayan cayendo en las redes.

Paradójicamente este tipo de pesca fue abolido por la propia Unión Europea en 1998. Sin embargo en el año 2007 se levantó parcialmente esta prohibición alegando que el método iba a ser investigado y mejorado, lo que contó con la aprobación de comités científicos europeos. De esta manera, se permitió que un 5% de las flotas de los países miembros pudieran practicarla, aunque exclusivamente en el Mar del Norte, siendo belgas y holandeses, fundamentalmente los segundos, los que más utilizaban el método.

La Comisión Europea trataba de ampliar ese límite del 5 % y es cuando se desató la polémica. Grupos conservacionistas, pescadores de tipo artesanal y hasta chefs de cocina, han criticado este sistema de pesca. Sin embargo, las partes a favor de ampliar el sistema, centrada sobre todo en la Asociación Europea de Armadores cree que el sistema es bueno e incluso más respetuoso con el fondo marino que los sistemas de arrastre convencionales. También la Comisión Europea les apoya y alega que los estudios científicos muestran, por un lado que se eliminan, en buena parte, descartes de peces y por otro que la eficacia es tal que reduce el gasto de gasoil por parte de los barcos, lo que contribuye a reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Así las cosas, el debate seguirá abierto hasta que llegue al Consejo de la Unión Europea y los países miembros decidan cómo actuar.

Más información: