• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Café con Europa: ¿hablamos?

La representación de la Comisión Europea en España pone en marcha una campaña dirigida a los jóvenes que vivan en municipios de menos de 30.000 habitantes con el fin de informar y promocionar las políticas que la Unión Europea realiza.

El objetivo de la campaña es visitar treinta localidades españolas de esas características respondiendo a las preguntas que puedan surgir sobre la Unión Europea y sus políticas, tratando de poner en evidencia cómo esas políticas afectan la vida de todos. Además, la campaña tiene otro objetivo: el de conocer de primera mano cuáles son las principales preocupaciones de los ciudadanos y a partir de esa información poder orientar las políticas europeas.

Temas como la formación, el empleo, oportunidades laborales en otros países, derechos sociales, etc son temas a tratar que, sin duda, son de interés para el conjunto de la población.

La Comisión Europea intenta así acercarse a los ciudadanos y tratar de que éstos se sientan más implicados en la construcción de la Unión. En un momento político internacional en que los nacionalismos, el individualismo y en Europa, la propia esencia de la Unión Europea se está cuestionando, es necesario dar pasos adelante que muestren las ventajas de la unidad y el desarrollo común.

La inauguración de la campaña tuvo lugar en la población madrileña de Azuqueca de Henares. Puede encontrar más información, así como la convocatoria de próximos encuentros en el enlace de abajo

Más información:

Eurostat publica los últimos datos sobre la situación social en Europa

Ayer, la oficina de estadística comunitaria, Eurostat publicó datos sobre la situación social en la Unión Europea, en este caso centrándose en la capacidad de consumo de bienes esenciales que tienen los europeos. Para la elaboración de la estadística, se hizo un listado de bienes o servicios que se consideran esenciales para tener una vida cómoda; entre estos se consideró:

-pagar las facturas a tiempo

-mantener sus hogares confortablemente cálidos

-poder hacer frente a gastos inesperados

-comer carne o pescado (o el equivalente vegetariano) con regularidad

-tomarse una semana de vacaciones fuera del hogar

-una televisión

-una lavadora

-un coche

-un teléfono

Carecer de cuatro de estas cosas de manera simultánea se considera tener una privación material severa.

La cifra actual de personas que sufren esta privación es de 33 millones de habitantes de la UE: un 6.7 % de la población.

La cifra, con todo, es mucho mejor que la alcanzada en 2012, con un 9.9 %, y refleja que la tendencia en los últimos años tiende a ir bajando.

Los hogares más afectados son los de adultos solteros (con un 9.6%) y la cifra se dispara si se trata de un adulto solo con niños (14.3%). Sin embargo en hogares con parejas y niños, la cifra baja al 6.1 %.

Los únicos países donde la tasa ha aumentado, aunque de manera muy tenue y sobre valores ya bajos, son Dinamarca (del 2.6 al 3.1%) y Holanda (que permanece en el 2.6).

Los países que peor lo tienen son Bulgaria (con un 30%), Grecia (21.1%), Rumanía (19.4%) y Hungría (14.5%). Los que arrojan tasas más bajas son: Suecia (0.8%), Luxemburgo (1.6%), Finlandia (2 %) y Holanda (2.6%). En España, las privaciones severas afectan al 5.1 % de la población.

Más información:

La reforma de la Eurozona: dos puntos de vista diferentes

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó ayer Berlín para entrevistarse con la canciller alemana Angela Merkel, quien ha retomado el gobierno tras las largas negociaciones de su partido con los socialdemócratas alemanes. Por parte de ambos mandatarios existe una voluntad conjunta de realizar cambios en la Unión Europea, pero no comparten algunos de los puntos de partida.

Aunque hay muchos temas comunes que ambos sí comparten, como la seguridad, el libre comercio (amenazado recientemente por Trump), o los compromisos con el cambio climático y con la Alianza Atlántica, hay un tema, el de la eurozona, en el que se muestran divergentes.

Alemania, el país económicamente más fuerte de la eurozona quiere seguir con la política económica que ha caracterizado a la Unión Europea en los últimos años: ajustes presupuestarios nacionales para reducir el déficit para que otra posible sacudida económica como la de 2008, no afecte de manera tan brutal a varios países de la eurozona. Muchos votantes alemanes, en especial los que lo hacen Merkel, no ven con buenos ojos que sean ellos quien tenga que sufragar la recuperación.

Macron, sin embargo, tiene una visión más mutualista, y cree que los riesgos deben ser asumidos de manera global por el conjunto de la UE, en otras palabras, demanda una mayor solidaridad.

Aunque ambos se muestran partidarios de crear la Unión Bancaria, Alemania no muestra ninguna prisa  en la puesta en marcha del fondo de garantía de depósitos.

Macron, por su parte, cree que el fondo de rescate europeo actualmente existente (el Mecanismo Europeo de Estabilidad) y que ayudó mediante préstamos a los países más afectados por la crisis financiera, debería transformarse en un Fondo Monetario Europeo que permita amortiguar cualquier crisis financiera europea. Pero Merkel cree que eso supondría la modificación de los tratados y se muestra reacia a ella.

En junio próximo, ambos mandatarios se han comprometido a dar una propuesta conjunta para reformar la Unión Europea.

Más información:

El 25 de mayo entra en vigor la nueva Directiva de protección de datos

El 27 de abril de 2016 el Diario oficial de la Unión Europea (DOUE) publicó la nueva directiva sobre protección de datos. Como ocurre con todas las directivas, se establece un plazo para que los países miembros adapten sus legislaciones para el cumplimiento de la directiva. El plazo para ello vence el próximo 25 de mayo.

La nueva directiva y su reglamento van a ser aplicados, como hasta ahora, a responsables o encargados de tratamiento de datos dentro de la Unión Europea, pero ahora se amplía a aquellos, que aunque no se encuentren establecidos en la UE, suministren servicios o bienes destinados a ciudadanos de la Unión. Para ello estas empresas u organizaciones deberán nombrar a un representante en la Unión que mantendrá el contacto con las autoridades de supervisión.

Además el nuevo reglamento facilita que el usuario pueda borrar datos o se bloqueen cuando ya se encuentren obsoletos (derecho al olvido). Por otro lado, supone una mayor responsabilidad de las empresas u organizaciones en la custodia de los datos y la obligación de dar una mayor información legal en los formularios que se ofrecen a los ciudadanos para cumplimentar sus datos personales.

La importancia de los datos personales, además de ser una cuestión absolutamente privativa de sus dueños, se ha revelado recientemente a raíz del escándalo producido por la consultora británica Cambridge Analítica que presuntamente filtró datos desde Facebook de más de 87 millones de usuarios.

La facilidad con que los ordenadores almacenan datos y la cantidad de programas o aplicaciones que nos piden los nuestros personales está cobrando hoy día una importancia fundamental. El manejo de un gran volumen de datos (big data) se utiliza hoy día en estudios de mercado, de opinión e incluso de manipulación política, como se ha visto en elecciones recientes y en donde la contaminación informática ya se considera como un peligro potencial para la libertad de elección.

En España, ante la inminente aplicación de la nueva directiva, el gobierno está implementando el control sobre las entidades que gestionan derechos de autor o de propiedad intelectual, siendo la SGAE uno de los principales objetivos.

Más información:

Impulso de la Comisión para ganar la confianza de los consumidores europeos

Ayer, la Comisión Europea propuso un nuevo acuerdo para los consumidores de manera que puedan sentirse respaldados por sus derechos. El nuevo acuerdo, permitirá a los consumidores que entidades cualificadas realicen reclamaciones representativas, reforzando así las capacidades sancionadoras de los estados miembros, que tienen las competencias en materia de defensa del consumidor, y generando una política común para la Unión.

Gran parte de este nuevo avance en la defensa del consumidor, ha venido después del escándalo que recientemente afectó a los vehículos diésel, de cuyos motores se ocultaba la información real sobre la contaminación que generaban, y  de la respuesta que a este engaño se dio en los Estados Unidos.

Mientras allí, las empresas automovilistas que cometieron el fraude tuvieron que desembolsar grandes cantidades de dinero por las demandas interpuestas, en Europa la compañía responsable se ha podido ahorrar un buen dinero por no tener un marco legal adecuado que obligara a la empresa a hacerlo, sí a repararlo pero no a indemnizar.

El vicepresidente Frans Timmermann, declaró ayer que el nuevo acuerdo tiene como objeto lograr un mercado único más justo que beneficie a los consumidores y a las empresas, estableciendo un derecho de reclamación colectiva para los grupos de consumidores que hayan sufrido un perjuicio.

Por su parte la comisaria de Justicia, Vera Jourová, señaló: “En un mundo globalizado, donde las grandes empresas tienen una enorme ventaja sobre los consumidores individuales, es preciso igualar las posiciones

 Un aspecto importante del nuevo acuerdo es que también intenta imponer más transparencia en un mercado cada vez más emergente: el de compra o de oferta de servicios por internet. El acuerdo que se ha llevado al Parlamento Europeo, supondrá la modificación de algunas directivas relacionadas con los derechos de los consumidores.

Más información:

Orban continuará en la presidencia del gobierno de Hungría

Ayer se celebraron elecciones generales en Hungría y los resultados no fueron muy sorprendentes: Viktor Orban revalidó el triunfo con casi un 50 % de los votos.

Es la tercera vez que Orban y su partido, el Fidesz, ganan las elecciones legislativas húngaras, tras 2010 y 2014. El partido que ha obtenido más votos a continuación ha sido el ultraderechista Jobbik, después una coalición de izquierdas seguida de una coalición democrática, y en último lugar un partido ecologista.

El triunfo de Orban no es ninguna buena noticia para los refugiados e inmigrantes que se atrevan a acercarse a Hungría, pues el dirigente ultranacionalista ha basado su discurso en la “amenaza extranjera” como el fundamento de los problemas húngaros. En el año 2015, cuando se registró una gran oleada de exiliados procedentes de la guerra siria, Orban cerró las puertas de su país, dejando atrapados a miles de refugiados. Posteriormente levantó una doble valla en la frontera con Serbia para frenar la entrada de los demandantes de asilo.

Parece ser que buena parte del triunfo de Orban se debe a la alta participación y especialmente al voto rural, donde las consignas contra emigrantes, musulmanes y extranjeros en general, ha calado muy hondo. De hecho el partido de Orban promueve una política natalista húngara para evitar tener que contar con extranjeros para futuros trabajos.

El triunfo de Orban tampoco es una buena noticia para el conjunto de la Unión Europea. A pesar de pertenecer a ella desde 2004, estar en trámites para adoptar el euro y pertenecer al espacio Schengen, el gobierno actual se ha mostrado muy reacio a la adopción de medidas impuestas por la Unión Europea en materia de refugiados. No es el único país, desde luego, pero sí probablemente uno de los más contestatarios y con un discurso más abiertamente xenófobo.

Más información:

Acceso a los contenidos digitales de pago en cualquier país de la Unión Europea

Desde el 15 de junio de 2017 se estableció en la Unión Europea el fin del “roaming”, por el que las compañías de telefonía establecían una misma tarifa por el uso de los teléfonos contratados dentro de las fronteras de la Unión. La medida, según se ha ido viendo, ha resultado en un ahorro considerable para los usuarios de telefonía, a pesar de que con la nueva medida, las compañías telefónicas aumentaron sus tarifas y también se pusieron límites al roaming para evitar que los usuarios contrataran tarifas baratas en los países que las ofrecen.

Ahora, y desde el 1 de abril, algo parecido va a ocurrir con los contratos realizados con plataformas digitales: los contenidos de estas plataformas podrán visualizarse en otros países distintos a donde se ha celebrado la contratación; eso sí, dentro de la UE. De esta manera, películas, eventos deportivos, libros electrónicos, videojuegos, etc podrán usarse indistintamente en cualquier país miembro, sin que ello suponga un sobrecoste para el usuario.

La medida afecta a todos los proveedores de servicios de vídeos on line de pago, (Netflix, HBO, Canal +, Amazon Prime), los proveedores de servicios de televisión, los servicios de música en streaming, y las plataformas de videojuegos on line.

Los proveedores de contenidos digitales gratuitos, como son las radios y televisiones públicas también podrán hacer portátiles sus contenidos si así lo desean. Si es así, tendrán que cumplir con la nueva normativa.

Más información: