• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Más reciclado y mejor gestión de los residuos

Ayer los países miembros de la UE aprobaron una serie de medidas para adecuar la legislación sobre la gestión de residuos.

Las nuevas normas forman parte del programa conocido como “economía circular” aprobado en diciembre de 2015 y por el que trata de evitar la creación de más residuos o bien que éstos sean susceptibles de reciclaje. Las normas ahora adoptadas pretenden crear una jerarquización de los residuos y pondrán a la legislación europea a la cabeza de las normativas medioambientales en todo el mundo.

El ambicioso objetivo que se pretende conseguir es pasar del 55% al 65 % de reciclado en un plazo de diez años, entre 2025 y 2035. El tanto por ciento de 65 supone la media del total conseguido en los diferentes tipos de material reciclado: plástico, madera, metales ferrosos, aluminio, vidrio y papel y cartón, de los cuáles unos son más o menos fáciles de reciclar.

Por ahora, existe una norma de reciclaje en cuanto al vidrio, el papel y cartón, y el plástico y los metales. Para los próximos años, se prevé que se reciclen los residuos domésticos peligrosos, posteriormente los bilógicos y finalmente los residuos textiles, sin que ello quiera decir que tales residuos no puedan reciclarse ya (en España en los llamados “puntos limpios”), sino que se facilitará tales reciclados acercándola a la ciudadanía, o bien sometiéndola a la legislación.

Las nuevas normas van a tratar de hacer desaparecer los vertederos por el alto contenido contaminante que tienen en aguas, suelos y aire. Se pretende que para el año 2035, la superficie de los vertederos no supere el 10 % de la actual.

Parte importante de esta nueva legislación la tendrán los productores pues ellos se convertirán en parte responsable de los residuos en que se conviertan sus productos. Por tanto deberán de identificar sus productos y tratar de hacerlos más eficientes y fácilmente reciclables.

No menos importante es el tratar de evitar el desperdicio de alimentos y evitar en lo posible el vertido de basuras al mar.

Más información: