• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Proponen retrasar a 2021 la supresión del cambio horario

La presidencia de turno de la Unión Europea, que en este semestre corresponde a Austria, ha propuesto retrasar la decisión de no cambiar la hora en otoño y primavera que fue adoptada por una consulta pública realizada el pasado verano y que la Comisión hubo de aceptar.

La consulta pública no contó con demasiados participantes, salvo en Alemania, pero el dejar de lado los cambios de hora semestrales, fue mayoritario entre los votantes. La cuestión que a continuación se planteó, por parte de la Comisión Europea fue la de que horario aceptar: si el de verano o el de invierno, dejando la opción a lo que los países decidieran, y con ello se abrió la caja de los truenos porque ello creaba la posible opción de tener un abanico de horarios diversos dentro de la Unión Europea.

Inicialmente se pensó en octubre de 2019 como la última fecha en que se produciría el cambio horario, aunque, de acuerdo con el ministro austriaco de Transportes, existía bastante reticencia por parte de varios países por llevar a efecto la medida de manera tan rápida, por ello se ha buscado la nueva fecha de 2021. Una de las razones que se ha presentado como fundamental para esta decisión es la coordinación del tráfico aéreo.

Actualmente, dentro de la Unión Europea existen tres franjas horarias: la que se considera de la Europa occidental, la de la Europa Central (que supondría añadir una hora más a la occidental) y finalmente la de la Europa Oriental (que supondría añadir dos horas).

La posible elección por parte de cada país del huso horario preferido, podría complicar esta situación y crear un variado mosaico de horarios en Europa.

Para evitar esa situación, el ministro austriaco de Transportes propone respetar esos tres husos horarios y que los países se pongan de acuerdo con sus vecinos dentro de esos límites.

Más información:

SELFIE: nueva herramienta de aprendizaje digital en las escuelas

Se trata de una nueva herramienta que ayudará a todos los centros escolares de la Unión Europea, así como Rusia, Georgia y Serbia, a evaluar la manera en que utilizan la tecnología digital para la enseñanza y el aprendizaje. El objetivo de la Comisión es llegar a un millón de alumnos, profesores, y directores de centros escolares de aquí al término de 2019. A través de esta herramienta, los alumnos, directores y los profesores tienen que reflexionar sobre unos enunciados para evaluar si se utiliza la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje. Se realiza en unos 20-30 minutos y a continuación, la escuela recibe un informe conforme a esos resultados. Después, la escuela puede comenzar el diálogo en el seno de la comunidad educativa para definir las medidas que encaminen mejorar el uso de la tecnología para mejorar el aprendizaje. Entre ellas, podrían estar la formación específica para profesores o el apoyo a los alumnos en cuestiones como la seguridad en línea. Todas las respuestas son anónimas. Está disponible en las veinticuatro lenguas oficiales de la UE aunque se prevén más.

Más información

El rechazo al presupuesto italiano por Bruselas provoca la ira de la Liga Norte

Cuando los países miembros están presentando sus presupuestos a Bruselas para que sean revisados y reciban la conformidad de acuerdo con las normas establecidas por la Comisión Europea en cuanto a déficit, es decir que los ingresos y los gastos estén equilibrados, ayer ocurrió un hecho novedoso en la historia de la Unión Europea: por primera un presupuesto de un país miembro de la zona euro, fue rechazado por la Comisión, el presupuesto italiano.

Italia, desde las pasadas elecciones de marzo, se mueve en un terreno político bastante inestable. Aunque no es una novedad la inestabilidad política en este país, las pasadas elecciones no dieron una mayoría clara a ningún partido y dos de ellos, aparentemente opuestos, llegaron a un pacto de gobierno bastante extraño. Ambos partidos son euroescépticos y desde antes de las elecciones ya planteaban su animadversión hacia los ajustes económicos propuestos por el conjunto de la Unión Europea, rechazo adornado con unas buenas dosis de nacionalismo y populismo.

El rechazo del presupuesto italiano, motivó que un eurodiputado de la Liga Norte, escenificara ayer una reacción bufonesca en el Parlamento de Estrasburgo, al poner la suela de su zapato “Made in Italy” sobre las conclusiones presentadas por el comisario europeo de Asuntos Económicos rechazando el presupuesto italiano.

Pero no solo la Liga Norte rechaza el no de la Comisión Europea. También el Movimiento Cinco Estrellas, el otro socio de gobierno en Italia, ha manifestado que no se rendirán ante Bruselas. El gobierno italiano prevé un déficit del 2,4 % del PIB, una deuda del 130 % del PIB y un crecimiento del 1,5 % para 2019. El déficit triplica el objetivo propuesto por Bruselas.

Desde Bruselas advierten que el aumento en el gasto público y social, puede dar una sensación liberadora, pero que si no va acompañada de una reducción adecuada de la deuda, puede complicar el futuro económico. Italia es el segundo país de la UE con deuda más alta, tras España.

Italia tendrá que recomponer su presupuesto en las próximas tres semanas para volver a ser revisado por los expertos económicos de la Comisión. Algunos confían en que los mercados reaccionen castigando a la deuda italiana y por tanto apercibiendo al gobierno italiano de arreglar sus cuentas, pero eso es algo que se irá viendo en las próximas semanas.

Más información:

La Agencia Espacial Europea lanza una misión hacia Mercurio

Una misión conjunta entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia de Exploración Espacial Japonesa (JAXA), lanzó el pasado sábado un cohete Ariane 5, desde el Puerto Espacial Europeo, localizado en Kurú (Guayana Francesa), con lo que se pone en marcha un viaje de exploración para investigar cómo es el planeta más interior del sistema solar.

La misión que ha sido denominada BepiColombo en honor del profesor Giuseppe (Bepi) Colombo (1920-1984) quien descubrió que el planeta rota tres veces sobre su eje por cada dos revoluciones que daba alrededor del sol, y ayudó en los primeros viajes exploratorios de la NASA, es la tercera misión a Mercurio, después de que la agencia norteamericana sobrevolara y fotografiara el planeta en los años 1974-1975 y posteriormente lo orbitara entre 2011 y 2015.

Mercurio es el planeta menos explorado del sistema solar, aunque tiene, como Marte, Venus y la Tierra, una composición rocosa, su temperatura oscila entre los -180 bajo cero y los 430, alcanzando el viento solar una velocidad de 400 km por segundo, razones que explican la dificultad que entraña su exploración.

La preparación de la misión ha supuesto, por tanto, una aplicación tecnológica inusual en lo que se refiere al aislamiento y revestimientos térmicos. El cohete contiene dos orbitadores, uno europeo y otro japonés, que efectuarán mediciones simultáneas y complementarias en su entorno. La misión sobrevolará una vez la Tierra, dos veces Venus y seis veces Mercurio antes de entrar en su órbita en 2025.

Más información:

La Educación y la Formación en la UE progresan adecuadamente

Los objetivos relativos al desarrollo de la educación y la formación que la Unión Europea se propuso para el año 2020 parece que se van cumpliendo, según se desprende de la publicación que el Monitor de la Comisión Europea para estas dos cuestiones hizo pública ayer.

La publicación de este año, se ha centrado especialmente en lo que se denomina “educación para la ciudadanía”, es decir, la educación que hace que los ciudadanos europeos sean conscientes del compromiso, la inclusión y la comprensión de los derechos de los ciudadanos. El progreso realizado en este ámbito es naturalmente bien recibido por la UE, que ve que sus instituciones y la democracia que representan van siendo bien conocidas por los jóvenes europeos.

Pero además de este factor de tipo colectivo, el informe también tiene en cuenta el esfuerzo realizado por los países miembros para conseguir objetivos de reforma y modernización de los sistemas educativos que se fijaron para el año 2020.

No obstante no todo son noticias positivas, porque existen diferencias notables entre los países y también dentro de los propios países. Uno de los objetivos fijados por la UE es combatir con la máxima energía el problema del abandono escolar. El porcentaje de niños que abandonan la escuela sin unas competencias mínimas de conocimiento, es decir sin haber obtenido una titulación, se acercó el año 2017 al 10.6 %.

El Monitor también refleja el gasto que los estados hacen en educación. En el conjunto de la UE, la financiación pública de la educación aumentó en un 0.5 % en el año 2016 con respecto al año anterior. Pero, sin embargo, eso no implica que todos los países lo hayan hecho, y hay varios países que siguen invirtiendo menos de lo que invertían antes de la crisis económica. En otras palabras, han relegado la educación a un segundo plano, tratándose como se trata de una inversión fundamental. Trece son los estados miembros que no han recobrado la inversión que dedicaban al presupuesto en educación en los años anteriores a 2008.

En el caso de España, la inversión en educación permanece estable, aunque sí está por debajo de la media europea. La publicación referida a España, también hace notar importantes diferencias regionales respecto a cifras de abandono escolar o consecución de objetivos. Hace también hincapié en el impulso que debe darse a la formación profesional.

La educación forma una parte importante dentro de la agenda política de la UE. Para 2025 la Comisión y los estados miembros quieren que exista un Espacio Europeo de Educación que mejore el aprendizaje, la cooperación y la excelencia. Son varios los programas dedicados a conseguir estos objetivos: el programa Erasmus +, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, el Cuerpo Europeo de Solidaridad, la agenda Horizonte 2020 y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

Más información:

La ultraderecha europea se congratula del avance del populismo contra “el búnker de Bruselas”

eleccioneEl pasado lunes se reunieron en Roma el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, y la líder ultraderechista francesa, Marine Le Pen, mostrando ambos gran satisfacción ante el avance que están consiguiendo fuerzas políticas en diferentes naciones que cuestionan el modelo liberal político que se instaló hace décadas en la mayoría de los países.

Para el caso europeo, Salvini y Le Pen, suponen un movimiento de extrema derecha, caracterizado por un discurso ultranacionalista y xenófobo, muy contrario, por tanto al discurso europeísta de Bruselas. Ambos líderes vaticinan que las próximas elecciones europeas de mayo, van a suponer la derrota de lo que han denominado el “búnker de Bruselas”.

Para ambos líderes, que, de momento, han descartado presentarse en una lista única (posteriormente unirían fuerzas en el parlamento europeo), el problema actual de Bruselas es el ánimo de unificar políticas imponiendo sanciones a los países que las incumplan. Ellos pretenden crear una “comunidad europea” que se base en el respeto a las decisiones nacionales. Le Pen definió sus objetivos de la siguiente forma: “Estamos en contra de la Unión Europea pero no contra Europa. De hecho queremos salvar a Europa”

Y ambos, como han hecho varios países del este europeo pertenecientes a la UE, aprovechan la crisis migratoria actual, como arma arrojadiza contra Bruselas y su dubitativa respuesta al problema. El discurso antiinmigración se articula en torno a las diferencias religiosas, étnicas y de costumbres que los inmigrantes aportan a la sociedad en que se radican, si es que logran hacerlo. El ultranacionalismo cree que esto es un peligro.

Las huellas de la crisis económica de 2008 y cierto cambio de paradigma económico tras ella, todavía se dejan sentir en buena parte de las sociedades europeas. Las políticas de reducción del déficit, que ha supuesto, en general, un recorte de los servicios sociales o la falta de empleo ha creado malestar en muchos países europeos, que todavía no se ha apagado.

Es en ese caldo de cultivo del descontento, donde los radicales xenófobos pueden recolectar a sus votantes. Con su discurso de que Europa, y los países que la integran, volverán a ser grandes cuando recuperen su autonomía de decisiones, los populistas pretenden hacerse con el parlamento europeo el próximo mes de mayo.

Más información

El Parlamento Europeo vota a favor de reducir las emisiones de los automóviles

Si la Comisión europea quería una reducción de emisiones de CO2 del 30% para el año 2030, el Parlamento europeo ha subido el listón y para ese año 2030, quiere que la reducción sea del 40%. La propuesta fue aprobada por una mayoría parlamentaria de 389 votos a favor, 239 en contra y 41 abstenciones.

Al mismo tiempo que se aprobaba esta reducción, también se tuvo en cuenta la paulatina reducción, de modo que para 2025 ya haya una reducción del 20% con respecto a las emisiones que se den en 2021 y para 2030 éstas sean del 40% menos.

Ahora tendrán que hablar los estados miembros, a través del Consejo de la UE, la forma de aplicar lo aprobado y finalmente la Comisíón deberá emitir una directiva que fije el proceso.

Lo aprobado por el Parlamento Europeo supone un importante reto a los fabricantes de automóvíles, tanto comunitarios como extracomunitarios, si quieren que sus automóviles sean aceptados en la UE. De hecho, la drástica propuesta ha levantado las preocupaciones de los fabricantes europeos que ya cuestionan lo drástico del recorte. Muchos de ellos, plantean el elevado coste de los automóviles que ello supondrá debido al desarrollo tecnológico en el que tendrán que emplearse. Otros plantean la competencia de países asiáticos, como Japón, con una tecnología de las baterías eléctricas mucho más desarrollada que la europea.

Todo ello ocurre pocos meses después del escándalo que supuso la manipulación de los controles de emisiones por parte de varios fabricantes europeos.

Los defensores del medio ambiente, por el contrario, aplauden que las tasas permitidas se hayan elevado, mencionando a la contaminación producida por los automóviles como la principal causa del cambio climático.

Más información: