• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Las dificultades del “Brexit”

Ayer el Consejo Europeo, que reúne a los jefes de estado o gobierno de los 27 (aún 28, contando con Reino Unido) decidió, tras largas deliberaciones, conceder una prórroga al Reino Unido acerca del “brexit”.

El próximo día 29 de marzo era la fecha fijada para la salida, pero al no haber aceptado el Parlamento británico los términos del acuerdo de salida que la primera ministra británica fijó con Bruselas, esa fecha sólo serviría para que Reino Unido abandonara la UE sin acuerdo.

La prórroga concedida, no obstante, no es sin condiciones. Los veintisiete, han fijado una nueva fecha, la del 22 de mayo, justo antes de las elecciones al Parlamento Europeo. Pero Bruselas además no está dispuesta a renegociar el tratado de salida, con lo que el Parlamento británico tendrá que aprobar el acuerdo negociado por las dos partes.

Parece poco probable que los parlamentarios británicos vayan a aprobar ahora el acuerdo (la próxima semana debería volver a votarse) así que, si los británicos quieren una prórroga más larga del 22 de mayo, deberían decirlo antes del 12 de abril (fecha límite en Reino Unido para convocar las elecciones al Parlamento europeo), y además, argumentar las razones para la prórroga y participar en las elecciones europeas de finales de mayo.

La primera ministra británica tuvo que aceptar las condiciones impuestas, pese a que ella hubiera preferido una prórroga de tres meses, hasta el 30 de junio. Pero entre medio se encuentra la celebración de las elecciones europeas. Si Reino Unido quiere retrasar hasta finales de junio su salida de la UE, debe participar en las elecciones europeas, algo que Reino Unido ya daba por hecho que no participaría.

Esta última opción que es la que contenta a los más pragmáticos europeístas, por cuanto supone tomar un periodo de reflexión más largo y en el que cabría la posibilidad de que un segundo referéndum tuviera lugar.

De hecho, poco después de que la primera ministra británica culpara en un discurso televisado a los parlamentarios británicos por la situación en que se encuentra su país, la web del parlamento británico recogió más de dos millones de peticiones de cancelación del brexit y para mañana sábado, hay convocada una manifestación demandando un segundo referéndum.

Más información: