• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Asistencia en la Unión Europea cuando estamos de vacaciones

Las vacaciones pueden verse desgraciadamente interrumpidas por algún accidente o indisposición. Si estamos de viaje en algún país de la UE, ¿qué podemos hacer?

La Tarjeta Sanitaria Europea. Es conveniente sacarse esta tarjeta antes de emprender el viaje. Con ella demuestras que tienes un seguro médico en un país de la UE, lo que te da derecho a prestaciones sanitarias que no puedan esperar el regreso a tu país. Incluso si no llevas la tarjeta contigo o no puedes utilizarla, en el caso de una asistencia privada, no pueden negarte la asistencia médica, aunque pueden hacértela pagar por adelantado y luego tendrías que reclamar el reembolso al regresar a tu país.

Pedir la tarjeta sanitaria en España, se hace a través del enlace: http://bit.ly/2XLJpWA . Rellenaremos una solicitud y en pocos días la recibiremos en casa.

Si necesitamos tomar una medicación, las recetas extendidas por los médicos en tu país, son válidas en todos los países de la UE, pero puede que el medicamento no esté disponible o tenga otra denominación. Existen modelos de recetas transfronterizas en las que una serie concreta de datos pueden servir para identificar los medicamentos. Los medicamentos que están exentos o rebajados de precio en un país por nuestro seguro, puede no estarlo en otro, con lo que si no piden abonarlo, deberemos hacerlo y luego reclamar a nuestro seguro.

No obstante, los medicamentos pueden estar reglamentados por normas de cada país, con lo que es preferible llevar la medicación desde el país de origen.

¿Y si tengo un accidente con mi automóvil? Todos los automóviles deben de tener un seguro, llamado “obligatorio” o “a terceros” que cubren los daños que el conductor de ese vehículo pueda causar. Hay otros tipos de seguros que son voluntarios, como el “a todo riesgo”, que cubriría también los daños que pueda sufrir el vehículo, pero que no son obligatorios. Mientras que el primero se encuentra regulado en los países de la UE, el voluntario no lo está tanto, con lo que conviene tener toda la información acerca de lo que tenemos contratado para evitar posteriores sorpresas.

Si tienes un accidente en el extranjero, la ley que se aplicará es la del país donde ocurra, con lo que la cuestión de las indemnizaciones puede variar. Es conveniente rellenar un parte de accidente que contenga todos los datos posibles. Las aseguradoras suministran el llamado “Parte Europeo de Accidente” que refleja todos los datos que deben rellenarse.

Más información