• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Coronavirus y el Pacto Verde Europeo

Si algo o alguien ha salido beneficiado de la crisis que ha provocado el coronavirus, éste ha sido el medio ambiente. La paralización de la vida activa y laboral en muchas partes del mundo ha hecho que las cifras de contaminación hayan caído a niveles que hacía muchos años que no se conocían: las ciudades han perdido sus famosas boinas de contaminación, el transporte en todas sus formas ha tenido un descenso en picado, los animales han recuperado territorios que habían ido perdiendo desde hacía tiempo, el silencio en las ciudades resultaba ya desconocido, etc.

Algunas asociaciones ecologistas relacionan la pandemia con la degradación del medio ambiente: la contaminación como posible transmisor, la desaparición de la biodiversidad, la subida de las temperaturas, son vistos por algunas de estas organizaciones como posibles causas de la pandemia. Algunas de estas organizaciones argumentan incluso que todos estos daños ambientales han dado origen a los últimos brotes epidémicos, producidos por la transmisión de virus animales a humanos (en lo que llevamos de siglo XXI ya ocurren por tercera vez: la producida por el SARS-CoV (el síndrome respiratorio agudo grave), el MERS (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) y actualmente la del Covid-19); brotes producidas por la presión humana sobre el medio ambiente.

Pero además del coste en vidas humanas, la actual crisis está planteando un serio problema económico que muchos analistas pronostican como peor que la crisis económica de 2008.

Ante el desafío de volver a la normalidad económica, se están cuestionando los modelos que deben seguirse para la recuperación. La preocupación por recuperar la normalidad es tal que ciertos países quieren volver a pulsar la tecla del desarrollo a toda costa volviendo a utilizar cualquier método que lo permita, lo que supone la vuelta al uso de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón o saltarse medidas ambientales ya reconocidas como perniciosas para el planeta y por añadidura a la humanidad.

Volver a un criterio que ya se considera superado y muy cuestionado es la alarma que se ha disparado entre diferentes grupos de presión, que quieren que no se olviden los acuerdos alcanzados contra el cambio climático y las diferentes directrices que ya se habían conseguido.

En el caso de la Unión Europea y con motivo de la toma de posesión de la nueva Comisión dirigida por Ursula von der Leyen en otoño del pasado año, se presentó el llamado Pacto Verde Europeo, un proyecto que planteaba y plantea desarrollar un modelo de desarrollo sostenible en el seno de la Unión Europea y cumplir así con los objetivos de la agenda de desarrollo sostenible de la ONU para 2030.

Pero, por el momento, la agenda de la nueva Comisión, y dentro de ella, el Pacto Verde Europeo han quedado arrollados por la pandemia, y la urgencia y necesidad de actuar contra ella y sus efectos han ganado, naturalmente, prevalencia.

Por ello un grupo parlamentario europeo conocido como la Alianza Europea para una Recuperación Verde ha presentado un manifiesto al que se han unido 180 responsables políticos, directivos de grandes multinacionales, sindicatos, ONGs y expertos científicos en el que reivindican que la Unión Europea utilice el pacto Verde para salir de la crisis económica derivada de la pandemia. La propuesta se alinea con una carta firmada por trece ministros de Medio Ambiente de países miembros de la UE, en la que reclamaban que no se olvidara el Pacto verde como consecuencia del coronavirus.

En la propuesta presentada, se indica que deben realizarse inversiones masivas (como las que ya se están proponiendo) que tengan principios ecológicos. En su opinión ya se han dado avances importantes en ese sentido (los coches eléctricos, el paulatino abandono del petróleo y el carbón, dando paso a la energía eólica o la solar, que se han abaratado significativamente, la limitación del tráfico en las ciudades, los tratamientos de aguas, etc) como para no proseguir con el desarrollo y la implementación de todos esos avances, que además pueden crear un número significativo de nuevos empleos, y mejorar además el estilo de vida de los ciudadanos.

Más información:

http://https://ec.europa.eu/info/strategy/priorities-2019-2024/european-green-deal_es

http://https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_19_6691

Concurso #EuropaEnCasa

Los Centros de Información Europe Direct detallados al final de este artículo, dadas las limitaciones que ha impuesto el COVID-19 para el desarrollo de nuestros planes de comunicación, lanzamos en colaboración con la Representación de la Comisión Europea en España, un juego online a través de los perfiles en Instagram y Twitter y donde se puedan aprender hechos interesantes de la Unión Europea.

El objetivo es ofrecer un mayor conocimiento de la Unión Europea a la ciudadanía, a través de una actividad amena, con la que además queremos reivindicar y poner en valor los principios de la Unión: Ciudadanía, Solidaridad, Dignidad, Igualdad, Libertad y Justicia, más necesarios que nunca en una época de crisis como la que vivimos con el coronavirus.

 METODOLOGÍA

El concurso se desarrollará a nivel nacional, a través de los perfiles en Instagram o Twitter de los Centros de Información y Documentación Europeos (en adelante, EDIC/ EDC) participantes. El hashtag común del concurso será #EuropaEnCasa .Se han elaborado 35 preguntas sobre distintas materias de la UE: medio ambiente, política, historia, protección animal, derechos, etc.En Instagram cada centro lanzará dos preguntas diarias en sus stories, una a las 11.00h y otra a las 19.00h y monitorizará quiénes son las personas que van contestando y acertando a diario. En Twitter cada centro publicará una pregunta cada día, a las 11.00h. Se encargará igualmente de monitorizar quiénes son las personas que van contestando y acertando a diario. El resto de centros se encargarán de publicar esa misma pregunta, etiquetando al centro responsable de la misma en su story de Instagram o post de Twitter.

DURACIÓN

Del 27 de abril al 6 de mayo, saldrá una pregunta por la mañana a las 11:00 y otra por la tarde a las 19:00, todos los días en Instagram. En Twitter, será el mismo plazo, pero únicamente habrá una pregunta diaria que saldrá por la mañana. Final nacional: 9 de mayo, en horario de tarde, mediante Kahoot.

PREMIOS

A nivel local, ganarán las dos personas que más preguntas hayan acertado durante más días consecutivos. En caso de haber más, emplearemos la plataforma SORTEA2, gratuita y que permite elegir de forma aleatoria.Se sortearán dos lotes de material de la Unión Europea a nivel local que serán responsabilidad exclusiva de cada centro.Entre los ganadores locales, tanto en Twitter como en Instagram, se desarrollará una gran final para dirimir quién es el/la ganador/a a nivel nacional, donde cada centro EDIC/ EDC elegirá una pregunta final, a través de la plataforma multirrespuesta Kahoot. La gran final se celebrará el día 9 de mayo, en horario de tarde. Los/as ganadores/as locales serán informados de la hora y día de esta final y serán responsables de conectarse a esa hora para poder acceder al juego. La plataforma se encarga de determinar el ganador (la plataforma mide la velocidad de respuesta y el porcentaje de aciertos).  A nivel nacional, el ganador o la ganadora obtendrá un viaje a Bruselas para cuatro personas. Este premio lo otorga la sede de la Representación de la Comisión Europea en España. El premio será un viaje para cuatro personas a Bruselas.

REQUISITOS DE PARTICIPACIÓN

  • Ser mayor de edad
  • Tener una cuenta de Instagram o Twitter
  • Ser seguidor/a del Instagram o Twitter de la Representación de la Comisión Europea en España y el centro local que lanza la pregunta.

CENTROS PARTICIPANTES

A través de Instagram:

 

Localización @instagram
1 Ciudad Real @europedirectcr
2 Tarragona @europedirecttgn
3 Segovia @europedirectsegovia
4 Maestrazgo @europedirectmaestrazgocaire
5 Andalucía Rural @europedirectandaluciarur
6 Salamanca @europedirectsalamanca
7 Coruña @Europedirectcoruna
8 Andújar @europedirectandujar
9 Granada @europedirectgranada
10 Huelva @europedirecthuelva
11 Zamora @europedirectzamora
12 Campo de Gibraltar @europedirectcg
13 Castellón @europedirectcastellon
14 Sevilla @europedirectus // cde_us
15 Castilla-La Mancha @europedirect.clm
16 Donosti @kaixoeuropa
17 Albacete @EDAlbacete

A través de Twitter:

 

  Localización Twitter
1 Olivenza @ceiprex
2 Cáceres @EuropeDirectCC
3 Oviedo @ED_Asturias
4 Bilbao @EuropeDirectBiz
5 Las Palmas @EUROPEDIRECTLSP
6 Madrid @MadridEuropa
7 Zaragoza @EuropeDirectAra
8 Córdoba @EuropeDirectCor
9 Castilla y León @EuropeDirectCyL

Concurso #EuropaEnCasa

 

Iniciativa de inversiones de respuesta al coronavirus, Coronavirus Response Investment Initiative Plus (CRII+)

La Comisión Europea aprobó el 30 de marzo de 2020 nuevas acciones para movilizar inversiones y fondos esenciales en respuesta al coronavirus, el llamado Coronavirus Response Investment Initiative Plus (CRII+).

El nuevo paquete de medidas complementa iniciativas anteriores flexibilizando el uso de los fondos estructurales y de inversión que no se hubieran utilizado por los países miembros. Estos 37.000 millones de euros no utilizados por los países no se reparten según la incidencia del coronavirus en cada país sino que cada país puede utilizar solo sus fondos no gastados. Hay por tanto diferencias notables entre los países beneficiados: Hungría recibe 5.600 millones (3,9% del PIB) mientras que España dispone de 4.145 millones (0,3% del PIB) e Italia 2300 millones (0,1 % del PIB).

La flexibilidad según el nuevo CRII+ se refiere a:

1. La posibilidad de transferir gasto entre los tres fondos de cohesión (el Fondo de Desarrollo Regional, el Fondo Social Europeo y el Fondo de Cohesión.
2. Transferencia entre diferentes categorías regionales.
3. Flexibilidad para concentrar el gasto por temática.
4. Una tasa de cofinanciación de la UE del 100% para los programas de la política de cohesión del ejercicio contable 2020-2021, que permite a los Estados miembros beneficiarse de la financiación total de la UE para medidas relacionadas con la crisis.
El paquete CRII+ también simplifica los procesos vinculados a la implementación del programa, el uso de instrumentos financieros y la auditoría. Esto no tiene precedentes y está justificado debido a la situación extraordinaria que ha provocado el brote de coronavirus.

Además, CRII + brinda apoyo a los más desfavorecidos al cambiar las reglas del Fondo de Ayuda Europea a los más desfavorecidos (FEAD). Por ejemplo, será posible entregar ayuda alimentaria y asistencia de material básico a través de cupones electrónicos y proporcionar el equipo de protección y, por lo tanto, reducir el riesgo de contaminación.

También, será posible financiar medidas al 100% para el año contable 2020-2021.

Por otra parte, las enmiendas al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) permitirán una reasignación más flexible de los recursos financieros dentro de los programas operativos en cada Estado miembro y un procedimiento simplificado para modificar los programas operativos con respecto a la introducción de las nuevas medidas.

Las enmiendas también brindarán apoyo para el cese temporal de las actividades pesqueras y para la suspensión de la producción y los costos adicionales para los acuicultores, así como para las organizaciones de productores para el almacenamiento de productos pesqueros y acuícolas.

CRII + complementa el primer paquete de medidas de la Iniciativa de Inversión de Respuesta de Coronavirus(CRII), que se concentró en la movilización inmediata de fondos estructurales, para permitir una pronta respuesta a la crisis. A este respecto, se introdujeron una serie de cambios muy importantes que ampliaron el alcance del apoyo de los Fondos, proporcionaron liquidez inmediata y dieron flexibilidad en las enmiendas del programa. El primer paquete de la Iniciativa de Inversión de Respuesta Coronavirus consistió en tres elementos principales: alrededor de € 8 mil millones de liquidez inmediata para acelerar hasta € 37 mil millones de inversión pública europea, flexibilidad en la aplicación de las normas de gasto de la UE y ampliar el alcance del Fondo de Solidaridad de la UE.

https://ec.europa.eu/regional_policy/en/newsroom/news/2020/04/04-02-2020-coronavirus-response-investment-initiative-plus-new-actions-to-mobilise-essential-investments-and-resources

https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/QANDA_20_574

Los derechos de los animales. Protección en la Unión Europea

Los derechos de los animales son una realidad que ha venido para quedarse en Europa. Con el avance del tiempo y el cambio en las percepciones sociales, los animales de compañía (o domésticos) forman, cada día más, parte de nuestra familia, lo que implica una lógica revisión de sus derechos.

Los países de la Unión Europea se han movido a diferentes ritmos sumándose a estas medidas expansionistas en favor de nuestros mejores amigos no humanos. Un ejemplo ha sido España, adscribiéndose recientemente a un convenio europeo que busca un mayor alcance en términos legales, pero que aun precisa de un alcance general europeo, ya que la mayoría de los estados miembros presenta una legislación muy limitada.

¿CÓMO SON LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES EN EUROPA? 

En primer lugar, tenemos que ser conscientes de que cada país de la Unión tiende a desarrollar normas propias, en algunos casos más ambiciosas y en otros más limitadas, sin que exista una norma europea de obligado cumplimiento y de alcance general.

Existe, sin embargo, el Convenio Europeo para la Protección de animales de compañía de 1987. Este texto propicia la cultura de respeto hacia los animales y la ética productiva entre los estados de la UE, incluyendo en sus apartados diversos incentivos para las regiones que quieran, permitiéndolas continuar en el avance de la protección de los animales.

El Convenio, no obstante, no es común a toda la Unión Europea. España se ha convertido en el decimoctavo país de la UE en incorporarse a la iniciativa y en comprometerse a la aplicación de las directivas en sus fronteras; Se trata, sin duda, de un importante avance en el reconocimiento de los derechos de los animales.Cabe destacar que el Convenio Europeo para la protección de los animales domésticos, aunque puede considerarse avance y semilla de un esperado futuro acuerdo común, sigue sin ser un medio suficiente para el reconocimiento legal de los derechos de los animales en Europa; Es decir, que su existencia y aprobación no exige o presupone que los países de la Unión admitan que los animales tienen derechos que reconocer.

Hoy en día podríamos decir que la mayoría de la sociedad civil en Europa reconoce y comparte que los animales tienen derechos y deben ser tratados como seres sensibles y no como cosas u objetos, sin embargo, esta opinión no se refleja en las leyes de sus respectivos países, ya que la mayoría aún no reconoce jurídicamente los derechos de los animales, siendo estos tipificados como “objetos” pertenecientes a su comprador.

La crítica desde los colectivos animalistas y sociedades protectoras es que el convenio tiene una aplicación escasa y una cobertura de puntos mínimos con muchas lagunas, por ejemplo, permite avanzar en materia de los derechos de los animales de compañía, pero  no en la de los entendidos como salvajes o exóticos, lo cual resta efectividad a su contenido en vista de la popularidad de animales que, siendo adaptados por familias, no son considerados tradicionalmente como de compañía como los hurones, cerdos vietnamitas, loros…

Además, otra velada crítica reside en que cuando el Convenio contempla medidas de protección en el empleo de animales en actividades comerciales, generalmente se centra la discusión en laboratorios e industrias tecnológicas, pero no en los campos productivos de ocio ni tampoco en el sufrimiento y condiciones de los animales en mataderos; Por este motivo, la mayoría de los avances legales no beneficia a los millones de animales de granja que viven enjaulados y hacinados en la UE.

Se hace por tanto necesario recordar que en pleno 2020, la mayoría de estos animales (que representan el mayor porcentaje en número en Europa) no tienen reconocido en su día a día ni siquiera los aspectos más básicos del bienestar animal; Mientras las mascotas vienen conquistando poco a poco cierta personalidad jurídica, los animales de granja continúan siendo vistos solo como fuentes de alimentos o bienes de consumo para el ser humano.

Por ello, iniciativas de particulares como “no más jaulas” van ganando cada vez más apoyo de la sociedad civil europea y son cada vez más apoyadas con subvenciones y visibilidad por las instituciones europeas, siendo un paso necesario de los muchos que quedan aún por dar para lograr una protección real y efectiva, en la que la UE, aún con sus tímidos avances, es considerada en la actualidad como el lugar más seguro jurídicamente para un animal.

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO. Instrumento de ratificación del Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987. núm. 245, de 11 de octubre de 2017

Mis animales. Los derechos de los animales en Europa

Himno de la Alegría: un himno para Europa

El año 2020 se ha proclamado “Año Beethoven” ya que celebramos los 250 años del nacimiento del compositor en Bonn.

Beethoven no fue un héroe teórico en medio de la nada: fue un espectador en primera línea de las convulsiones de su tiempo: la Revolución Francesa, las guerras napoleónicas y el Congreso de Viena ; Beethoven fue zarandeado por guerras incesantes y sus vivencias dejaron una huella audible en sus obras.

La melodía que simboliza a la UE, Himno a la Alegría, procede del último movimiento de la Novena Sinfonía compuesta por Beethoven, que decidió poner música a la “Oda a la Alegría” escrita por Schiller en 1785.

La Sinfonía número 9 en re menor, opus 125, conocida también como “Coral”, es la última sinfonía completa del compositor alemán. Es una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la música y el arte. Beethoven encarna el tránsito del estilo clásico al estilo romántico, rompiendo el esquema cerrado de las formas musicales para adaptarlas a esta incipiente libertad individual.

En 1817 la Sociedad Filarmónica de Londres encargó la composición de la sinfonía. Beethoven comenzó a componerla en 1818 y finalizó su composición a principios de 1824. Sin embargo, tanto la parte coral como las notas de la sinfonía disponen de fuentes para datarlas en un momento temprano en la carrera de Beethoven ya que el compositor con solo 22 años ya tenía intención de musicar el poema de Schiller.

La obra se estrenó en Viena en 1824 con gran éxito de público, sin embargo, Beethoven no podía oír la música pero la siguió en una copia de la partitura, imaginando en su mente los sonidos que todos los demás escuchaban.

Precisamente, una adaptación de la sinfonía, realizada por Herbert von Karajan en 1972, fue convertida por el Consejo de Europa en el himno de la Unión Europea. El himno no solo simboliza a la Unión Europea, sino también a Europa en un sentido más amplio. La “Oda a la Alegría” de Schiller expresa la visión idealista de la fraternidad entre los seres humanos, visión que Beethoven compartía.

El himno no tiene letra, solo música. En el lenguaje universal de la música, es la expresión de los ideales europeos de libertad, paz y solidaridad. El himno europeo no pretende sustituir a los himnos nacionales de los países de la UE, sino más bien celebrar los valores que todos ellos comparten. El himno se toca en las ceremonias oficiales de la Unión Europea y, en general, en todos los acontecimientos de carácter europeo.

En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, donde forma parte de la herencia espiritual de la humanidad.

https://europa.eu/european-union/about-eu/symbols/anthem_es

Puedes escuchar el himno europeo en este enlace de la versión interpretada por la Joven Orquesta de Viento de la Unión Europea, dirigida por André Reichling.

Para celebrar este evento, la Oficina de la Comisión EUropea en España, ha lanzado el reto #BeethovenEnCasa, y consiste en invitar a los ciudadanos a interpretar su versión del Himno de la Alegría, grabarlo en vídeo y compartirlo en Instagram.

https://ec.europa.eu/spain/beethovenencasa_es

Nuevo Europass

El formato de Curriculum Vitae Europass ha sido actualizado. El nuevo va a ofrecer herramientas e información para estudiantes, trabajadores y solicitantes de empleo en toda la Unión Europea para gestionar sus profesiones y estudios. Éste incluirá:

  • Europass e-Portfolio: es una herramienta en línea para que los usuarios describan sus habilidades y de esta manera puedan encontrar oportunidades interesantes de trabajo y carreras, administren sus aplicaciones y, creen su Curriculum Vitae y ​​cartas de presentación.
  • Información sobre cómo trabajar y estudiar en diferentes países de la Unión Europea.
  • Credenciales digitales: herramientas y software gratuitos para que las instituciones puedan enviar calificaciones digitales a prueba de manipulaciones y otras credenciales de aprendizaje.
  • Interoperabilidad: Europass podrá conectarse con servicios de empleo y centros de enseñanza para permitir a los usuarios conectarse y realizar solicitudes.

 Europass ofrece el soporte necesario a la gente para redactar de manera comprensible las habilidades y cualificaciones de sus carreras y estudios. Por lo tanto:

  • Ofrece herramientas e información para los interesados, proveedores de servicios, profesionales del mercado laboral y los sistemas de educación y formación.
  • Es una plataforma segura, accesible y fácil de usar ofrecida por la Unión Europea.
  • Facilita la interoperabilidad para cualquier organización que desee intercambiar datos con Europass , respetando plenamente la privacidad de los datos.
  • Es desarrollado mediante la cooperación entre la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE.

Más información

 

El papel de las mujeres en la historia de Europa

El papel de las mujeres en la historia de Europa ha supuesto una pieza angular en la construcción del continente que conocemos hoy en día, junto con los derechos, libertades y oportunidades que conlleva la ciudadanía europea.

Sin embargo, en el seno de las instituciones, la representación de las mujeres no ha tenido el mismo peso que la de los hombres, a pesar de que la igualdad es uno de los valores fundamentales de la Unión Europea, haciéndose patente ya en el Tratado de Roma de 1957, donde se establecía por primera vez el principio de igualdad de retribución para un mismo trabajo. Aunque es cierto que, desde entonces, los esfuerzos de la Unión Europea en este aspecto han ido encaminados a hacer frente a toda clase de discriminación por razón de género (encontrándonos en el continente más seguro y equitativo para las mujeres) la realidad es que todavía la lucha por los derechos de las mujeres y su protección es un tema candente que en la actualidad ocupa un lugar central en los debates más elevados.
Es cierto que cada vez el número de mujeres ocupando altos cargos en las instituciones de la Unión Europea es un aspecto más común, a pesar de ello el trayecto no ha sido fácil y como se ha mencionado anteriormente, aun queda mucho camino por recorrer.

La nueva Comisión Europea presentó el 5 de marzo de este año la Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025, con la cual se pretende alcanzar una visión, unos objetivos políticos y las acciones necesarias para lograr progresos reales en materia de igualdad de género en Europa y de la misma manera, lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales cuentan con objetivos independientes sobre la igualdad de género en la Agenda 2030. Dichos objetivos tienen un enfoque dirigido a eliminar la violencia contra las mujeres, el reconocimiento del cuidado no remunerado y el trabajo doméstico, y la capacidad de acceso universal a la salud sexual, reproductiva y, en consecuencia, de los derechos reproductivos de la mujer.

Por su parte, existen compromisos específicos con la incorporación de la perspectiva de género en todos los nuevos objetivos de la Comisión, así como en las metas e indicadores de desarrollo sostenible, los cuales superan las fronteras europeas. De igual manera el Parlamento Europeo demanda la lucha ante el retroceso en igualdad de género, fijando sus prioridades ante la cumbre de la ONU sobre la mujer, donde la Unión Europea responderá con total firmeza ante cualquier medida que pueda minar los derechos de la mujer.

Como se puede observar, los esfuerzos y las iniciativas relacionadas con la igualdad de género están destinados a erradicar la desigualdad, siendo una prioridad en el día a día de la agenda política europea. Sin embargo, sigue siendo un hecho que las mujeres continúan estando subrepresentadas en la política tanto a escala local, nacional, como a nivel europeo, lo que hace ver que aún queda mucho por luchar para alcanzar una igualdad plena y verdadera.

Actuación de la UE en favor de las mujeres

Gender balance in decision-making

Achieving Balanced Participation of Women and Men in Political and Public Decision-Making

 

 

MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), una de las medidas de ayuda financiera de la UE para responder a la crisis económica provocada por el coronavirus

Los Veintisiete se han marcado cinco prioridades en la hoja de ruta a seguir en la crisis del coronavirus: frenar la propagación del virus, ayudar a países a obtener material médico, trabajar en vacunas y terapias, ayudar a repatriar a todos los europeos y tomar medidas económicas.

Las medidas económicas de la Unión Europea ante la crisis económica generada por el coronavirus se están negociando en estos días; se han activado ya los siguientes programas: Coronavirus Response Investment Initiative Plus, instrumento de solidaridad SURE, Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas, Ayudas a la Pesca y Agricultura y el Instrumento de Ayuda de Emergencia de la Unión Europea en favor del sector sanitario. Sin embargo, el mecanismo de ayuda que más polémica está generando es el llamado MEDE.

MEDE: Asistencia financiera para los Estados miembros pertenecientes a la zona del euro

Los Estados miembros de la zona del euro que experimenten dificultades de financiación o se vean amenazados por tales dificultades pueden recibir apoyo financiero a través del mecanismo europeo de estabilidad, una entidad financiera creada por los Estados miembros de la zona del euro.

Las economías de la zona del euro son interdependientes debido, entre otras cosas, a su moneda común. Por esta razón, financiar las dificultades de un Estado miembro puede repercutir de forma negativa en otros Estados miembros, e incluso extender las dificultades, poniendo así en peligro la estabilidad de toda la zona del euro. Pero si un Estado miembro de la zona del euro experimenta graves problemas de financiación, el mecanismo europeo de estabilidad sirve para facilitar apoyo y prestar ayuda para estabilizar la situación.

 

El Tratado por el que se establece el MEDE fue firmado el 2 de febrero de 2012 y ratificado por todos los Estados miembros de la zona del euro (diecisiete a la sazón) antes del 8 de octubre de 2012, fecha en que el MEDE se inauguró oficialmente.

El MEDE moviliza fondos mediante la emisión de instrumentos del mercado monetario, así como de deuda a medio y largo plazo, con vencimientos de hasta 30 años. También puede celebrar acuerdos con sus miembros, con entidades financieras o con otras partes.
La gobernanza y toma de decisiones en el MEDE se lleva a cabo por el Consejo de Gobernadores compuesto por los ministros de Hacienda de los Estados miembros de la zona del euro, que también son miembros del Eurogrupo.
El MEDE tiene una gran variedad de instrumentos a su disposición: conceder préstamos a sus miembros, proporcionar ayuda financiera con carácter preventivo, adquirir bonos de los Estados miembros beneficiarios en los mercados primario y secundario, financiar la recapitalización de entidades financieras mediante préstamos a los gobiernos y recapitalizar directamente a los bancos bajo determinadas condiciones.

Condiciones para recibir la ayuda financiera — condicionalidad macroeconómica

Entre las condiciones para recibir la asistencia financiera del MEDE se incluye un acuerdo para aplicar las medidas adecuadas durante un período de tiempo determinado. Estas medidas políticas ayudan al Estado miembro a estabilizar sus finanzas públicas, reforzar su capacidad de resistencia frente a futuras perturbaciones y recuperar el acceso a la financiación del mercado.
El acuerdo de medidas políticas se materializa en un memorando de entendimiento firmado por el Estado miembro en cuestión y la Comisión Europea en el que se asumen las condiciones para recibir ayuda financiera establecidas en un «programa de ajuste».

Este punto es el que se está discutiendo actualmente. Los Estados miembros que recurren actualmente a la ayuda del MEDE son Grecia y Chipre. Sin embargo, Italia entiende que el MEDE, que decreta sacrificios económicos y envía a los hombres de negro a intervenir las cuentas de los países, es un instrumento inadecuado en estos momentos por el estigma que le acompaña.

España, por su parte, aunque piensa que no lo necesitará –entre otras cosas, por el casi billón de euros destinado por el BCE para contener las primas de riesgo comprando deuda de los países–, acepta la participación del MEDE pero con condiciones menos estrictas que las impuestas anteriormente a los países que necesitaron un rescate financiero.

Frente a Italia y España, los Países Bajos no tienen en absoluto claro que el MEDE tenga que ir sin esas condiciones con las que nació. Los Países Bajos podrían permitir condiciones light para una primera fase de emergencia sanitaria, pero quieren que las condiciones normales (el requisito de reformas) se apliquen a otros gastos económicos derivados de la crisis del coronavirus.

https://www.consilium.europa.eu/es/policies/financial-assistance-eurozone-members/

https://www.esm.europa.eu/