• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El Esperanto : el sueño de un idioma único global

Un mundo más conectado, una sociedad que además de sus lenguas propias, conociese un idioma que permitiese derribar fronteras y acercase a las personas sin ensalzar a un idioma ya preexistente por encima de los demás: el esperanto, el intento del idioma internacional definitivo.

En este pequeño artículo, repasamos los datos más curiosos acerca de este lenguaje creado a partir de lenguas de grandes grupos latinos, eslavos y germánicos a finales del siglo XIX; Durante más de 100 años de uso práctico, el esperanto ha demostrado ser un idioma vivo, capaz de reflejar todos los matices del pensamiento humano.

¿QUÉ ES EL ESPERANTO?

El esperanto es considerado como una lengua internacional planificada, creada de una manera “artificial” con el noble propósito de servir de medio de comunicación común por encima de las diferentes culturas, con una característica clave: su neutralidad, la ausencia de privilegios para los hablantes de un idioma nacional concreto, como podría plantear el dominio del inglés en la actualidad.

UNOS INICIOS ESPERANZADORES

La compleja realidad social e histórica de finales del siglo XIX propulsó su éxito momentáneo, en un punto de grandes divisiones y tensiones gracias a la expansión del movimiento obrero y al temor provocado por el avance del nacionalismo en Europa. La creación de un puente cultural y lingüístico internacional se vio con buenos ojos e incluso la Sociedad de Naciones se planteó adoptarlo como lengua oficial.

ENTONCES, ¿POR QUÉ NO HABLAMOS ESPERANTO HOY EN DÍA?

Hay muchas teorías, según los eruditos de la lengua «porque es imposible convencer a una comunidad para que adopte un idioma que no le apetece hablar. Y todavía menos cuando se utiliza la propaganda política para convencerles».

 Este motivo, unido a las pocas oportunidades de aprenderlo por falta de expertos nativos (máxime en una sociedad analfabeta en gran medida como la de hace más de un siglo), a las corrientes nacionalistas que propulsaban sus propios idiomas como “lingua franca”, a la deliberada discriminación de idiomas extendidos y muy usados globalmente como el castellano (que no fue tenido en cuanta a la hora de la creación del esperanto) y a su carácter utópico entre guerras mundiales, llevaron el proyecto a un segundo plano.

Pese a todo, hablar de fracaso seria una temeridad, hoy sigue contando con unos 100.000 hablantes en todo el mundo, una quinta parte de los cuales lo habrían aprendido como lengua materna junto a otro idioma y es un idioma rico en producción artística y literaria, siendo lengua oficial de varias organizaciones reconocidas internacionalmente por la UNESCO y es calificado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2014.

¿QUIÉN LO INVENTÓ?

El idioma fue desarrollado en 1887 por el oftalmólogo polaco Lázaro Zamenhof, un profundo humanista, que tenía la esperanza de que se convirtiera en la principal lengua auxiliar internacional. Aunque su sueño aun no se haya logrado, hoy en día, es el idioma planificado más hablado en el mundo y gana con los años millones de adeptos y estudiantes atraídos por su originalidad, estando presente en el traductor Google y siendo recientemente una opción más en la popular herramienta Duolingo.

PERO… ¿ES FÁCIL DE APRENDER?

La principal ventaja del esperanto es que, a diferencia de otros idiomas, éste, al ser creado de manera artificial, ha sido confeccionado precisamente para ser muy fácil de aprender, siendo una lengua muy simple y fácil de aprender; No incluye ni verbos irregulares ni excepciones gramaticales.

 Se calcula que es hasta 10 veces más fácil que el inglés. Así, si una persona promedio puede aprender el inglés básico en 1.100 horas de estudio, podría decirse que solo necesitará en promedio, unas 150 horas para aprenderlo.

Y SI ES TAN VENTAJOSO, ¿POR QUÉ NO SE USA EN LA UE?

Europa parecía ser la región más propicia para que triunfara el esperanto. La mayoría de las letras de su alfabeto proceden del latín y la gran diversidad de lenguas en la UE (un total de 24 oficiales) plantea a menudo problemas que una lengua artificial neutra podría resolver.

Sin embargo, la Unión Europea ha mostrado muy poco interés por el esperanto. Además de ser artificial, la lengua no es utilizada oficialmente en ninguno de los países miembros, hecho que plantea un impedimento jurídico. Eso también explica que no disponga de ningún apoyo estatal, al contrario que otros idiomas. Y a menudo se le reprocha no tener la riqueza cultural e histórica de una lengua nacional o regional, por lo que su aprendizaje no se ve favorecido.

En cambio, el informe Grin, dirigido por un economista francés por encargo del Alto Consejo para la escuela de aquel país, pone de manifiesto el interés que tendría en la Unión Europea la enseñanza y uso del esperanto. Además, el esperanto permitiría a su vez reducir los enormes gastos ligados a la traducción. Sin embargo, como el mismo informe Grin reconoce, el esperanto no puede: «recomendarse más allá que dentro de una estrategia a largo plazo que se materializaría en una generación».

Sin duda, el esperanto es un idioma que se resiste a morir y que aun dará mucho de que hablar en los próximos años; ¿Quién sabe? Después del “Brexit” no pocos lo han reclamado como idioma cooficial de la UE.

https://www.esperanto.es/hef/index.php/que-es/el-esperanto-en-10-minutos