• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

La Agencia Espacial Europea lanza una misión hacia Mercurio

Una misión conjunta entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia de Exploración Espacial Japonesa (JAXA), lanzó el pasado sábado un cohete Ariane 5, desde el Puerto Espacial Europeo, localizado en Kurú (Guayana Francesa), con lo que se pone en marcha un viaje de exploración para investigar cómo es el planeta más interior del sistema solar.

La misión que ha sido denominada BepiColombo en honor del profesor Giuseppe (Bepi) Colombo (1920-1984) quien descubrió que el planeta rota tres veces sobre su eje por cada dos revoluciones que daba alrededor del sol, y ayudó en los primeros viajes exploratorios de la NASA, es la tercera misión a Mercurio, después de que la agencia norteamericana sobrevolara y fotografiara el planeta en los años 1974-1975 y posteriormente lo orbitara entre 2011 y 2015.

Mercurio es el planeta menos explorado del sistema solar, aunque tiene, como Marte, Venus y la Tierra, una composición rocosa, su temperatura oscila entre los -180 bajo cero y los 430, alcanzando el viento solar una velocidad de 400 km por segundo, razones que explican la dificultad que entraña su exploración.

La preparación de la misión ha supuesto, por tanto, una aplicación tecnológica inusual en lo que se refiere al aislamiento y revestimientos térmicos. El cohete contiene dos orbitadores, uno europeo y otro japonés, que efectuarán mediciones simultáneas y complementarias en su entorno. La misión sobrevolará una vez la Tierra, dos veces Venus y seis veces Mercurio antes de entrar en su órbita en 2025.

Más información:

Aterrizaje en Marte de una sonda europea

Si todo va bien, esta tarde aterrizará en Marte, la sonda Schiaparelli. La sonda que forma parte de un satélite lanzado el pasado mes de Marzo, tiene previsto su aterrizaje poco antes de las cinco de la tarde, hora española. A los tres días cumplidos de la entrada del satélite en la atmósfera marciana, la sonda se liberará del satélite y tratará de aterrizar en el planeta rojo a una velocidad de 21.000 km/h. El sistema de aerofrenado y los paracaídas tratarán de reducir esa velocidad a 10 km/h, de manera que la sonda no se estrelle contra el suelo. Es el momento más delicado de toda la expedición.

La expedición forma parte daterrizajeel programa Exomars, puesto en marcha por la Agencia Espacial Europea (ESA) y Roscosmos (la Agencia Espacial Rusa) y que tendrá su continuación en el año 2020, con un nuevo lanzamiento. En el conjunto del programa participarán cuatro aparatos. Los que hoy tienen el protagonismo son el satélite TGO y la sonda Schiaparelli, que toma el nombre de un astrónomo italiano del siglo XIX , que advirtió de los canales geológicos que se observaban en el planeta rojo. La misión encomendada a estos aparatos es, además de posar la sonda sobre la superficie marciana, que ya sería un logro, medir la existencia de metano en la atmósfera del planeta, de lo que se encargará el satélite una vez entre en la órbita adecuada, un gas que en la tierra es producido por materia orgánica, aunque también puede tener un origen geológico. El satélite tratará de determinar este origen.

No es la primera vez que la Agencia Espacial Europea trata de aterrizar una sonda sobre Marte. En el año 2003, la sonda Beagle 2 no consiguió enviar ninguna noticia desde la superficie marciana.

Más información:

Residuos Espaciales

A través de la iniciativa “Clean Space”, la Agencia Espacial Europea (ESA) está siendo pionera de una aproximación ecológica en relación con las actividades en el espacio. Esto quiere decir que está adoptando materiales industriales más respetuosos con el medio ambiente así como los procesos y tecnologías asociados. Se trata de crear una zona segura alrededor de la órbita terrestre , libre de residuos.

Desde 2012, Clean Space ha considerado el ciclo completo de las actividades espaciales, desde sus etapas más tempranas respecto al diseño de los procesos hasta el final de la misión.Incluso va más allá , como la eliminación de lo que se llama basura espacial.

Esta iniciativa se ha dividido en tres ramas que contribuyen a una industria espacial europea más sostenible y competitiva:

  • EcoDesign: trata sobre los diseños de los procesos dirigidos a investigar sobre el impacto medioambiental y fomento de las tecnologías más ecológicas
  • CleanSat: dedicada a reducir la producción de los residuos espaciales
  • eDeorbit: eliminación de grandes cantidades de basura espacial de la órbita terrestre.

Más información

La Agencia Espacial Europea (ESA)

ExoMars_2016_approaching_Mars_highlightLa Agencia Espacial Europea es la puerta de acceso al espacio del continente europeo. Su misión consiste en configurar el desarrollo de la capacidad espacial europea y garantizar que la inversión en actividades espaciales siga dando beneficios a los ciudadanos de Europa. Está compuesta por 22 Estados Miembros. La coordinación de los recursos económicos e intelectuales de sus miembros permite llevar a cabo programas y actividades de mayor alcance que los que podría realizar cualquier país europeo individualmente.

Su misión consiste en elaborar el programa espacial europeo y llevarlo a cabo. Los programas de la Agencia se diseñan con el fin de conocer más a fondo la Tierra, el entorno espacial que la rodea, el Sistema Solar y el Universo, así como para desarrollar tecnologías y servicios basados en satélites y fomentar la industria europea. También trabaja en estrecha colaboración con organizaciones espaciales no europeas.

Los Estados participantes son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza. Canadá participa en algunos proyectos conforme a un acuerdo de cooperación.

Bulgaría, Eslovaquia, Eslovenia, Letonia y Lituania, son “Estados Europeos Colaboradores”. También otros países han firmado acuerdos de colaboración con la ESA.

La ESA tiene su sede en París y desde allí se toman las decisiones sobre futuros proyectos. No obstante, la ESA también dispone de centros en el resto de Europa, cada uno con sus respectivas competencias.

Además, la ESA dispone de oficinas de coordinación en Estados Unidos, Rusia y Bélgica, una base de lanzamientos en la Guayana francesa, y estaciones de aterrizaje y seguimiento en diversas partes del mundo.

Agencia Espacial Europea

Nuevo lanzamiento de satélites Galileo

Galileo_svg_La Agencia Espacial Europea (ESA) ha puesto en órbita desde la Guayana francesa una nueva pareja de satélites para el sistema europeo global de navegación por satélite Galileo. Este sistema pretende dotar a Europa de un sistema de navegación propio y evitar la dependencia del norteamericano GPS (Global Positioning System). El proyecto será de uso civil y estará integrado por un total de 27 satélites en 2020, fecha en la que está prevista su entrada en funcionamiento.

Cada satélite lleva el nombre de un niño europeo de cada estado miembro de la Unión que ganó un concurso de dibujo de la Comisión Europea para promover el interés en las ciencias aeroespaciales. Así, los dos satélites colocados en este lanzamiento llevan los nombres de una niña española y francesa respectivamente (“Alba” y “Oriana”).

Más información

Copernicus: nuevo nombre del Programa Europeo de Observación de la Tierra

CopernicusCopernicus es un sistema europeo de observación de la Tierra. Consiste en un complejo conjunto de sistemas que recogen datos de múltiples fuentes: satélites de observación terrestre y sensores in situ como estaciones terrestres, aéreas y marítimas.  Tras la recogida de datos se procesan proporcionando a los usuarios información fiable y actualizada a través de una serie de servicios relaciones con el medio ambiente y la seguridad.

Existen seis áreas temáticas:  tierra, mar, atmósfera, cambio climático, gestión de emergencias y seguridad. Para todas ellas hay una amplia gama de aplicaciones que incluyen la protección ambiental, la gestión  y planificación de zonas urbanas, regionales y locales, agricultura, silvicultura, pesca, salud, transporte, cambio climático desarrollo sostenible, protección civil y turismo.

Los principales usuarios de este programa son las autoridades  públicas y políticos que necesitan información para desarrollar la política medioambiental y su legislación o para tomar decisiones críticas en caso de una emergencia tal como un desastre natural o una crisis humanitaria.

Otros servicios de valor añadido más específicos  para Copernicus pueden adaptarse a las necesidades públicas o comerciales. Esto conllevará nuevas oportunidades de negocio, creando empleo, crecimiento e innovación.

El programa está coordinado por la Comisión Europea y el desarrollo de la infraestructura está bajo los auspicios de la Agencia Espacial Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente, con la participación de todos los Estados miembro de la Unión Europea.

Copernicus

La Agencia Espacial Europea lanza los primeros satélites operativos Galileo

El pasado 21 de octubre la Agencia Espacial Europea (AEE) puso en órbita desde la Guayana Francesa los dos primeros satélites Galileo. Se trata de un hito histórico para la industria aeroespacial europea, que comienza así un despliegue que finalizará con la puesta en marcha de 30 satélites en el año 2014. De esta manera, Galileo pretende dotar a Europa de un sistema inteligente de navegación propio,  tratando de superar al navegador norteamericano GPS (Global Positioning System).

El sistema estará en pleno rendimiento en 2014 y las mejoras se podrán sentir en temas tan diversos como la gestión del transporte por carretera o la seguridad de las transacciones bancarias. En concreto se ofrecerán tres tipos de servicio: un servicio abierto y gratuito; otro público  regulado; y otro de búsqueda y salvamento. En definitiva, el sistema de navegación Galileo ofrecerá grandes ventajas a ciudadanos y empresas, y según la Comisión Europea reportará a la industria europea unos ingresos adicionales de 90.000 millones de euros.

Programa Galileo