• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Adiós a las bombillas halógenas

El 1 de septiembre de 2012, la UE terminó con la distribución por parte de los fabricantes de las bombillas incandescentes. Posteriormente, el 1 de septiembre de 2016, se prohibió la fabricación y comercialización de las bombillas halógenas, aunque las que estuvieran en stock podrían seguir comercializándose, justamente hasta hoy.

A partir de mañana, las halógenas tampoco se podrán vender.

Con este paso, se pone fin a un periodo transitorio de adaptación a la nueva normativa sobre iluminación y que se inició en el año 2009 con la prohibición de las bombillas incandescentes. Ahora tras la prohibición de las halógenas, la iluminación de los hogares queda prácticamente en manos de, o bien las bombillas fluorescentes compactas, o aún más de las bombillas con tecnología LED, que en los últimos años ha evolucionado de tal manera que se ha adaptado a cualquier necesidad de iluminación y que superan en menor consumo a las anteriores.

La razón para esta evolución es especialmente medioambiental, aunque también supone un ahorro importante para los consumidores. Las bombillas LED son diez más eficientes que las incandescentes, ahorrando más de un 70 % de electricidad. Eso se traduce en que se podrán ahorrar millones de toneladas de CO2 que se emitirían en la producción eléctrica. Además el calentamiento que emiten esas bombillas LED es mínimo, sin perder intensidad lumínica, lo que también tiene unos efectos benéficos medioambientales y, además de todo ello, permitirá que la factura de la luz de los usuarios disminuya. La duración de este tipo de bombillas es ampliamente superior al de las anteriores bombillas (una LED puede durar hasta 10 años) con lo que se reducen residuos y nuevamente se ahorra dinero al consumidor.

Más información:

La Comisión Europea propone una única etiqueta energética de «A a G» y una base de datos digital para los productos

eficienciaComo parte de la Estrategia para la Unión de la Energía, emprendida por la Comisión en febrero de 2015, la Comisión propone una revisión de la normativa sobre el etiquetado de eficiencia energética. La revisión propuesta garantiza la coherencia y la continuidad, y se asegura de que los consumidores puedan tomar decisiones que les ayuden a ahorrar energía y dinero. También contribuirá al principio de la Unión de la Energía «primero, la eficiencia energética».

Para dar a los consumidores una indicación más precisa de la eficiencia energética de los productos, que actualmente se clasifican en diferentes escalas (de A a G, de A+++ a D, etc.), y mejorar el cumplimiento de las normas por parte de los fabricantes y minoristas, la Comisión Europea propone una revisión del sistema de etiquetado energético consistente en:

  1. Una única escala de etiquetado energético «de A a G»: la Comisión propone volver a la escala de etiquetado de «A a G», bien conocida y eficaz, para los productos eficientes desde el punto de vista energético y reajustar las etiquetas actuales.
  2. Una base de datos digital para los nuevos productos energéticamente eficientes: la Comisión propone que todos los nuevos productos introducidos en el mercado de la UE se registren en una base de datos en línea, lo que permitirá una mayor transparencia y facilitará la vigilancia del mercado por parte de las autoridades nacionales.

Una vez aprobada por los colegisladores, la propuesta de la Comisión se aplicará como sigue:

  1. Los productos que ya están en el mercado se venderán como antes.
  2. Los nuevos productos se venderán con la nueva escala. Las etiquetas antiguas, como las que tienen escalas que van de A+a A+++, serán retiradas por los minoristas.
  3. Los fabricantes registrarán sus productos. La información será accesible para las autoridades de los Estados miembros a fin de facilitar los controles del cumplimiento y aumentar la transparencia.
  4. Se informará a los consumidores por medio de campañas de información específicas emprendidas por los Estados miembros, en cooperación con los minoristas.

Más información

Build up: nuevo portal en Internet sobre el consumo energético de los edificios

buildingPlatform_logoEl pasado mes de abril el Parlamento Europeo aprobó una resolución legislativa para que la directiva sobre la eficacia energética de los edificios tuviera un espectro más amplio. Aunque el Consejo no le ha dado su visto bueno aún, el Ejecutivo comunitario acaba de lanzar un portal en Internet, BUILD UP, con informaciones prácticas sobre cómo reducir el consumo de energía en los edificios. En la actualidad, sólo está disponible en inglés.

Esta iniciativa forma parte de la directiva europea sobre la eficiencia energética de los edificios, aprobada en 2002. Con las modificaciones introducidas se podrá reducir entre un 5% y un 6% el consumo energético anual de los edificios de aquí  a 2020. Desde el nuevo portal, la Comisión recomienda que se fomente el uso de materiales de construcción energéticos y la instalación de nuevas tecnologías.

 El sitio web tiene como objetivo crear una red de comunicación entre agencias, asociaciones industriales y organizaciones no gubernamentales, al servicio tanto de particulares como de empresas que busquen mejorar sus conocimientos en materia energética. Los profesionales de la construcción, las autoridades públicas, organizaciones y propietarios de viviendas e inquilinos podrán intercambiar información en toda Europa. Por lo tanto, este nuevo portal:

-Permitirá que los propietarios e inquilinos interesados en la reducción de los costes de la energía de sus casas conozcan dónde obtener información sobre las mejores prácticas de ahorro de energía en su propio país o región.

– Ayudará a los profesionales de la construcción a mejorar sus capacidades y obtener más información acerca de la legislación sobre energía. Interactuarán entre ellos y accederán a las últimas noticias, eventos, bases de datos de recursos, directrices ,etc.

– Proporcionará a las autoridades el acceso a recursos sobre legislación, instrucciones y directrices elaborados por otras ciudades, regiones o países, así como un espacio para compartir sus experiencias con otras administraciones.

-Involucrará a organizaciones como las agencias de la energía, asociaciones industriales o de organizaciones no gubernamentales con interés en el ahorro de energía en los edificios para compartir sus buenas prácticas

Más información

Portal Build Up

Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios

Ahorro de electricidad

La Comisión Europea ha aprobado una nueva directiva, encaminada a mejorar la eficiencia energética de los suministros eléctricos externos, con el objetivo de reducir el consumo de electricidad .ahorro1

Los suministradores de energía externa, utilizados frecuentemente en Europa, son unos disposistivos que, conectados a la red eléctrica, moderan la potencia absorbida y reducen su voltaje para alimentar productos caseros y de oficina como teléfonos, agendas electrónicas, módems, etc.   

En octubre del año pasado se tomó la decisión de sustituir en toda la Unión Europea, todos los suministradores utilizados hasta ahora. Los nuevos dispositivos costarán lo mismo, suponiendo además un ahorro en las tarifas eléctricas de los hogares de hasta un 30 %.

La producción, el uso y la gestión del final de la vida útil de los productos energéticos están íntimamente ligados a importantes impactos medioambientales, principalmente a la contaminación.

ahorro-energia

La directiva no introduce requisitos vinculantes para la fabricación de productos, pero sí define condiciones y criterios relacionados con el impacto medioambiental, como el consumo eléctrico, que permite mejorar su eficiencia.

Las Bombillas desapareceran entre 2009 y 2012

Las bombillas incandescentes tendrán que dejar de fabricarse entre 2009 y 2012, con el fin de que los ciudadanos europeos utilicen las de bajo consumo y ahorren energía.

Con esta medida , se pretende ahorrar alrededor de 40 TWh (Teravatios por hora), es decir, la electricidad consumida por 11 millones de hogares de la UE. Además estas bombillas reduciran las emisiones de CO2.

                               bombilla1Esta iniciativa afecta a las bombillas incandescentes, halógenas y fluorescentes, utilizadas normalmente en los hogares. La retirada será de forma progresiva, para que los fabricantes se puedan adaptar a las nuevas condiciones.

Se podrá elegir entre lámparas fluorescentes de larga duración, que ahorran un 75% de energía, y las halógenas que reducen entre un 25% y un 50% el consumo energético.

La sustitución de lámparas incadescentes por las fluorescentes ahorrarán entre 25 y 5o euros anuales en su factura de electricidad.

La Comisión Europea prevé  adoptar el texto  en marzo de 2009 y en los próximos meses, hará pública otra serie de medidas, que afectarán a otros productos  relativos a la electrónica, la calefacción ,hornos, lavavajillas,  frigoríficos y similares.

Eficiencia energéticabombilla11

Política energética                                                                 

Semana de la energía sostenible

Dirección General de Energía y Transporte de la Comisión Europea