• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

La UE se propone reducir los residuos alimentarios a la mitad para el año 2030

Alrededor de 88 millones de toneladas de comida se desperdician cada año en la Unión Europea, lo que acarrea un coste de 143.000 millones de euros para sus ciudadanos. Además del coste económico, el derroche alimentario tiene graves consecuencias sobre el medio ambiente y la seguridad alimentaria en otros países. Ante esta situación, las Instituciones Europeas articulan nuevas herramientas legislativas para lograr reducir en un 50% los residuos alimentarios antes del año 2030.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), casi un tercio de los alimentos producidos en el mundo para consumo humano –más de 1.000 millones de toneladas-, son desperdiciados. En la Unión Europea, se estima que esta cifra asciende a los 90 millones de toneladas anuales.

El Nuevo Paquete sobre Economía Circular de la Comisión Europea prevé medidas para reducir esta cifra, y para disminuir el impacto que tiene el proceso de producción alimentaria en el medio ambiente. La Comisión Europea propone mejorar la eficiencia en la cadena de producción alimentaria, tanto durante la producción, la distribución como en el consumo de los alimentos. La Comisión pretende así fortalecer la sostenibilidad del sistema alimentario, y avanzar hacia una economía basada en el crecimiento sostenible y la creación de empleo.

Entre las medidas propuestas por la Comisión, se encuentra la elaboración de una metodología común para evaluar el derroche de alimentos en los Estados Miembros, o la creación de una Plataforma que ayude a compartir buenas prácticas durante el ciclo de producción alimentaria. Además, se propone facilitar la donación de alimentos para reducir el desperdicio de alimentos.

Más información

La Eurocámara pide reducir el despilfarro de alimentos a la mitad para 2025

alimentosbasuraLa Unión Europea calcula que cada año 88 millones de toneladas de alimentos acaban en la basura, lo que supone casi la mitad de los alimentos que se compran. Mientras, 79 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza y 16 millones dependen de la caridad. Ante semejantes cifras, el Parlamento Europeo ha aprobado un informe en el que exige medidas urgentes para reducir los desperdicios de comida a la mitad para el año 2025.

Una de las sugerencias para atajar el problema es que los países permitan que los comerciantes reduzcan considerablemente el precio de los alimentos cuando estén próximos a caducar. Gran parte de los alimentos que acaban en la basura proviene de centros comerciales, donde son arrojados una vez sobrepasan la fecha de caducidad.

Otra sugerencia se hace sobre los envases, de manera que los productos se empaqueten en diferentes tamaños, para que así el consumidor adquiera el tamaño que más le convenga. Dado que esto puede llegar a producir más desechos, esto también puede llevarse a cabo aumentando las ventas a granel, es decir realizar el  empaquetado en el momento de la compra.

Se plantea también el tema de la educación,  es decir,  formar a los jóvenes en los centros de enseñanza.

Es cierto que cada vez se es más consciente de este problema y muchos distribuidores facilitan los productos próximos a expirar,  a bancos de alimentos para su redistribución entre gente sin recursos. La UE quiere fomentar más esta concienciación y propone favorecer a estos distribuidores a la hora de realizar contratos públicos.

Por último se pide a los estados miembros que aclaren en mayor medida, los términos ” fecha de caducidad” y ”fecha de consumo preferente”, pues algunos usuarios consideran que una vez superada la segunda fecha, el alimento no puede consumirse y por tanto, acaba arrojado en la basura.

Más información:

Comer en los colegios

lunchComer en el colegio puede ser saludable y divertido. La Comisión Europea ha editado un folleto con una diversidad de platos de modo que se vean las diferentes formas que tienen los 28 países miembros de la Unión Europea para promocionar la salud con alimentos nutritivos y sabrosos. Puede ayudar a alumnos, padres y cocineros a involucrarse en las políticas alimentarias que se desarrollan en los centros docentes.

Lunch at school

Política de la UE relativa a los OMG

omgOMG son las siglas de “organismos modificados genéticamente”, es decir, aquellos alimentos y  piensos cuyo material genético ha sido alterado usando técnicas de ingeniería genética.

La política de la UE al respecto impone una autorización previa a la comercialización de cualquier OMG que vaya a introducirse en el mercado y el seguimiento medioambiental posterior a la comercialización.De esta manera, se garantiza un elevado nivel de protección de la salud humana, animal y del medio ambiente.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), en colaboración con organismos científicos de los Estados miembros, es responsable de realizar la evaluación del riesgo de los OMG en la que debe demostrarse que, según las condiciones de uso previstas, el producto es seguro .

Una vez finalizada, la evaluación del riesgo sirve como base a partir de la que la Comisión propone a los Estados miembros una decisión por la que se acepta o se rechaza la autorización de comercialización de un OMG. Por consiguiente, tanto la Comisión como los Estados miembros participan en el proceso de autorización de los OMG.

Hasta la fecha, los Estados miembros únicamente podían prohibir o restringir provisionalmente el uso de un OMG en su territorio si tenían nuevas pruebas de que el organismo constituía un riesgo para la salud humana,  el medio ambiente, o en caso de emergencia.

En la actualidad, cincuenta y ocho OMG están autorizados en la UE para su uso en alimentos y piensos (incluidos el maíz, el algodón, la soja, la colza y la remolacha azucarera). Por ejemplo, se cultiva comercialmente un tipo de maíz modificado genéticamente, el maíz MON 810. La modificación genética de este producto tiene como objetivo proteger la cosecha contra una plaga nociva, el piral del maíz.

Por último, con el fin de proporcionar a los consumidores información y permitirles que elijan libremente, se imponen obligaciones de trazabilidad y etiquetado para todos los OMG autorizados.

La legislación de la UE exige que se etiquete como modificado genéticamente todo alimento y pienso que se componga de un OMG, lo contenga o se haya producido a partir de él, excepto en caso de que su presencia sea inferior al 0,9 % del alimento, el pienso o el ingrediente, y sea accidental o técnicamente inevitable.

La legislación de la UE no prohíbe que figure en la etiqueta que el producto no contiene ningún vegetal modificado genéticamente, o que no se ha producido a partir de OMG, siempre que se respeten las normas generales sobre el etiquetado de los alimentos, en particular que la información transmitida a los consumidores no sea engañosa. Algunos Estados miembros han adoptado sistemas de etiquetado para sus productos alimentarios y sus piensos en los que se indica que no contienen OMG.

Más información

Tasting Europe

dessert

Otra manera de experimentar la cultura e historia europea es a través de la tradición gastronómica.  Viajando por Europa, nos encontramos numerosos festivales para degustar productos y platos locales únicos. El nuevo portal gastronómico europeo “Tasting Europe” permite a los usuarios adentrarse en este mundo.

Gracias a la cooperación entre la Comisión Europea y la Comisión Europea de Viajes, organización que engloba las oficinas nacionales de turismo de Europa, los turistas cuentan con una nueva herramienta para planificar mejor sus vacaciones. Además, este portal será una nueva plataforma de difusión y promoción de los eventos gastronómicos organizados por estas oficinas.

Según el último informe global de la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas, el turismo gastronómico es un fenómeno emergente debido al hecho de que cerca de un tercio de los gastos de un turista se dedica a la comida. Uno de los objetivos de este nuevo portal es ayudar a las empresas de dedicadas al turismo para que sean  más conscientes de la importancia de la gastronomía para estimular el desarrollo económico local, regional y nacional.

Tasting Europe