• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El Parlamento Europeo vota a favor de reducir las emisiones de los automóviles

Si la Comisión europea quería una reducción de emisiones de CO2 del 30% para el año 2030, el Parlamento europeo ha subido el listón y para ese año 2030, quiere que la reducción sea del 40%. La propuesta fue aprobada por una mayoría parlamentaria de 389 votos a favor, 239 en contra y 41 abstenciones.

Al mismo tiempo que se aprobaba esta reducción, también se tuvo en cuenta la paulatina reducción, de modo que para 2025 ya haya una reducción del 20% con respecto a las emisiones que se den en 2021 y para 2030 éstas sean del 40% menos.

Ahora tendrán que hablar los estados miembros, a través del Consejo de la UE, la forma de aplicar lo aprobado y finalmente la Comisíón deberá emitir una directiva que fije el proceso.

Lo aprobado por el Parlamento Europeo supone un importante reto a los fabricantes de automóvíles, tanto comunitarios como extracomunitarios, si quieren que sus automóviles sean aceptados en la UE. De hecho, la drástica propuesta ha levantado las preocupaciones de los fabricantes europeos que ya cuestionan lo drástico del recorte. Muchos de ellos, plantean el elevado coste de los automóviles que ello supondrá debido al desarrollo tecnológico en el que tendrán que emplearse. Otros plantean la competencia de países asiáticos, como Japón, con una tecnología de las baterías eléctricas mucho más desarrollada que la europea.

Todo ello ocurre pocos meses después del escándalo que supuso la manipulación de los controles de emisiones por parte de varios fabricantes europeos.

Los defensores del medio ambiente, por el contrario, aplauden que las tasas permitidas se hayan elevado, mencionando a la contaminación producida por los automóviles como la principal causa del cambio climático.

Más información:

A partir de hoy comienzan las nuevas pruebas de control de emisiones para los motores de automóviles

Tras el escándalo producido en 2015 cuando se conoció que Volkswagen había manipulado, mediante unos dispositivos de software, los controles de emisiones de contaminantes de sus vehículos diésel, las sanciones que tuvo y tiene todavía que afrontar la multinacional, endureció la postura de Bruselas y motivó unas modificaciones que hoy entran en vigor.

A partir de hoy, los vehículos con esos motores tendrán que superar unos nuevos ensayos de emisiones que se realizarán en lo que se conoce como condiciones “reales” de conducción, más fiables que los anteriores, además de un ensayo mejorado en el laboratorio. Anteriormente, las pruebas se hacían únicamente en el laboratorio, midiendo el humo que se emitía por el tubo de escape. Con esta nueva medida, el vehículo deberá mostrar las emisiones que efectúa también en carretera.

En la presentación de estas nuevas pruebas, la comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes ha señalado que interesa pasar rápidamente a vehículos sin emisiones, en referencia a los vehículos eléctricos, por salud y medio ambiente, así como por competitividad internacional, pero como eso va a tardar todavía en producirse, y mientras sigan existiendo vehículos diésel habrá que perfeccionar sus motores de manera que sean más limpios.

El debate para crear esta nueva normativa ha llevado su tiempo en el Parlamento Europeo, cerca de un año. Una conclusión resultó evidente: que el problema de la emisión de gases en los motores diésel cambiaba según se comportara en laboratorio o en carretera, razón por la cual este nuevo test tendrá que ser superado por los nuevos vehículos.

La industria automovilística es clave para algunos países y aunque las normas medioambientales son únicas para toda la Unión Europea, la homologación de los vehículos es un asunto de cada estado, por lo que alguno puede hacer la vista gorda con más frecuencia que otro. Estas posiciones de dejaron ver en el debate parlamentario. La nueva normativa busca unificar la homologación de los vehículos.

Más información:

Las empresas de alquiler de automóviles mejoran el trato a los consumidores gracias a una actuación a escala de toda la UE

¿Ha reservado alguna vez un vehículo por Internet y constatado que tenía que pagar más al llegar al mostrador? El año pasado, esto les pasó a más de 2. 000 consumidores en Europa, según lo notificaron a los Centros Europeos del Consumidor, que ayudan a los consumidores que viajan o efectúan compras transfronterizas.

Tras un importante incremento del número de reclamaciones sobre problemas en el alquiler de automóviles, la Comisión Europea y las autoridades nacionales de consumo entablaron un diálogo con las cinco principales empresas del sector para encontrar una solución.

Las autoridades han decidido concluir esta fase de la cooperación ejecutiva, al estar satisfechas con los cambios introducidos por las cinco empresas líderes del sector (Avis, Europcar, Enterprise, Hertz y Sixt) en sus prácticas comerciales, que ahora se ajustan a la normativa de la UE en materia de consumo. Leaseurope, la asociación profesional de la UE que había colaborado en esta materia en representación del sector, también está formulando nuevas directrices para todo el sector del alquiler de automóviles.

Gracias a este diálogo con las autoridades nacionales de protección de los consumidores, facilitado por la Comisión Europea bajo la dirección de la Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido (Competition and Markets Authority), los consumidores disfrutarán de las condiciones siguientes:

  • El precio total de la reserva incluye todos los gastos inevitables. Por ejemplo, cuando los neumáticos de invierno sean obligatorios por ley en algunos países, el precio total los incluirá.
  • Descripción de los servicios de alquiler fundamentales con un lenguaje claro. Se facilitará a los consumidores información clara sobre las características principales del alquiler (incluido el kilometraje, las normas de abastecimiento de combustible, las normas de cancelación, los requisitos de depósito, etc.).
  • Información clara sobre el seguro complementario. Se informará a los consumidores del precio y los detalles de las características opcionales asociadas, en particular para las dispensas de seguro que reduzcan la franquicia a pagar en caso de daños. Se deberá indicar claramente lo que cubre la dispensa de seguro en el precio de alquiler básico y en cualquier seguro complementario antes de que el consumidor adquiera tales productos.
  • Políticas de combustible transparentes. Se brindará siempre a los consumidores la posibilidad de recibir el automóvil con el depósito lleno y de devolverlo también lleno.

En relación con los daños y perjuicios:

  • Procedimiento claro de inspección de vehículos. Se comunicará a los consumidores las causas y pruebas de cualquier daño antes de cobrarles por este concepto.
  • Trámites justos en materia de daños. El consumidor tendrá la posibilidad de impugnar cualquier daño antes de que se le cobre por este concepto.

Más información

Automóviles más seguros a partir del 1 de noviembre de 2012

El 1 de noviembre de 2012, Europa dio un  paso adelante en la seguridad de los vehículos cuando entraron en vigor una serie de nuevos requisitos de seguridad para los nuevos tipos de vehículos de motor. Entre las medidas que se convierten en obligatorias están el sistema de alerta de olvido del cinturón, los requisitos de seguridad para vehículos eléctricos, unos anclajes más sencillos para asientos infantiles (ISOFIX), una mejor protección de los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en caso de accidente y el sistema de control de la presión de los neumáticos. Por otra parte, los coches irán equipados asimismo de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar carburante y reducir las emisiones de CO2. Estas nuevas disposiciones las exige el Reglamento general de seguridad, adoptado en 2009. Este único Reglamento sustituye a más de cincuenta directivas sin rebajar el nivel de seguridad. Constituye, por consiguiente, una profunda simplificación de la legislación europea y una reducción de la carga reglamentaria y administrativa para la industria del automóvil.

Los requisitos de seguridad que serán obligatorios para los nuevos tipos de vehículos a partir del 1 de noviembre van a tener un verdadero efecto sobre la seguridad de los conductores y los pasajeros:

  • El asiento del conductor estará provisto de un sistema de alerta de olvido del cinturón de seguridad. Ese dispositivo recordará al conductor que se ajuste el cinturón por medio de una alerta visual o auditiva que continuará aunque el coche ya esté en movimiento.
  • Los coches eléctricos deberán respetar unos estrictos requisitos de seguridad eléctrica, que garanticen que los usuarios del vehículo no reciban una descarga eléctrica procedente de piezas del vehículo o del compartimento del motor.
  • Los vehículos deberán ir equipados con al menos dos puntos de anclaje para asientos infantiles ISOFIX, que deberán estar totalmente integrados en los asientos traseros. Dichos puntos de anclaje se pueden utilizar con asientos infantiles compatibles, lo que dará lugar a una mejor estabilidad del asiento y a una mayor protección del niño. Los asientos infantiles son también mucho más fáciles de instalar en los asientos del vehículo.
  • Además, los coches llevarán unas nuevas etiquetas que adviertan contra la colocación de dispositivos de retención para niños orientados hacia atrás en un asiento protegido por un airbag frontal activo.
  • Los asientos traseros que van delante del compartimento para equipajes deberán hacerse ahora suficientemente resistentes para proteger a los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en el maletero, en caso de choque frontal. Por consiguiente, hay menos posibilidades de que los ocupantes sean golpeados por objetos proyectados del maletero en caso de accidente, lo que reduce el riesgo de lesiones corporales.
  • Los neumáticos de los vehículos de pasajeros estarán provistos de un sistema de control de la presión de los neumáticos a bordo que detecte la pérdida de presión del aire y se lo haga saber al conductor. El riesgo de reventón, por lo tanto, se va a reducir considerablemente. Dichos reventones pueden provocar graves vuelcos. Una presión adecuada de los neumáticos garantizará también la menor distancia posible de frenado, ahorrará carburante y reducirá las emisiones de CO2.
  • Por último, los nuevos tipos de vehículos de pasajeros estarán provistos de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar combustible adoptando un estilo de conducción más respetuoso con el medio ambiente.

Las medidas de seguridad mencionadas más arriba serán obligatorias para los nuevos tipos de vehículos (los vehículos que se sometan a homologación después del 1 de noviembre de 2012). Serán obligatorias para todos los nuevos vehículos vendidos en el mercado de la UE en 2014.

Más información