• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Proponen retrasar a 2021 la supresión del cambio horario

La presidencia de turno de la Unión Europea, que en este semestre corresponde a Austria, ha propuesto retrasar la decisión de no cambiar la hora en otoño y primavera que fue adoptada por una consulta pública realizada el pasado verano y que la Comisión hubo de aceptar.

La consulta pública no contó con demasiados participantes, salvo en Alemania, pero el dejar de lado los cambios de hora semestrales, fue mayoritario entre los votantes. La cuestión que a continuación se planteó, por parte de la Comisión Europea fue la de que horario aceptar: si el de verano o el de invierno, dejando la opción a lo que los países decidieran, y con ello se abrió la caja de los truenos porque ello creaba la posible opción de tener un abanico de horarios diversos dentro de la Unión Europea.

Inicialmente se pensó en octubre de 2019 como la última fecha en que se produciría el cambio horario, aunque, de acuerdo con el ministro austriaco de Transportes, existía bastante reticencia por parte de varios países por llevar a efecto la medida de manera tan rápida, por ello se ha buscado la nueva fecha de 2021. Una de las razones que se ha presentado como fundamental para esta decisión es la coordinación del tráfico aéreo.

Actualmente, dentro de la Unión Europea existen tres franjas horarias: la que se considera de la Europa occidental, la de la Europa Central (que supondría añadir una hora más a la occidental) y finalmente la de la Europa Oriental (que supondría añadir dos horas).

La posible elección por parte de cada país del huso horario preferido, podría complicar esta situación y crear un variado mosaico de horarios en Europa.

Para evitar esa situación, el ministro austriaco de Transportes propone respetar esos tres husos horarios y que los países se pongan de acuerdo con sus vecinos dentro de esos límites.

Más información:

¿Hay que acabar con el horario de verano?

Desde hace tiempo en la Unión Europea se está debatiendo si sería conveniente eliminar el horario de verano. La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública sobre el cambio de horario. Hasta el 16 de agosto el estará abierta una consulta pública para escuchar la opinión de ciudadanos y partes interesadas en la posibilidad de eliminar el horario de verano, y mantener durante todo el curso el reloj de invierno. En la actualidad la directiva europea obliga a hacer este cambio.

En lo países nórdicos,la petición de que se acabe con el horario de verano es muy popular. Otros alegan que esta alteración tiene efectos sobre el sueño y la salud de los ciudadanos. Bruselas considera que permitir que cada Estado miembro decida si cambia las manillas de su reloj en verano “va en detrimento del Mercado Interno dado el mayor coste del comercio  transfronterizo, las inconveniencias en el transporte, comunicación y viajes, con una baja productividad en el mercado interno de bienes y servicios.

Acceso a la Encuesta

Una moción en el Parlamento Europeo pide terminar con el cambio horario bianual

Desde 2001, una Directiva adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo fijaba de forma indefinida la creación del horario de verano para todos los países miembros, de forma que el último domingo de marzo los relojes de la Unión se adelantaban una hora, y en el último domingo de octubre, se daba por terminado el horario de verano y se retrasaban una hora.

Los países ya tenían establecidos los cambios desde bastantes años antes, pero no existía una normativa común para fijar el momento de llevar a cabo el cambio, por lo que se estableció la directiva. Las razones que se esgrimían en ella, era la importancia que para el mercado interior y para el transporte y las comunicaciones tenía establecer unas normas que fijaran el momento preciso de realizar el cambio.

La razón para ese cambio siempre se ha justificado por el ahorro energético que supone aprovechar más las horas de luz solar. La medida se generalizó en muchos países del mundo a partir de la crisis del petróleo de 1974 y ha seguido implantada hasta la fecha, aunque no sin controversia.

Muchos argumentan que el ahorro energético puede ser para las empresas, pero no para los hogares. En cuanto al ahorro que supuestamente supone, se ha estimado en un 5%, pero con los sistemas de ahorro actuales (como la iluminación LED) podría ser bastante menor.

El caso es que el cambio de hora también tiene sus inconvenientes y así lo ha plasmado un grupo de 70 eurodiputados en una moción en el Parlamento Europeo para acabar con ese cambio aduciendo que provoca desajustes en la salud de los ciudadanos y también en algunos sectores económicos.

La moción que se ha presentado para ser debatida en la Comisión de Transportes, y de allí pudiera pasar al Pleno, cita el incremento de accidentes hasta en un 30 % en la semana del cambio o que la producción láctea decae en un 10 %. Además presentan encuestas nada favorables al cambio horario en países como Suecia, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Holanda, Eslovaquia, república Checa, Francia, Bélgica y la rebelde Polonia donde una iniciativa parlamentaria apoyada por todos los grupos quiere suprimir el cambio horario estacional.

Acceso a la directiva: