• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Nueva normativa sobre comercio electrónico en la Unión Europea

El próximo tres de diciembre entra en vigor una normativa que permitirá a los consumidores comprar bienes y servicios en el sitio web de la UE que quieran, independientemente de si la compañía tiene tienda online en el país al que pertenece la dirección de Internet, IP, o tarjeta de crédito del cliente. El vendedor no está obligado a hacer un envío fuera del país en el que tiene su e-commerce. Esta nueva normativa europea abre la puerta a nuevas posibilidades de negocio en el sector de la paquetería. Además, se complementa con iniciativas clave para desarrollar el mercado único digital europeo como, por ejemplo, el fin de roaming, las nuevas normas sobre protección de datos y la portabilidad de los contenidos (es decir, la posibilidad de seguir usando, por ejemplo, la suscripción española a NetFlix, cuando se viaja a otro país de la UE). Además de un mercado único digital europeo, con estas iniciativas la UE está desarrollando un corpus de nuevos derechos digitales para los europeos.

Pero, ¿qué queda fuera del ámbito de las normas sobre bloqueo geográfico?.  Por un lado, los servicios de transporte, cuya normativa ya prohíbe la discriminación por razón de la nacionalidad y el lugar de residencia en el caso de los billetes de avión, el transporte en autobús y autocar, y el transporte marítimo y fluvial. Por otro, los servicios financieros al por menor ya que existen normas en vigor sobre hipotecas, apertura de cuentas bancarias o compra de seguros transfronterizos. Y por último, los servicios audiovisuales, en donde hay otras iniciativas en el marco de la Estrategia del Mercado Único Digital.

Por lo tanto, gracias a las nuevas normas, ya no habrá que hacer frente a obstáculos injustificados como el desvío hacia el sitio web específico de un país o el requisito de pagar con una tarjeta de débito o crédito de un país determinado. Se pondrá fin a la discriminación en línea por razón de la nacionalidad o el lugar de residencia e independientemente del lugar del que decidamos comprar, todos los consumidores de la UE recibiremos el mismo trato por parte de los vendedores en línea.

Más información

La UE dispuesta a aplicar un impuesto a las grandes empresas de internet

Desde hace algún tiempo se viene hablando en la Unión Europea, sobre la manera de gravar con impuestos adecuados a las grandes empresas digitales que dominan internet. Las nuevas tecnologías permite que muchas empresas que utilizan internet, no tengan sus sedes físicas en los países en los que ejercen sus actividades, lo que crea un abismo entre el impuesto de sociedades que pagan empresas que físicamente si tienen sedes (más de un 20% de su facturación) frente a aquellas que no las tienen (una media del 10 %).

En una reunión mantenida el pasado fin de semana por los ministros de finanzas de los países miembros de la UE, se ha acordado que en este año se fije un impuesto común para todos los países miembros. Como propuesta inicial sobre la que debatir, la Comisión planteó introducir un impuesto de un 3 % por servicios digitales de empresas de internet que facturen más de 750 millones de euros en el mundo y más de 50 millones en la UE. Este gravamen se aplicaría de forma temporal hasta que la fiscalidad de la UE decida su actuación.

Pero para eso hay que unir los votos de los 28 (a partir de marzo de 2019, 27, tras el brexit) y hay países que cuestionan la medida. En general son países con una fiscalidad relativamente laxa, o los que no quieren tener bases imponibles comunes y no desean la armonización de los impuestos.

Entre los principales opositores a este impuesto común está Irlanda, que ya se convirtió en un paraíso fiscal para las tecnológicas hasta que llegó la sentencia de la Comisaría de la Competencia que obligaba a Google a pagar al gobierno irlandés. Pero ahora que se quiere crear una fiscalidad común para toda Europa también se resiste. También lo hacen Luxemburgo, Holanda, Bélgica o Malta. Y si no laxitud fiscal, sino por independencia de su sistema fiscal, lo hacen países como Finlandia, Suecia y Dinamarca y la propia Alemania. Y es que la fiscalidad uniforme es todavía una asignatura pendiente de la UE.

Así las cosas, la propuesta que, en principio, ha triunfado es la de que sea la OCDE (la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que incluye a 36 naciones la que desarrolle una norma para la fiscalidad de estas empresas, de forma que la UE, adoptaría la propuesta de este organismo internacional y comenzaría aplicarla.

Más información:

Fin del bloqueo geográfico de las ventas “on line”

Ayer, las tres instituciones fundamentales de la Unión Europea, el Parlamento, el Consejo y la Comisión, llegaron a un acuerdo por el que se suprimen las barreras geográficas a la hora de comprar cualquier producto o servicio a través de internet.

Anteriormente, y seguirá ocurriendo hasta que el acuerdo entre en vigor, lo que llevará todavía unos meses, podría darse la situación de que al pedir algún producto en otro país que no fuera el propio, internet le podía derivar a una página del país donde se pretendía adquirir el bien, o que para efectuar el pago se solicitara una tarjeta expedida en el país donde se realizaba la compra.

Con el nuevo acuerdo se pretende que estos problemas desaparezcan, y se cree una mayor seguridad jurídica para las empresas para poder operar a través de fronteras.

Andrus Ansip, vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, ha declarado: «Hoy hemos puesto fin a las discriminaciones injustificadas a la hora de hacer compras en línea.  Se trata de una excelente noticia para los consumidores.  Con las nuevas normas, los europeos podrán elegir a partir de qué sitio web desean comprar sin sufrir bloqueos o ser redirigidos.»

Por su parte, Elzbieta Bienkowskal, también celebró el avance, aunque más pragmáticamente recordó que el siguiente paso será bajar los precios de los transportes transfronterizos de paquetes, que todavía disuaden de comprar o vender productos en la UE.

El desarrollo del mercado digital era uno de los compromisos que Estonia, que preside durante este semestre el Consejo de la Unión, había contraído.

Más información:

Aumenta el número de compradores online en la UE

Ayer, la Comisaria de Consumo de la UE, presentó el Marcador de condiciones de consumo 2017, un informe que mide el comportamiento de los consumidores en el mercado único que representa la UE.

Una de las conclusiones que pueden extraerse de este marcador es que el comercio electrónico se ha doblado en los últimos diez años, y que el 55 % de los consumidores confían en él. Sin embargo, los indicadores también muestran que el comercio electrónico transfronterizo no está del todo afianzado entre los vendedores sobre todo minoristas, pues algunos usuarios se quejan de que éstos han rechazado los pagos o el envío de la mercancía a países diferentes a donde se localiza la empresa. Las empresas vendedoras minoristas alegan que extender el servicio a otros países puede aumentar el riesgo de fraude, o que los impuestos sean diferentes así como las leyes de protección de los consumidores.

Por tanto, la Comisión Europea, cree necesaria una armonización de todas las legislaciones referidas al comercio online en la UE.

Otra cuestión destacada en el informe es el desconocimiento que los usuarios tienen sobre sus derechos como consumidores. Pocos son los consumidores europeos que están al tanto de sus derechos, y sobre todo, hay una gran diferencia entre países. Así los países nórdicos y los países más occidentales conocen más sus derechos que los países del sur o del este.

La Comisión Europea tiene ya programada la actualización de las normas de protección de los consumidores, asegurándose que todos conocemos nuestros derechos y éstos se cumplan correctamente en toda la UE.

Respecto a las reclamaciones presentadas, un indicador muestra que algunas no llegan a materializarse por la escasa cuantía económica que representan. Para solucionar esta restricción del derecho, la Comisión creó recientemente un procedimiento rápido en línea para las reclamaciones inferiores a 5.000 €. También se están fomentando los acuerdos extrajudiciales mediante una plataforma de resolución de litigios en línea (la RLL)

Acceso a los indicadores

Más información:

Nuevas normas sobre el comercio electrónico

La Comisión Europea ha presentado un paquete de medidas para que los consumidores y las empresas puedan comprar y vender productos y servicios en línea con más facilidad y confianza en toda la UE. Es un triple plan para impulsar el comercio electrónico combatiendo el bloqueo geográfico, haciendo más asequibles y eficientes los envíos de paquetes transfronterizos y fomentando la confianza de los clientes, gracias a la mejora de la protección y del cumplimiento de las normas.

El paquete sobre el comercio electrónico presentado se compone de:

  • una propuesta legislativa para abordar el bloqueo geográfico injustificado y otras formas de discriminación por razón de la nacionalidad o del lugar de residencia o de establecimiento;
  • una propuesta legislativa sobre servicios de paquetería transfronterizos para aumentar la transparencia de los precios y mejorar la supervisión reglamentaria;
  • una propuesta legislativa para reforzar la defensa de los derechos de los consumidores, y orientaciones para aclarar, entre otras cosas, qué debe considerarse una práctica comercial desleal en el mundo digital.

La propuesta de revisión del Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores dará más poderes a las autoridades nacionales para defender mejor los derechos de los consumidores. Estas podrán:

  • comprobar si en los sitios web se hace un bloqueo geográfico de los consumidores o se ofrecen condiciones de postventa que incumplan las normas de la UE (por ejemplo, los derechos de desistimiento);
  • ordenar el cierre inmediato de sitios web en los cuales se cometan estafas;
  • solicitar información a los registradores de dominios y a los bancos para conocer la identidad del comerciante responsable.

La Comisión publica también orientaciones actualizadas sobre prácticas comerciales desleales para afrontar, en particular, los desafíos que plantea el mundo digital. Las plataformas deben indicar claramente que las normas sobre las prácticas comerciales desleales no se aplican a las personas privadas que vendan bienes, y los motores de búsqueda deben distinguir claramente entre los posicionamientos de pago y los resultados de una búsqueda normal.

Las orientaciones revisadas incluyen también dos conjuntos de principios de autorregulación acordados entre las partes interesadas: uno apoyará los instrumentos de comparación para mejorar el cumplimiento de la Directiva y el otro ayudará a velar por el cumplimiento de las normas sobre las prácticas comerciales desleales en el caso de las alegaciones medioambientales engañosas e infundadas.

Preguntas y respuestas: Impulsar el comercio electrónico en la UE

Orientaciones relativas a la aplicación de la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales

Nuevo logo de la UE para ayudar a los pacientes a evitar a las tiendas online de medicamentos falsos

medicinasDesde el 1 de julio, todas las farmacias o tiendas de medicamentos online legales de la UE deben introducir un nuevo logo de la Directiva de medicamentos falsos para proteger a los pacientes. Los europeos que compren medicamentos en línea deben comprobar el logo de las páginas web de las farmacias y de las tiendas. Este logo tiene un proceso de verificación de dos pasos para asegurar la máxima protección y así evitar los medicamentos falsificados, que suelen ser ineficaces, deficientes y peligrosos. Al pulsar sobre él, los compradores deben ser llevados a la página web de la autoridad nacional de reglamentación que tiene un listado donde se muestran las farmacias y tiendas de medicamentos que trabajan legalmente dentro de los estados miembros

Más información

Cosas que deberías saber a la hora de vender a través de Internet en la UE

Watify es una iniciativa sin ánimo de lucro que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea. Su filosofía es que los emprendedores compartan sus experiencias sobre cómo superaron y resolvieron sus dudas cuando decidieron poner en marcha un negocio digital o digitalizar el suyo. Está dirigida sobre todo a micros, pequeñas y medianas empresas y ofrece una información clara y sencilla sobre las normas por las que debe regirse un negocio, qué pasos debe seguir cualquier empresa para cumplir con el entorno regulatorio cuando se comienzan a vender bienes o servicios a través de Internet, especialmente cuando el campo de negocio es tan amplio como la Unión Europea.Watify

LAS 10 COSAS QUE DEBERÍAS SABER SI QUIERES VENDER ONLINE

  • ¿Cómo puedo proteger mi idea de negocio?
  • ¿Cómo puede cumplir mi e-commerce o sitio web con los estándares de seguridad?
  • ¿Qué tengo que hacer para vender desde mi web o poner en marcha un e-commerce?
  • ¿Cómo sé si estoy cumpliendo con las normas de protección de datos?
  • ¿Cómo publicito mi negocio?
  • ¿Cómo sé si mis términos , condiciones y órdenes de pedido cumplen las normas?
  • ¿Qué debo saber sobre los pagos online?
  • ¿Cómo cumplir con las obligaciones de IVA?
  • ¿Qué debo saber sobre los servicios de entrega?
  • ¿Qué debo saber sobre el procedimiento postventa?

Por el momento la herramienta solo está disponible en inglés

Más información