• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Semana decisiva para la formación del gobierno comunitario

Hoy mismo, el Parlamento Europeo arranca su sesión plenaria en Estrasburgo con las conversaciones entre los diferentes grupos acerca de la decisiva jornada de mañana en la que se votará la candidatura de Ursula von der Leyen para sustituir a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión.

Von der Leyen, que pertenece al Grupo Popular Europeo, el grupo con mayor número de representantes en la Eurocámara, no tiene por el momento la garantía de ser elegida, pues el grupo político popular, aun siendo el mayoritario en el Parlamento, no cuenta con la mayoría absoluta. Leyen necesitaría del apoyo de socialdemócratas o liberales, segundo y tercer grupo mayoritarios, para poder reunir a los diputados suficientes, grupos políticos que, en principio, si la apoyaron en su nominación en el Consejo Europeo.

Leyen no ha sido elegida según el modelo Spitzenkandidaten por el que los grupos políticos europeos planteaban un candidato para presidir la Comisión. El candidato del Partido Popular era el también alemán, Manfred Weber que ha quedado descolgado, por ahora, de la carrera.

La jornada de mañana empezará temprano con un discurso de la candidata, seguida de los debates pertinentes. Por la tarde serán las primeras votaciones, que se hacen de forma secreta, lo que le da más misterio al asunto, puesto que la disciplina de voto que puedan dar los grupos políticos no siempre se cumple. En caso de que la candidata no saliera elegida, tendría que renunciar a una nueva oportunidad y se establecería el plazo de un mes para que el Consejo presentara un nuevo candidato.

La importancia del nombramiento de la Presidencia de la Comisión radica en el nombramiento que se hará de los comisarios (o ministros) que harán la política ejecutiva que la Comisión proponga. Naturalmente esos nombramientos serán supervisados por el Consejo Europeo, por las respectivas comisiones y finalmente el Parlamento.

Más información

Tras las elecciones europeas, ¿qué puede cambiar?

Después de las elecciones europeas del 26 de mayo, parece que nada ha cambiado, pero eso es debido a que todavía no se ha puesto en marcha el nuevo ciclo legislativo que comienza el próximo 2 de julio. A partir de esa fecha comenzará a hablarse de los nuevos cargos directivos y tendremos que irnos familiarizándonos con nuevos nombres y caras.

Estas últimas elecciones han supuesto un cambio de tendencia desconocido hasta ahora. En primer lugar, la participación, que en los últimos años tendía a la baja, ha sido la más alta en los últimos 20 años superando ligeramente el 50%, aunque bien es verdad que el aumento ha sido según los países miembros. La otra novedad es que la suma de los dos grupos políticos europeos mayoritarios (populares y socialdemócratas) y que habían mantenido su hegemonía en el Parlamento durante 40 años, han perdido esa mayoría, con lo que se vislumbra un panorama diferente.

El próximo 2 de julio, es cuando tiene lugar la primera sesión plenaria del nuevo Parlamento Europeo. Los candidatos electos ya habrán tomado posesión de sus actas que los convierte en eurodiputados por cinco años. Previamente, habrán de haber elegido el grupo parlamentario al que se van a adscribir, si es que lo van a hacer a alguno. La adhesión a un grupo parlamentario se hace por afinidad política, no por pertenencia a un partido político.

En esa primera sesión, que presidirá el presidente saliente se votará al presidente y a los 14 vicepresidentes del Parlamento.

Para la elección del Presidente de la Comisión, que tendría lugar entre el 2 y el 4 de julio, se habrá de tener presente a los cabezas de lista que presenta cada grupo parlamentario, que ya están decididos desde antes de las elecciones, pues generalmente participan en la campaña electoral. Conforme al resultado de las elecciones, el presidente del Consejo de la UE consultará con el parlamento saliente un posible candidato a presidir la Comisión. Por su parte, el Consejo de la Unión Europea (los jefes de gobierno de los países miembros) deberán proponer también sus candidatos.

Estas candidaturas habrán de someterse a la votación del parlamento Europeo resultando vencedor el que obtenga la mayoría absoluta (376 diputados). Esa elección deberá resolverse el 4 de julio.

Una vez elegida la presidencia, tocará el turno de los comisarios. Se presentarán tantos comisarios como países miembros (algunos no tendrán cartera propiamente dicha) aunque la presidencia de la Comisión también deberá participar en esas candidaturas, y las comisiones creadas por el Parlamento deberán de validar la idoneidad de las candidaturas. Las propuestas se realizarán después del verano, y su aceptación o no por el Parlamento Europeo, tendrá lugar el día 6 de octubre.

Por lo tanto no será hasta principios de noviembre que conozcamos a los nuevos responsables de la UE.

Más información:

Café con Europa: ¿hablamos?

La representación de la Comisión Europea en España pone en marcha una campaña dirigida a los jóvenes que vivan en municipios de menos de 30.000 habitantes con el fin de informar y promocionar las políticas que la Unión Europea realiza.

El objetivo de la campaña es visitar treinta localidades españolas de esas características respondiendo a las preguntas que puedan surgir sobre la Unión Europea y sus políticas, tratando de poner en evidencia cómo esas políticas afectan la vida de todos. Además, la campaña tiene otro objetivo: el de conocer de primera mano cuáles son las principales preocupaciones de los ciudadanos y a partir de esa información poder orientar las políticas europeas.

Temas como la formación, el empleo, oportunidades laborales en otros países, derechos sociales, etc son temas a tratar que, sin duda, son de interés para el conjunto de la población.

La Comisión Europea intenta así acercarse a los ciudadanos y tratar de que éstos se sientan más implicados en la construcción de la Unión. En un momento político internacional en que los nacionalismos, el individualismo y en Europa, la propia esencia de la Unión Europea se está cuestionando, es necesario dar pasos adelante que muestren las ventajas de la unidad y el desarrollo común.

La inauguración de la campaña tuvo lugar en la población madrileña de Azuqueca de Henares. Puede encontrar más información, así como la convocatoria de próximos encuentros en el enlace de abajo

Más información:

DORIE: una nueva base de datos sobre las instituciones de la UE

Recientemente, la Comisión Europea ha presentado una nueva base de datos: se trata de DORIE, (acrónimo de DOcumentation et Recherche sur les questions Institutionnelles Européennes). La base de datos está creada para las consultas del personal que trabaja para la UE y para el público especializado puesto que recoge información de tipo institucional. Se trata de una colección de documentos que la Secretaría General responsable de asuntos institucionales ha recopilado a lo largo de los años, sin tratar de ser una recopilación exhaustiva, sino una selección realizada por la Secretaría: instrumentos jurídicos adoptados por las instituciones, actas de las reuniones de las instituciones y organismos europeos, comunicados y artículos de prensa, discursos y notas internas de la Comisión. Algunos contenidos pueden tener derechos de autor, así que aunque puede visualizarse la ficha general, no puede verse el contenido completo; otros, por tratarse de cuestiones internas, son sólo de acceso restringido.

Aunque el buscador sólo permite la búsqueda en inglés o francés, y la mayoría de los documentos, debido a tratarse de los orígenes de la Unión Europea, se encuentran en estos dos idiomas, pueden encontrase documentos más recientes en otros idiomas y, en menor número, en todos los idiomas oficiales de la Unión. El buscador también sugiere que si un documento no se encuentra en el idioma deseado, se trate de buscar en Eur-lex.

Los términos de búsqueda permiten buscar por título del documento, su tipo, fechas, sus destinatarios, autor o autores, número de serie, el medio de difusión utilizado y por temas. En este último caso el tema que se busca habrá de encajar en un listado que el buscador ofrece por defecto.

Más información

La Comisión presenta el pilar europeo de derechos sociales

Ayer, la Comisión Europea presentó una propuesta de lo que se denomina el “pilar europeo de los derechos sociales”, una cuestión que venía siendo bastante demandada por buena parte de la ciudadanía ante la adopción de medidas poco populares para afrontar la crisis económica internacional que desde 2008 ha dejado unas secuelas sociales graves. Aunque la Unión Europea cuenta con unos sistemas de protección social sin parangón en el resto del mundo, en los últimos años la crisis ha creado una situación delicada para diversos sectores sociales que corren riesgo de exclusión: el paro juvenil,  el de larga duración, o el riesgo de pobreza en algunos países europeos son cuestiones que requieren de atención. 

El pilar establece una serie de principios y derechos esenciales que tratan de fomentar un mercado de trabajo y unos sistemas de protección social más equitativos, que permitan unas mejores condiciones de vida y de trabajo en Europa.

Este pilar no deja de ser una orientación para los gobiernos de los países miembros, aunque se orienta fundamentalmente a los países que comparten la moneda común.

Los principios y derechos se estructuran en torno a tres categorías:

-la igualdad de oportunidades y el acceso al mercado de trabajo

-condiciones equitativas de trabajo 

– protección e inclusión sociales

Con esto, la Comisión recupera uno de los principios fundamentales que se encuentra en los diferentes Tratados de la Unión, en los que se propugna una economía social de mercado, competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social.

Aunque los estados miembros tienen sus competencias en la aplicación de medidas que mejoren la situación social a través de su legislación y del diálogo entre las partes implicadas, la Comisión recuerda la aplicación más estricta del derecho comunitario, así como la puesta en marcha de unas iniciativas concretas de índole legislativa y no legislativa, que sirvan como marco de referencia del pilar que se pretende impulsar. Una de las medidas se refiere al ámbito de la conciliación familiar, o al acceso a la información por parte de los trabajadores, el tiempo de trabajo, el acceso a la protección social, etc.

Además también se ha establecido una serie de indicadores sociales que permitan el seguimiento de las mejoras, o no, en el intento de crear una Europa socialmente más justa. La evaluación de la aplicación de estas medidas se hará en el Semestre Europeo de Coordinación de la Política Económica, que trata de encontrar una convergencia común de todos los estados miembros, especialmente de los que comparten la moneda única. Para la aplicación de las medidas el Fondo Social Europeo brindará apoyo financiero para la realización de algunos aspectos claves del pilar.

A partir de ahora, las Recomendaciones hechas por la Comisión, se debatirán en el Parlamento y en el Consejo de la Unión Europea, de manera que ganen también el respaldo unánime de estas instituciones.

Más información:

Diez prioridades para Europa

ComisiónEuropeaLa Unión Europea afronta desafíos que van desde el elevado desempleo, el crecimiento económico ralentizado, las incertidumbres económicas y un enorme déficit de inversiones hasta la presión migratoria y los desafíos en materia medioambiental y de seguridad, pasando por la inestabilidad en las regiones vecinas. Para hacer frente a estos desafíos, Jean‑Claude Juncker ha identificado diez prioridades clave que son el principal objetivo de las instituciones de la UE en 2015.

Éstas son:

  • Un nuevo impulso para el empleo, el crecimiento y la inversión
  • Un mercado único digital conectado
  • Una Unión de la energía resiliente con una política climática prospectiva
  • Un mercado interior más justo y profundo con una base industrial fortalecida
  • Una unión económica y monetaria más profunda y justa
  • Un acuerdo de libre comercio razonable y equilibrado con los Estados Unidos
  • Una espacio de justicia y derechos fundamentales basado en la confianza mutua
  • Hacia una nueva política migratoria
  • Un actor más potente en el escenario mundial
  • Una Unión de cambio democrático

Más información

Los Comisarios : responsables políticos de la Comisión Europea

comisariosLa Comisión está formada por el colegio de comisarios de los 28 miembros, incluidos el presidente y los vicepresidentes. Los comisarios, uno por cada país de la UE, ofrecen liderazgo político a la Comisión durante su mandato de 5 años. El presidente asigna a cada comisario la responsabilidad de áreas de política específicas.

Por lo tanto, el colegio de comisarios lo componen el presidente de la Comisión, sus siete vicepresidentes, incluido el primer vicepresidente y el alto representante de la Unión para asuntos exteriores y política de seguridad, y 20 comisarios encargados de distintas carteras. Forman parte de equipos de proyecto, dirigidos por los vicepresidentes. Cada equipo se ocupa de un ámbito político determinado: Unión de la Energía con una política en materia de cambio climático que mire hacia el futuro, empleo, crecimiento, inversión y competitividad, mercado único digital  y una Unión económica y monetaria más justa.

La Comisión trabaja según el principio de la colegialidad. El colegio de comisarios, que es colectivamente responsable ante el Parlamento Europeo, toma las decisiones en común. Todos los comisarios son iguales en el proceso de toma de decisiones e igualmente responsables de ellas.No tienen ningún poder de decisión propia, excepto cuando son facultados por la Comisión para que adopten en su nombre medidas en sus ámbitos de competencia (por el denominado “procedimiento de habilitación”). En ese caso, comprometen la responsabilidad política y jurídica de la Comisión.

El presidente desempeña un papel principal: en virtud de los Tratados de la UE, define las orientaciones políticas y reparte las carteras entre los comisarios (mercado interior, política regional, transportes, medio ambiente, agricultura, comercio, etc.), cuya distribución puede modificar en todo momento. El colegio establece los objetivos estratégicos y, a partir de ahí, elabora el programa de trabajo anual.

Los vicepresidentes actúan en representación del Presidente, con poderes de delegación. Dirigen y coordinan el trabajo en su ámbito de responsabilidad, agrupando a varios comisarios. A los vicepresidentes se les asignan proyectos prioritarios específicos que pueden adaptarse, según las necesidades, en función del desarrollo de nuevos proyectos. Así se garantiza que el colegio trabaja en estrecha colaboración y de manera flexible.

Los comisarios apoyan a los vicepresidentes a la hora de presentar propuestas al colegio, que suele deliberar por consenso. El colegio también puede proceder a votación. En ese caso, las decisiones se toman por mayoría simple. Cada comisario tiene un voto.

La colegialidad garantiza:

  • una elevada calidad de las decisiones: se consulta a todos los comisarios en cada propuesta;
  • la independencia de la institución: las decisiones se adoptan sin presiones de partidos
  • el reparto de la responsabilidad política entre todos los comisarios, incluso cuando las decisiones se adoptan por mayoría.

La Comisión se reúne todas las semanas para tratar las cuestiones políticamente sensibles y adoptar propuestas que deben acordarse por el denominado “procedimiento oral”.

Los Comisarios