• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Los alteradores endocrinos: un problema sanitario y medioambiental

En el día de ayer, representantes del Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, votaron a favor de una propuesta de la Comisión por la que se tratará de identificar, con criterios científicos, los conocidos como alteradores o interruptores endocrinos en el campo de los pesticidas usados en agricultura.

Los alteradores o interruptores endocrinos, conocidos también por el anglicismo “disruptores endocrinos” o “disruptores hormonales”, son sustancias químicas, tanto artificiales como naturales, que afectan al cuerpo humano o de los animales pudiendo alterar su normal equilibrio hormonal y por tanto afectando a los procesos fisiológicos en que intervienen hormonas. Aunque pueden existir de forma natural, el problema que afecta a la salud humana y medioambiental viene dada por contaminantes artificiales que pueden alterar los metabolismos de los seres, teniendo consecuencias serias en el desarrollo y en la fertilidad de éstos y pudiendo ser origen de algunos cánceres.

Estas sustancias químicas se han convertido en algo relativa y desgraciadamente frecuente en nuestro medio ambiente actual. Pueden encontrase en las hormonas con las que se quiere acelerar el desarrollo de animales para el consumo de carne, en los pesticidas, en muchos artículos de higiene personal, en compuestos usados en la creación de plásticos, el envasado de alimentos en plásticos, juguetes, residuos industriales, etc.

Sin embargo, aunque hay evidencia del efecto negativo de estas sustancias químicas, y varias han sido suprimidas del mercado, definir cuáles son alteradores y cuáles no, o lo dañino que sean es una tarea difícil y en la que no hay un consenso claro en el Parlamento Europeo, donde diversos grupos argumentan que se  requiere de una investigación científica concluyente. Los grupos ecologistas del Parlamento agrupados en torno a Los Verdes, sin embargo, creen que los criterios para buscar nuevas definiciones, no hace otra cosa que retrasar la prohibición de muchos productos nocivos para la salud y el medio ambiente. Creen que con estos retrasos se está favoreciendo a la industria agroquímica por encima de la salud ciudadana.

Más información:

La UE aprueba nuevas normas para que los Estados miembros reduzcan la contaminación atmosférica

El Parlamento Europeo y el Consejo han sancionado a nueva Directiva sobre techos nacionales de emisión (Directiva TNE), basada en una propuesta de la Comisión que fija límites más estrictos para los cinco contaminantes principales en Europa. Entrará en vigor el 31 de diciembre de 2016.

Una vez que se haya aplicado íntegramente, la Directiva permitirá reducir en casi un 50 % en el horizonte de 2030 las negativas consecuencias para la salud de la contaminación atmosférica, tales como las enfermedades respiratorias y la muerte prematura. Pese a que los contaminantes atmosféricos son «asesinos invisibles», cada vez es mayor la concienciación y preocupación de los ciudadanos por la calidad del aire que respiran, de manera que el establecimiento de límites más estrictos en la Directiva TNE constituye un logro importante. También repercutirá muy favorablemente en la calidad del agua, el suelo y los ecosistemas y contribuirá a hacer frente a los efectos de partículas nocivas causantes del cambio climático, como el carbono negro. La Directiva constituye el núcleo del Programa «Aire Puro» para Europa de la Comisión, cuyo ámbito es más general.contaminacion

A los Estados miembros les corresponde un papel muy destacado en la coordinación y aplicación de la Directiva a nivel nacional. Deben transponer la Directiva al Derecho nacional a más tardar el 30 de junio de 2018 y elaborar un programa nacional de lucha contra la contaminación atmosférica para el año 2019 donde se dispongan medidas que garanticen la reducción de las emisiones de los cinco contaminantes atmosféricos principales en los porcentajes acordados para 2020 y 2030. También deben establecer una coordinación con los planes existentes en los ámbitos del transporte, la agricultura, la energía y el clima. Ello requerirá la realización de inversiones, pero los costes quedarán holgadamente compensados por las economías de costes que se obtendrán, especialmente en lo que concierne a la asistencia sanitaria y las bajas laborales por enfermedad. La Comisión ha publicado recientemente una propuesta de Reglamento de gobernanza de la Unión de la Energía que pone de relieve la importancia de las sinergias entre la calidad del aire y las políticas climáticas y energéticas y la nueva Directiva TNE.

La Comisión colaborará con los Estados miembros para velar por una aplicación adecuada, a través de iniciativas como la creación, en otoño de 2017, de un nuevo Foro del «Aire Puro» donde se darán cita las partes interesadas para intercambiar experiencias y buenas prácticas. La Comisión facilitará asimismo el acceso a los instrumentos de financiación de la UE.

Por último, la Directiva sentará las bases para la ratificación del Protocolo de Gotemburgo revisado, que fue acordado a nivel internacional por los Estados miembros en 2012 en el marco de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas. De este modo se reducirá la contaminación en estados de Europa Oriental, el Cáucaso y Asia Central, lo que beneficiará tanto a los propios países como a los ciudadanos de la UE que se ven más directamente expuestos a la contaminación transfronteriza.

Más información

La contaminación acústica en la Unión Europea

La contaminación acústica está vinculada a una serie de problemas de salud, por lo que es preocupante que cada vez sean más los europeos expuestos a niveles de ruido elevados. El ruido también afecta de forma negativa a los animales y las plantas. Los Estados miembros de la UE están obligados a medir los niveles de ruido en grandes ciudades, carreteras, ferrocarriles y aeropuertos y a tomar medidas para abordar el problema.

El ruido provocado por el tráfico, la industria y las actividades recreativas es un problema en aumento. El tráfico rodado es una de las principales fuentes de ruido en zonas urbanas. Cada día, cerca de 70 millones de europeos residentes en ciudades se ven expuestos a niveles de ruido superiores a 55 decibelios generados, exclusivamente, por el tráfico. Según la Organización Mundial de la Salud, la exposición a largo plazo a estos niveles puede elevar la presión arterial y provocar ataques cardíacos.noise

El mayor problema es la pérdida de sueño. La Organización Mundial de la Salud recomienda que, para que el sueño sea reparador, el ruido continuo de fondo debe mantenerse por debajo de los 30 decibelios y los ruidos aislados no han de superar los 45.El ruido también puede causar problemas de audición, como los acúfenos, afectar a la salud mental y provocar estrés.Además, incide en el rendimiento laboral y dificulta las tareas escolares de los más pequeños.

La legislación de la UE obliga a las autoridades a facilitar información pública sobre el impacto del ruido y a consultar a los ciudadanos sobre las medidas que tengan previsto adoptar para hacer frente a la contaminación acústica. De este modo, los ciudadanos pueden apreciar si las medidas adoptadas están aportando mejoras reales y ponerse en contacto con sus representantes e instituciones en caso necesario.

Más información

Regulación de las emisiones contaminantes en la UE

contaminanteActualmente las emisiones se miden en un ciclo de ensayo en laboratorio (NEDC), que no refleja las emisiones de los vehículos en condiciones normales de conducción. Por ello, la Comisión trabaja para desarrollar procedimientos estrictos para los ensayos de emisiones de vehículos en condiciones reales de conducción. Las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de los vehículos diésel medidas en la carretera puede que superen sustancialmente las emisiones medidas en el ciclo de ensayo reglamentario (NEDC), aunque, en la mayoría de los casos, de acuerdo con la legislación aplicable. Para hacer frente a esta deficiencia, la Comisión ha estado trabajando para desarrollar un procedimiento de ensayo de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE, real driving emissions), que sustituye los actuales ensayos en laboratorio y evaluará los resultados reales de emisión de los vehículos en carretera. El nuevo procedimiento fue votado mayo 2015 por el Comité de reglamentación respectiva (Comité Técnico de Vehículos de Motor, CTVM), donde todos los miembros estados están representados, y entrará en vigor en enero 2016.

El control del cumplimiento de la normativa de homologación es competencia de los Estados miembros. El artículo 30 de la Directiva marco exige a los Estados miembros que tomen todas las medidas necesarias para garantizar que los vehículos se ajusten al tipo homologado. Los Estados miembros distintos del Estado miembro que haya concedido la homologación pueden efectuar sus propios ensayos si piensan que existe el riesgo de una violación de la legislación. Si un Estado miembro demuestra que hay un problema, puede pedir al Estado miembro que ha concedido la homologación que tome medidas correctores.

Además , anteriormente, la Comisión adoptó el Paquete «Aire limpio» en diciembre de 2013, que fija nuevos objetivos de calidad del aire para el período hasta 2030, una Directiva con niveles máximos de emisión nacionales revisados, con niveles nacionales de emisión más estrictos para los seis principales contaminantes (SO2, NOx, COV distintos del metano , NH3, PM2.5 y CH4), y la propuesta de una nueva Directiva para reducir la contaminación procedente de las instalaciones de combustión medianas. Los límites locales de calidad del aire que no deben superarse se establecen en virtud de las Directivas Calidad del Aire Ambiental. Las Directivas se centran en tres contaminantes principales, partículas (PM10) procedentes de las emisiones de la industria, del tráfico y de las calefacciones domésticas, dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2). Los procedimientos de infracción en este campo tratan de la superación de los valores límite que se miden en las estaciones de control de cada Estado miembro y de las oportunas medidas para que se respeten estos valores límite.

 La legislación de la UE prevé que los Estados miembros deben garantizar que el público tenga regularmente acceso a información actualizada sobre las concentraciones de los distintos contaminantes en el aire ambiente. Cuando se rebasen los umbrales de información o de alerta, los Estados miembros deben informar al público de la superación y las medidas que puedan ser adoptadas. Para facilitar la elección de los consumidores, también se les informará de las emisiones reales de los vehículos, medidas de acuerdo con un nuevo ciclo de ensayo (a partir de los plazos de la norma Euro 6).

Más información

Eliminación las bolsas de plástico de los mercados y del medioambiente en los países de la UE

plasticoLos países de la UE deben reducir el uso de bolsas de plástico ligeras que, aunque son de un solo uso, permanecen durante cientos de años en el medioambiente y que contaminan el agua y los ecosistemas acuáticos. Los eurodiputados votaron el año pasado a favor de que el consumo de estas bolsas se reduzca a la mitad en 2017 y un 80 por ciento en 2019 con respecto al nivel de 2010. También se  prevé que se cobre por el uso de las mismas en el sector de la alimentación, y se propone que también se cobre en otros sectores. También se contempla una posible reducción de precios y tasas para las bolsas biodegradables y que las bolsas desechables usadas para envolver fruta, verduras o dulces deberán ser sustituidas a partir de 2019 por bolsas de papel reciclado o biodegradable.

Más información

La contaminación atmosférica provoca muertes prematuras

La Agencia Europea de Medio Ambiente, ha realizado un estudio en el que señala que cada año mueren prematuramente más personas a causa de la contaminación atmósferica que en accidentes de tráfico.

Una importante mayoría de la población urbana de Europa, vive en ciudades donde se superan los límites de calidad del aire, establecidos para proteger la salud humana. El objetivo de alcanzar niveles de calidad del aire no perjudiciales para el medio ambiente y la salud de las personas aún no se ha alcanzado.

contaminacion-1

Las partículas y el ozono son considerados los dos contaminantes más nocivos para las personas, que pueden provocar desde irritaciones del sistema respiratorio hasta la muerte prematura. Estas partículas son producidas  entre otras cosas  por las estufas.

Una de las consecuencias de la contaminación es la lluvia ácida, que se produce cuando el aire contiene altos niveles de óxidos de azufre y nitrógeno. Las emisiones de contaminantes se han reducido, sin embargo las concentraciones en el aire no han variado significativamente.

La bionergía es la fuente principal de energía renovable en Europa. A pesar de que con los biocarburantes se consigue un transporte más ecológico y se disminuyen las importaciones de petróleo. La producción de bioenergía a gran escala entraña riesgos ambientales, sobre todo al cambiar el uso del suelo. 

  Informe sobre política ambiental portada-informe-2009

Agencia Europea de Medio Ambiente