• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El Parlamento Europeo aprueba nueva directiva sobre derechos de autor en internet

Ayer el Parlamento Europeo votó a favor de una nueva Directiva sobre derechos de autor que intenta que los creadores que trabajan en internet puedan obtener beneficios por su trabajo. La directiva trata de adaptarse a la era digital, cuando prácticamente toda producción intelectual pasa por la red.

Sin embargo, la nueva directiva tiene también sus detractores. La directiva supone que las grandes plataformas digitales (Google, Facebook, Youtube) paguen a los creadores intelectuales por compartir en las redes sus creaciones, lo que sin duda es un beneficio para ellos. Para ello, las compañías tendrán que suscribir acuerdos de licencia con los creadores para publicar sus ideas, y, por otro lado, vigilar que lo que se publica tiene los derechos de autor reconocidos, y, si no es así, suprimirlos. Sin embargo, los que cuestionan la nueva directiva, piensan que las plataformas menos solventes tendrán dificultades para pagar esos cánones y, por tanto, puede limitar el libre acceso a más tipos de información.

Pero hay un artículo de la nueva directiva que resulta más polémico. Se trata de aplicar “filtros” para detectar si el contenido que se publica en la red tiene confirmados los derechos de autor. Lo que en principio parece razonable, es muy criticado por los que dicen que limitará la creación de los pequeños creadores y pondrá límites a la libertad de expresión. Para estos últimos, la nueva directiva supone acabar con el internet libre que hasta ahora conocemos.

Sin embargo el responsable del mercado único Digital, se ha expresado en contra de esos argumentos, argumentando que: “La Directiva sobre derechos de autor protege la libertad de expresión, un valor esencial de la Unión Europea. Establece sólidas salvaguardias para los usuarios, dejando claro que en cualquier lugar de Europa el uso de las obras existentes con fines de cita, crítica, reseña, caricatura y parodia está explícitamente permitido. Esto significa que los memes y otras formas similares de parodia pueden utilizarse libremente. Los intereses de los usuarios también se preservan mediante mecanismos eficaces para impugnar rápidamente cualquier supresión injustificada de sus contenidos por las plataformas.”

Aunque la nueva directiva ha sido aprobada, el artículo que hacía referencia a los filtros de carga lo ha sido pero de forma muy ajustada (317 votos frente a 312)

Más información

Google Books

La Comisión Europea va a realizar una serie de reuniones a lo largo de la semana con Dan Clancy, responsable del proyecto Google Books. El objetivo principal es llegar a un acuerdo respecto a la implantación de este sistema en la Unión Europea. google-book-search

Según la empresa, el fin es hacer más accesible los libros y la cultura a todos los usuarios. Para llevar a cabo esta labor, ha propuesto dos vías: la primera, es la descarga libre de aquellos documentos de dominio público, es decir los de los autores fallecidos hace más de 70 años como indican las leyes europeas; la segunda,  es la visualización de parte de los libros. Para acceder al texto completo de estos últimos, habría que realizar un pago donde el 67% iría al portador de los derechos de autor y el resto a Google. 

Las principales asociaciones de autores europeas se han opuesto a esta iniciativa. Indican que esta propuesta sólo beneficia a Google y entra en conflicto con las leyes de derecho de copia y de autor.  

No obstante, la Unión Europea sí ha mostrado interés en el proyecto, sobre todo desde que inició su andadura la biblioteca en línea Europeana. Su posición se acerca al sistema americano y duda sobre si el derecho de autor en el ámbito de las leyes europeas se adapte a la era digital. 

La Federación de Gremios de Editores y Libreros de España se han opuesto insistiendo una vez más en la idea de que el proyecto va en contra de los derechos de autor y el convenio de Berna ya que en América se ha  escaneado libros sin consultar los derechos europeos. 

La polémica entre las diversas posturas está en un punto álgido y habrá que esperar al fin de las reuniones para conocer si la Unión Europea alcanza un acuerdo con Google Books.

Proyecto Google Books