• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Amazon se compromete a respetar los compromisos sobre los E-books

En Junio de 2015, la Unión Europea abrió una investigación a Amazon por sospechar que esta compañía aplicaba algunas cláusulas en sus negociaciones con los editores que distribuyen libros electrónicos en Europa, cláusulas que parecían dañar la libre competencia.

Las cláusulas establecían que los editores que quisieran trabajar con Amazon debían dar a conocer los contratos que tenían establecidos con otros distribuidores de e-books. De esa manera, la compañía norteamericana conocía los precios pactados y podía jugar rebajándolos, y por tanto, acaparando el mercado. Con la cláusula, Amazon conseguía mejores precios por parte de los editores, y dejaba a otras compañías de distribución al margen, y sin incentivos para innovar o mejorar los canales de distribución.

La comisaria de Competencia, la danesa Magrethe Vestager, ha destacado: “La decisión de hoy abre el camino para que editores y competidores de la compañía norteamericana puedan desarrollar servicios innovadores para los e-books, aumentando las posibilidades que los consumidores europeos tienen de elegir entre varias compañías. Amazon ponía en práctica ciertas cláusulas con los editores de e-books, que ponía muy difícil para otras plataformas de e-books, innovar y competir con Amazon. Queremos asegurar la libre competencia en el mercado europeo de los e-books, mercado que mueve más de 1000 millones de euros”

El compromiso alcanzado con Amazon, supone que la compañía norteamericana no podrá exigir a los editores de e-books datos de los contratos que realizan con otras compañías de distribución, en lo que concierne al espacio económico europeo, por un espacio de cinco años. De no cumplir este compromiso, la compañía se enfrentaría a una multa de un 10 % de sus ingresos anuales.

Más información:

Préstamo de libros electrónicos en la Unión Europea

El Tribunal de Justicia de la UE ha determinado que el concepto de préstamo de un libro electrónico es equivalente al de uno tradicional en lo que respecta a los derechos de autor. En su sentencia, reconoce que esta protección debe adaptarse a las nuevas realidades económicas, y considera que la exclusión de los e-books atentaría contra la propiedad intelectual. En su sentencia, el organismo europeo ha resuelto que la protección de los derechos de autor debe adaptarse a las nuevas realidades económicas, y que la exclusión completa de los e-book supondría un atentado contra el elevado nivel de protección de los derechos de autor. Además, también ha reconocido el derecho de los Estados miembros a establecer condiciones adicionales para mejorar la protección de estos derechos.

Tribunal de Justicia de la UE