• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Estonia asume la presidencia del Consejo de la Unión Europea en julio

En el sistema de rotación semestral que la Unión Europea mantiene para presidir el Consejo de la Unión, en el segundo semestre de 2017, Estonia se estrenará para presidir ese Consejo. En realidad, era el Reino Unido quién debía ostentar esa presidencia, pero el “brexit” obligó a replantear los turnos.

El Consejo de la Unión Europea, conocido también como Consejo de Ministros de la Unión o Consilium, es un órgano decisorio esencial en la Unión, puesto que negocia y adopta la promulgación de leyes, junto con el Parlamento Europeo. Compuesto por los ministros de cada país miembro, en función del tema que se vaya a tratar, el ministro representante será el que ostente la cartera pertinente. Por tanto, además del posible carácter legislativo que tiene, son los responsables de que sus países adopten la legislación común europea y, al mismo tiempo de coordinar las políticas europeas. Hay que distinguirlo del Consejo Europeo, que reúne a los presidentes de los estados miembros.

El próximo día 1 de Julio, la presidencia será asumida por primera vez en su historia por Estonia.

Con un territorio de unos 45.000 km cuadrados y una población que no llega al millón y medio de habitantes, Estonia es la República Báltica más septentrional. Forma parte de la Unión Europea desde 2004, adoptó el euro en 2011 y pertenece al conocido espacio Schengen, es decir que ha suprimido las fronteras internas con los otros países comunitarios, desde 2007.

Con una larga tradición comercial que se remonta a la Edad Media, Estonia perteneció a la Liga Hanseática, una especie de federación comercial en torno al Báltico y que unía comercial y culturalmente a una buena parte de los países bañados por ese mar: Rusia, Finlandia, Suecia, Alemania, etc. Durante una buena parte de su historia medieval y comienzos de la edad moderna, Estonia estuvo en manos de los Caballeros Teutones, una orden religiosa y militar formada en la época de las Cruzadas.

Su pequeño tamaño, hizo que estuviera a merced de las potencias vecinas durante varios siglos, y así pasó a formar parte de Dinamarca, Suecia, sus vecinos bálticos, y finalmente Rusia. La rusificación creciente especialmente a finales del siglo XIX, hizo crecer un nacionalismo estonio. Estonia disfrutó de una breve independencia entre 1918 y 1940, hasta que en 1991, tras la caída de la Unión Soviética recuperó su estatus actual.

Más información

Estonia adopta el euro

El pasado 1 de enero Estonia se incorporó a la zona euro. Esta entrada va acompañada de una serie de campañas publicitarias en Estonia con el objetivo de evitar la confusión sobre los tipos de conversión y así los ciudadanos sepan cuanto están gastando al realizar sus compras. El 1 de julio de 2010 los comercios comenzaron a indicar los precios en coronas y euros para hacer más fácil el cambio. Durante las dos primeras semanas de enero estarán en circulación ambas divisas. Finalizado este plazo el euro será la única moneda de curso legal en Estonia.

 El presidente de la Comisión Europea ha felicitado a Estonia por su decisión, y ha recordado que el euro permite que viajar a cualquier país de la eurozona sea más fácil y barato.

 El euro está presente en los mercados financieros desde 1999. Tres años después comenzaron a circular las monedas y billetes. Con la entrada de Estonia son ya 17 los países integrantes de la eurozona, elevándose así a 330 millones el número de ciudadanos que comparten la misma moneda en la UE.

Para poder abrazar el euro Estonia previamente ha tenido que alcanzar unos requisitos mínimos, entre los cuales se encuentran mantener unas finanzas públicas saneadas, un tipo de cambio y precios estables y unos tipos de interés moderados. También deben adaptar su legislación monetaria nacional a la normativa de la UE. A partir de ahora Estonia deberá aplicar políticas sobre su deuda y déficit presupuestario que apoyen el crecimiento económico, la creación de empleo y una tasa de inflación estable.

Más información