• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

La UE se propone reducir los residuos alimentarios a la mitad para el año 2030

Alrededor de 88 millones de toneladas de comida se desperdician cada año en la Unión Europea, lo que acarrea un coste de 143.000 millones de euros para sus ciudadanos. Además del coste económico, el derroche alimentario tiene graves consecuencias sobre el medio ambiente y la seguridad alimentaria en otros países. Ante esta situación, las Instituciones Europeas articulan nuevas herramientas legislativas para lograr reducir en un 50% los residuos alimentarios antes del año 2030.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), casi un tercio de los alimentos producidos en el mundo para consumo humano –más de 1.000 millones de toneladas-, son desperdiciados. En la Unión Europea, se estima que esta cifra asciende a los 90 millones de toneladas anuales.

El Nuevo Paquete sobre Economía Circular de la Comisión Europea prevé medidas para reducir esta cifra, y para disminuir el impacto que tiene el proceso de producción alimentaria en el medio ambiente. La Comisión Europea propone mejorar la eficiencia en la cadena de producción alimentaria, tanto durante la producción, la distribución como en el consumo de los alimentos. La Comisión pretende así fortalecer la sostenibilidad del sistema alimentario, y avanzar hacia una economía basada en el crecimiento sostenible y la creación de empleo.

Entre las medidas propuestas por la Comisión, se encuentra la elaboración de una metodología común para evaluar el derroche de alimentos en los Estados Miembros, o la creación de una Plataforma que ayude a compartir buenas prácticas durante el ciclo de producción alimentaria. Además, se propone facilitar la donación de alimentos para reducir el desperdicio de alimentos.

Más información

Legalidad ambiental en la Unión Europea

Las amenazas ambientales no se detienen en nuestras fronteras. Por ello, los Estados miembros de la Unión Europea han acordado adoptar medidas que protejan la salud de los ciudadanos y el medio ambiente. El Derecho ambiental europeo garantiza que se apliquen las mismas normas a las empresas, y que los ciudadanos estén igualmente protegidos. Cuando no se respetan estas leyes, la Comisión está de su parte y hasta puede emprender acciones legales.

La legislación ambiental trata la protección tanto de los ciudadanos como de la naturaleza. Por ejemplo, las normas de calidad vinculantes relativas al agua y al aire, así como los límites de emisiones industriales, reducen los riesgos sanitarios y salvan vidas. Las medidas que protegen la biodiversidad y hacen frente al cambio climático también son positivas a nivel económico: subsanar errores es mucho más caro que evitarlos desde el principio. Por eso, la legalidad es una influencia positiva. La Comisión emprenderá acciones si los sistemas nacionales no abordan los incumplimientos del Derecho ambiental de la UE de forma sistemática. Otros asuntos, como las solicitudes de indemnización, se tramitan mejor a nivel nacional.

La Comisión Europea puede ayudar a emprender acciones y sanciones en el caso de residuos peligrosos que no hayan sido tratados correctamente siguiendo estos pasos:

  • Presentación de una denuncia relativa a la eliminación ilegal de residuos peligrosos
  • La Comisión investiga por medio de la cooperación informal con el Estado miembro
  • Le siguen una serie de advertencias, si no hay una reacción satisfactoria
  • La pasividad constante del Estado miembro deriva en acciones legales (Tribunal de Justicia de la UE)
  • Se eliminan los residuos peligrosos ilegales, lo que beneficia a los ciudadanos y el medio ambiente
  • Si el Estado miembro no cumple la sentencia del Tribunal de Justicia, la Comisión puede tomar otras acciones legales
  • imposición de multas

Aplicar la política de la UE aporta beneficios directos .Uno de cada seis empleos de la UE depende de la naturaleza y la biodiversidad .La Directiva sobre vertidos y la Directiva marco sobre residuos ayudan a aumentar el reciclaje y reducir los vertidos. Las Directivas sobre aves y hábitats ayudan a recuperar hábitats diezmados y a proteger las especies amenazadas .La Directiva sobre el tratamiento de las aguas urbanas y la Directiva de nitratos son esenciales para reducir la contaminación del agua y garantizar agua potable segura para todos.

Más información

 

Reciclado de residuos plásticos

Los plásticos son los materiales preferidos en una amplia gama de aplicaciones, por su ligereza, versatilidad, eficacia energética y precio. Sin embargo, su amplio uso, que genera grandes cantidades de residuos, ha creado la creciente necesidad de eliminar o reciclar rápidamente los desechos producidos. Este proyecto ha desarrollado y ensayado con éxito una tecnología rentable de automatización, capaz de clasificar de forma extremadamente rápida objetos de plástico provenientes de residuos municipales, electrónicos y eléctricos.

La gestión de residuos ha generado una forma simple y eficaz de protección medioambiental, la guía de las tres erres, a saber, reducir, reutilizar y reciclar. La primera elección es reducir residuos; si esto no es posible, reutilizar los elementos es preferible, siendo el reciclado la última solución, cuando los residuos no pueden ser reducidos ni reutilizados. Debido a sus propiedades, los residuos plásticos son difíciles de reducir o reutilizar, por lo que a menudo son reciclados.

Aunque el reciclado de plásticos conlleva muchos beneficios, como la reducción de la contaminación del aire y la conservación de materias primas, las prácticas actuales entrañan todavía muchas desventajas. Así, los costes de recogida, identificación y clasificación de plásticos son extremadamente elevados, especialmente por el equipo de clasificación necesario. Además, los plásticos reciclados proceden habitualmente de fuentes específicas, como el empaquetado, y por otra parte solamente determinados tipos de elementos plásticos, como PET y HDPE, son reciclables en grandes cantidades.

Espoleado por estas demandas, un proyecto financiado con fondos comunitarios ha formulado una solución eficaz y económica para reciclar varios elementos plásticos procedentes de residuos industriales y municipales. Combina los métodos de identificación espectroscópica más avanzados del momento, como la técnica LIBS (“Laser Induced Breakdown Spectroscopy”) y la espectroscopia de infrarrojos, y utiliza un sensor híbrido para integrar la señal. De este modo pueden obtenerse índices de clasificación sumamente exactos a gran velocidad, para muchos tipos de fracciones de plástico, incluyéndose PP, PE, PS, PVC, PET y ABS.

Antes de la clasificación se emplean tres sensores diferentes para especificar y evaluar polímeros, aditivos y elementos pesados en los plásticos desechados. Se ha construido también una planta prototipo completa de clasificación automática, que incorpora procesos que van desde la alimentación y el transporte hasta la clasificación y la exclusión de plásticos. Los ensayos a escala piloto han demostrado no solamente la confiabilidad de esta tecnología de reciclado de plástico, sino también su viabilidad económica. Apta para su utilización en centros de recogida y recicladoras de plástico, se cuenta con que promoverá todavía más el reciclado de plástico.

Más información

Economía circular: nuevo reglamento para impulsar la utilización de abonos orgánicos y obtenidos de los residuos

economiacircularLa Comisión presenta nuevas disposiciones sobre abonos orgánicos y obtenidos de los residuos en la UE como primera medida del paquete de la economía circular. La reutilización de materias primas que actualmente se eliminan como residuos es uno de los principios clave del paquete de la economía circular adoptado en diciembre de 2015. La Comisión propone un reglamento que facilitará en gran medida el acceso de los abonos orgánicos y obtenidos de los residuos al mercado único de la UE, poniéndolos en igualdad de condiciones con los abonos inorgánicos tradicionales. De este modo se crearán nuevas oportunidades de mercado para las empresas innovadoras, reduciendo al mismo tiempo el volumen de residuos, el consumo de energía y los daños al medio ambiente.

El Reglamento establece normas comunes sobre la conversión de biorresiduos en materias primas que pueden utilizarse para fabricar fertilizantes. En él se definen los requisitos de seguridad, calidad y etiquetado que deben cumplir todos los productos fertilizantes para ser objeto de libre comercio en toda la UE. Los productores tendrán que demostrar que sus productos cumplen dichos requisitos y se ajustan a los límites de contaminantes orgánicos, contaminantes microbianos e impurezas físicas antes de colocarles el marcado CE.

La nueva normativa se aplicará a todos los tipos de abonos a fin de garantizar el máximo nivel de protección del suelo. El Reglamento fija límites estrictos para el cadmio en los abonos fosfatados. Los límites se harán más rigurosos, pasando de 60 mg/kg a 40 mg/kg después de tres años y a 20 mg/kg al cabo de doce años, reduciéndose así los riesgos para la salud y el medio ambiente.

Como algunos fertilizantes no son producidos o comercializados con carácter transfronterizo en grandes cantidades, la Comisión propone la armonización facultativa: el fabricante puede, en función de su estrategia comercial y del tipo de producto, optar por colocarle el marcado CE, haciendo posible su libre comercio en el mercado interior conforme a normas europeas comunes, o venderlo con arreglo a normas nacionales basadas en el reconocimiento mutuo en el mercado único. Esto garantiza que se tengan en cuenta los principios de la mejora de la legislación y la subsidiariedad.

Más información

Generation Awake

eficiencia-generation-awakeGeneration Awake es una campaña de concienciación sobre el uso eficiente de los recursos. Se dirige al público en general y nos muestra lo que podemos hacer en nuestras vidas diarias para reducir los residuos y utilizar los recursos naturales como el agua, la energía, la madera y los metales.

Fue lanzada en 2011 por la Dirección General del Medio Ambiente de la Comisión Europea con el objetivo de impulsar el cambio hacia una Europa más eficiente en el uso de los recursos. Dirigida a los ciudadanos de entre 25 y 40 años, la campaña invita a las personas a reflexionar sobre sus hábitos de consumo y las consecuencias que estos tienen para el medio ambiente, los recursos naturales, la calidad de vida, la salud y el bienestar.

En 2012 se centró en el consumo del agua, mientras que en 2014 concentrará su atención en una mejor gestión de los residuos, uno de los elementos clave para lograr los objetivos de la economía ecológica.

Generation Awake

¿Conocéis la iniciativa europea “Limpiemos Europa”?

CleanCada año, millones de toneladas de basura terminan en las calles, los océanos, las playas, los bosques y las zonas naturales europeas.

Para dar a conocer el alcance del problema de la basura y de la cantidad de residuos que generamos, así como para promover cambios en el comportamiento tanto de la forma de consumo como de los lugares donde depositamos nuestros residuos, se hace cada año una iniciativa llamada “limpiemos Europa”, donde millones de europeos salen voluntariamente a limpiar su barrio y que aúna todas las iniciativas de limpieza que se vienen celebrando en Europa a través de campañas.

La Iniciativa está coordinada por la Semana Europea de la Prevención de Residuos y por la Asociación de Ciudades y Regiones para el Reciclaje y la Gestión sostenible de Recursos , es un proyecto LIFE y es promovida por la Comisión Europea, pero las operaciones de limpieza son independientes, de ámbito local y organizadas por ciudadanos. En muchos casos, participan en ellas o las coordinan, autoridades locales, ONG, empresas, asociaciones de vecinos o de otro tipo e incluso centros de enseñanza. Para encontrar una acción local en los diversos Estados miembros, puede consultarse el sitio web del organizador nacional  de cada Estado miembro

La finalidad por tanto no solo es limpiar un espacio elegido ya que esta labor es realizada por los servicios de limpieza municipales sino tomar conciencia, mediante el trabajo de recogida y de reciclaje, de la importancia de nuestro comportamiento medioambiental y del reciclaje y reutilización de la gran cantidad de materiales que como el vidrio, el papel, los metales y el plástico, se recogen el la labor.

También nos ayuda a reflexionar como el reciclaje ofrece oportunidades económicas y puestos de trabajo y su consecuente contribución a una economía más circular y sostenible en nuestro continente.

Iniciativa Limpiemos Europa

Ficha Informativa sobre la Iniciativa

Aplicación informática sobre residuos marinos que puede descargarse de Google Play

Legislación de la UE en materia de residuos

 

Libro Verde para la gestión de los biorresiduos

La Comisión Europea ha presentado el Libro Verde para gestionar los biorresiduos en la UE. Los residuos biodegradables de jardín, cocina y alimentarios, representan alrededor de una tercera parte de los residuos municipales y pueden tener un impacto significativo sobre el medio ambiente. Cuando se depositan en vertederos, liberan metano, gas de efecto invernadero 23 veces más potente que el dióxido de carbono que contribuye en gran medida al cambio climático. El Libro Verde analiza las distintas opciones de gestión de los biorresiduos en la Unión Europea y contribuirá a evaluar la necesidad de tomar medidas legislativas. Plantea, en particular, cuál sería el nivel de actuación más adecuado.

residuos4La UE debe convertirse en una sociedad del reciclado, más eficiente. Tenemos que encontrar la manera de reciclar y transformar los residuos nuevamente en recursos útiles. La energía recuperada de los biorresiduos en forma de biogás o energía térmica contribuirá a luchar contra el cambio climático, y el compost de calidad puede contribuir de manera significativa a la buena salud  del suelo y la biodiversidad.

El crecimiento económico de la Unión Europea ha dado lugar a grandes cantidades de residuos, provocando una pérdida de materiales y de energía, así como daños ambientales. Se estima que la UE genera anualmente entre 75 y 100 millones de toneladas de residuos de jardinería y alimentos.

residuos11

El Libro Verde describe las prácticas actuales de gestión de biorresiduos en la UE y considera las ventajas e inconvenientes de tales métodos. En él se examina asimismo el impacto de las medidas reglamentarias vigentes, entre las que se incluyen la disminución obligatoria del uso de vertederos.

Se invita a las partes interesadas, y al público en general, a presentar sus observaciones. La consulta permanecerá abierta hasta el 15 de marzo de 2009. http://ENV-BIOWASTE@ec.europa.eu/

Libro Verde sobre la gestión de los biorresiduos

Directiva sobre vertederos

Nueva directiva marco de residuoscubo-basura

Directiva sobre incineración

Web ofical Red Europea de Compostaje