• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Los alteradores endocrinos: un problema sanitario y medioambiental

En el día de ayer, representantes del Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, votaron a favor de una propuesta de la Comisión por la que se tratará de identificar, con criterios científicos, los conocidos como alteradores o interruptores endocrinos en el campo de los pesticidas usados en agricultura.

Los alteradores o interruptores endocrinos, conocidos también por el anglicismo “disruptores endocrinos” o “disruptores hormonales”, son sustancias químicas, tanto artificiales como naturales, que afectan al cuerpo humano o de los animales pudiendo alterar su normal equilibrio hormonal y por tanto afectando a los procesos fisiológicos en que intervienen hormonas. Aunque pueden existir de forma natural, el problema que afecta a la salud humana y medioambiental viene dada por contaminantes artificiales que pueden alterar los metabolismos de los seres, teniendo consecuencias serias en el desarrollo y en la fertilidad de éstos y pudiendo ser origen de algunos cánceres.

Estas sustancias químicas se han convertido en algo relativa y desgraciadamente frecuente en nuestro medio ambiente actual. Pueden encontrase en las hormonas con las que se quiere acelerar el desarrollo de animales para el consumo de carne, en los pesticidas, en muchos artículos de higiene personal, en compuestos usados en la creación de plásticos, el envasado de alimentos en plásticos, juguetes, residuos industriales, etc.

Sin embargo, aunque hay evidencia del efecto negativo de estas sustancias químicas, y varias han sido suprimidas del mercado, definir cuáles son alteradores y cuáles no, o lo dañino que sean es una tarea difícil y en la que no hay un consenso claro en el Parlamento Europeo, donde diversos grupos argumentan que se  requiere de una investigación científica concluyente. Los grupos ecologistas del Parlamento agrupados en torno a Los Verdes, sin embargo, creen que los criterios para buscar nuevas definiciones, no hace otra cosa que retrasar la prohibición de muchos productos nocivos para la salud y el medio ambiente. Creen que con estos retrasos se está favoreciendo a la industria agroquímica por encima de la salud ciudadana.

Más información: