• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Orban continuará en la presidencia del gobierno de Hungría

Ayer se celebraron elecciones generales en Hungría y los resultados no fueron muy sorprendentes: Viktor Orban revalidó el triunfo con casi un 50 % de los votos.

Es la tercera vez que Orban y su partido, el Fidesz, ganan las elecciones legislativas húngaras, tras 2010 y 2014. El partido que ha obtenido más votos a continuación ha sido el ultraderechista Jobbik, después una coalición de izquierdas seguida de una coalición democrática, y en último lugar un partido ecologista.

El triunfo de Orban no es ninguna buena noticia para los refugiados e inmigrantes que se atrevan a acercarse a Hungría, pues el dirigente ultranacionalista ha basado su discurso en la “amenaza extranjera” como el fundamento de los problemas húngaros. En el año 2015, cuando se registró una gran oleada de exiliados procedentes de la guerra siria, Orban cerró las puertas de su país, dejando atrapados a miles de refugiados. Posteriormente levantó una doble valla en la frontera con Serbia para frenar la entrada de los demandantes de asilo.

Parece ser que buena parte del triunfo de Orban se debe a la alta participación y especialmente al voto rural, donde las consignas contra emigrantes, musulmanes y extranjeros en general, ha calado muy hondo. De hecho el partido de Orban promueve una política natalista húngara para evitar tener que contar con extranjeros para futuros trabajos.

El triunfo de Orban tampoco es una buena noticia para el conjunto de la Unión Europea. A pesar de pertenecer a ella desde 2004, estar en trámites para adoptar el euro y pertenecer al espacio Schengen, el gobierno actual se ha mostrado muy reacio a la adopción de medidas impuestas por la Unión Europea en materia de refugiados. No es el único país, desde luego, pero sí probablemente uno de los más contestatarios y con un discurso más abiertamente xenófobo.

Más información: