• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Lucha contra el cambio climático y nueva política energética de la UE

medio ambienteLa UE  se ha fijado para el 2030, un objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos un 40 % respecto a 1990 (el año de referencia para el Protocolo de Kyoto). Este objetivo se enmarca en una política para el clima y la energía de la Unión Europea, cuyo objetivo es hacer que ésta sea más competitiva, con un suministro  energético seguro y sostenible. También establece otros dos objetivos para el año 2030: al menos un 27 % de ahorro energético y un 27 % de energías renovables en el consumo total de energía.

Una pieza central de la política de la UE es el objetivo de  reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40 % por debajo del nivel de 1990.Con estas medidas, Europa está, mostrando el camino y liderando la transición mundial hacia una sociedad baja en carbono. Al fijar un marco ambicioso para 2030, la UE también será capaz de participar activamente en el las negociaciones – en particular en la Cumbre del Clima que tiene lugar a finales de año en Paris –  acerca de un nuevo acuerdo internacional sobre el clima que debería entrar en vigor en 2020.

El régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la UE es el instrumento principal de Europa para luchar contra el cambio climático. La Comisión Europea acaba de proponer una revisión de este régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) con el objetivo de:

  • mantener la competitividad de aquellos sectores industriales que corren el mayor riesgo de ver su producción reubicada fuera de la UE a jurisdicciones menos exigentes en materia de emisiones de gases de efecto invernadero,
  • propiciar la inversión energética hacia energías alternativas más limpias e innovadoras.

Además, la Comisión propone que los Estados miembros utilicen los ingresos procedentes del comercio de emisiones para financiar medidas encaminadas a ayudar a terceros países en la adaptación a las repercusiones del cambio climático.

También la energía renovable desempeñará un papel clave en la transición hacia un sistema energético competitivo, seguro y sostenible. Por eso, la UE se ha fijado el objetivo de aumentar la cuota de las energías renovables en al menos un 27 % de su consumo energético total para el año 2030.

Además, se ha propuesto un objetivo indicativo del 27 % de ahorro de energía para el año 2030. Tras una revisión de la Directiva de Eficiencia Energética, hoy en día los nuevos edificios utilizan la mitad de energía que en la década de 1980 y la industria utiliza aproximadamente 19% menos energía que en 2001. También, la Comisión acaba de proponer una revisión de la normativa sobre el etiquetado de eficiencia energética. La revisión propuesta garantiza la coherencia y la continuidad, y se asegura de que los consumidores puedan tomar decisiones fundadas que les ayuden a ahorrar energía.

El marco europeo para la lucha contra el cambio climático está estrechamente vinculado con la puesta en marcha de una política energética común. Europa necesita un nuevo modelo energético tanto para cumplir con los objetivos de lucha contra el cambio climático, como para garantizar un uso más racional de nuestros recursos, evitar la dependencia excesiva del extranjero – y para crear nuevas oportunidades para la economía. La Comisión ha presentado el  15 julio 2015 varias propuestas para ofrecer un nuevo acuerdo para los consumidores de energía, rediseñar el mercado europeo de la electricidad, actualizar el etiquetado de eficiencia energética y revisar el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE.

Más información

Semana Europea de la Energía Sostenible

La cuarta edición de la Semana Europea de Energía Sostenible se celebra en Bruselas y otras ciudades europeas desde el 22 al 26 de marzo de 2010. Esta Semana, organizada por la Agencia de Competitividad e Innovación Europea, es el elemento con el que culmina la  campaña “Energía Sostenible para Europa”, que contribuye a la consecución de los objetivos de la política energética de la UE para 2020.

 Con esta iniciativa se pretende que ciudadanos, empresas y administraciones públicas incrementen la producción y consumo de energía procedente de recursos naturales renovables. Este año se van a abordar una serie de cuestiones de las que depende el futuro energético sostenible de Europa, como son las viviendas energéticamente eficientes, las soluciones energéticas renovables (biomasa, energía solar y eólica), las emisiones de efecto invernadero y el transporte urbano energéticamente eficiente. Todo ello a través de 300 actividades organizadas en toda Europa.

 La energía sostenible es fundamental para la estrategia económica de la UE a largo plazo y su lucha contra el cambio climático. La UE se ha fijado un triple objetivo hasta 2020: reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, incrementar un 20% la eficiencia energética y mejorar hasta el 20% el porcentaje de energías renovables en nuestro consumo de energía.

Enlace al programa de la Semana Europea de Energía Sostenible

Enlace a la Campaña “Energía sostenible para Europa”

Ahorro de electricidad

La Comisión Europea ha aprobado una nueva directiva, encaminada a mejorar la eficiencia energética de los suministros eléctricos externos, con el objetivo de reducir el consumo de electricidad .ahorro1

Los suministradores de energía externa, utilizados frecuentemente en Europa, son unos disposistivos que, conectados a la red eléctrica, moderan la potencia absorbida y reducen su voltaje para alimentar productos caseros y de oficina como teléfonos, agendas electrónicas, módems, etc.   

En octubre del año pasado se tomó la decisión de sustituir en toda la Unión Europea, todos los suministradores utilizados hasta ahora. Los nuevos dispositivos costarán lo mismo, suponiendo además un ahorro en las tarifas eléctricas de los hogares de hasta un 30 %.

La producción, el uso y la gestión del final de la vida útil de los productos energéticos están íntimamente ligados a importantes impactos medioambientales, principalmente a la contaminación.

ahorro-energia

La directiva no introduce requisitos vinculantes para la fabricación de productos, pero sí define condiciones y criterios relacionados con el impacto medioambiental, como el consumo eléctrico, que permite mejorar su eficiencia.

Seguridad energética

El Consejo Europeo ha propuesto una serie de medidas a corto plazo para garantizar la seguridad energética, como reforzar la solidaridad y responsabilidad entre los Estados miembros y crear un mecanismo de gestión de crisis que asegure el suministro.

Con este mecanismo se asegura que las industrias energéticas de los Veintisiete estén preparadas. Cada Estado tendrá que informar de sus planes regionales de seguridad de suministro.

El Consejo Europeo ha recalcado, que un mercado energético interno bien conectado, es clave para una política de seguridad energética eficaz.

Los Veintisiete, han señalado la necesidad de mejorar la eficiencia energética y de diversificar las fuentes de abastecimiento con el fin de reducir su dependencia en este sector. También es necesario incrementar el uso de energías renovables y apostar por la energía nuclear.

Los 27 jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea han insistido en que hay que aumentar la seguridad energética, de forma que Europa no vuelva a sufrir las consecuencias del enfrentamiento ocurrido entre Rusia y  Ucrania. Para evitar esto, la Comisión Europea presentará un conjunto de medidas antes de 2010.

Política energética

Estrategias europeas que aseguran el suministro

Las Bombillas desapareceran entre 2009 y 2012

Las bombillas incandescentes tendrán que dejar de fabricarse entre 2009 y 2012, con el fin de que los ciudadanos europeos utilicen las de bajo consumo y ahorren energía.

Con esta medida , se pretende ahorrar alrededor de 40 TWh (Teravatios por hora), es decir, la electricidad consumida por 11 millones de hogares de la UE. Además estas bombillas reduciran las emisiones de CO2.

                               bombilla1Esta iniciativa afecta a las bombillas incandescentes, halógenas y fluorescentes, utilizadas normalmente en los hogares. La retirada será de forma progresiva, para que los fabricantes se puedan adaptar a las nuevas condiciones.

Se podrá elegir entre lámparas fluorescentes de larga duración, que ahorran un 75% de energía, y las halógenas que reducen entre un 25% y un 50% el consumo energético.

La sustitución de lámparas incadescentes por las fluorescentes ahorrarán entre 25 y 5o euros anuales en su factura de electricidad.

La Comisión Europea prevé  adoptar el texto  en marzo de 2009 y en los próximos meses, hará pública otra serie de medidas, que afectarán a otros productos  relativos a la electrónica, la calefacción ,hornos, lavavajillas,  frigoríficos y similares.

Eficiencia energéticabombilla11

Política energética                                                                 

Semana de la energía sostenible

Dirección General de Energía y Transporte de la Comisión Europea