• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Pacto de defensa entre Reino Unido y Polonia

Ayer, la primera ministra británica llegó a Varsovia para profundizar en las relaciones bilaterales que ambos países están impulsando. La visita de May ha tenido lugar con el estreno del nuevo primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, y en un momento, por lo menos singular, en cuanto a las relaciones que ambos países mantienen con la Unión Europea.

Gran Bretaña comienza ahora la segunda parte del “brexit” en la que ya habrá que negociar al detalle los nuevos acuerdos de la relación que Reino Unido y la UE mantendrán en el futuro. Y Polonia, se encuentra muy cuestionada por la UE, con la posibilidad de que le sea retirado el voto en el Consejo, a través de la aplicación del artículo 7 del Tratado de la Unión Europea, debido a la aprobación por parte del gobierno polaco de una reforma judicial que cuestiona la separación de poderes, pues se pretende que el sistema judicial polaco esté controlado por el gobierno. Según la UE, eso socava la separación de poderes, y por tanto, el estado de derecho.

En el reciente viaje de May a Varsovia, las conversaciones parecen haber girado fundamentalmente en torno a la cooperación bilateral en defensa. Reino Unido ya ha mostrado su disposición a cooperar con la defensa de la UE. Polonia por su parte, como la mayor parte de los países miembros, quiere formar parte de la PESCO (la Cooperación Estructurada Permanente) que quiere ser el origen del Alto Mando Militar Europeo. Ambos países se han referido a la necesidad de neutralizar la desinformación impulsada por Rusia para desestabilizar Europa, así como a la permanencia de tropas británicas en Polonia, como parte del contingente de la OTAN que allí permanece.

La población inmigrante polaca en el Reino Unido supone el segundo grupo más numeroso tras la población de origen indio. Las relaciones entre Polonia y Reino Unido ya fueron tradicionales durante la segunda guerra mundial, y tras ella, numerosos polacos emigraron a Reino Unido. Ese contingente se vio aumentado notablemente tras la entrada de Polonia en la UE. De hecho el polaco es la segunda lengua más hablada en el Reino Unido tras el inglés.  Sin embargo con motivo de la celebración del referendum que dio lugar al “brexit”, muchos polacos se vieron en el punto de mira de los británicos antinmigración.

Más información:

Polonia y la deriva hacia la autocracia

Un nuevo problema afecta el funcionamiento de la Unión Europea: la deriva hacia la falta de libertades que algunos países del este (como Hungría y Polonia) han emprendido en los últimos meses.

El pasado jueves, el Parlamento polaco, dominado por el ultranacionalista partido Ley y Justicia, aprobó una reforma del Tribunal Supremo de su país, por el que los jueces podrán ser cesados y nombrados por el ministro de Justicia, es decir al antojo del gobierno. Con ello, la independencia judicial se encuentra al borde de la desaparición. El sábado pasado, el senado corroboró la aprobación.

La falta de independencia judicial es contraria al Tratado de la Unión Europea, por lo que ésta ha advertido al gobierno polaco de que podría cometer una infracción que podría saldarse con la retirada del derecho de voto en el Consejo. Al problema de la decisión de abandonar la UE que supuso el “brexit”, la cuestión polaca plantea el problema de una posible expulsión por incumplimiento de la norma europea.

Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo, y de nacionalidad polaca, se ha unido a los ruegos y advertencias que se están haciendo al gobierno polaco, mencionando que esa política que pretende seguir el gobierno hace retroceder al país en el tiempo e inclinarlo de nuevo hacia el este, en lugar de hacia occidente.

En sentido contrario, Polonia recibió el apoyo del primer ministro húngaro, Viktor Orban, quién criticó la injerencia de Bruselas en los asuntos internos nacionales

La propuesta del gobierno no ha dejado indiferente a la población del país donde numerosas manifestaciones se han sucedido en estos días en que las leyes fueron aprobadas. Muchos manifestantes portaban banderas de la Unión Europea, como muestra del apoyo que muchos ciudadanos muestran hacia la integración.

Sin embargo, en última noticia, el presidente del gobierno polaco, Andrej Duda, también del partido Ley y Justicia, pero aparentemente más pragmático, ha vetado la ley y volverá a enviarla a la cámara baja para que sea modificada, una decisión que sin duda alegrará a la oposición, así como a buen número de ciudadanos polacos.

Polonia entró en la Unión Europea en 2004. Aunque no está en la zona euro, desde 2007 pertenece al espacio Schengen. La adhesión de Polonia a la UE fue un paso muy importante en el empuje de la Unión Europea hacia el Este. La evolución histórica del país, desmembrado y vigilado siempre por su poderoso vecino ruso, culturalmente muy vinculado a occidente, aunque haya también conocido sus tribulaciones con su vecino alemán, lo convierten en un estado de gran significado en la Unión Europea.

Más información:

Conclusiones de la Presidencia Polaca de la UE

La presidencia polaca del Consejo de la Unión Europea ha llegado a su fin con la entrada en el nuevo año 2012. El semestre ha estado marcado por la crisis de la deuda que afecta a los países de la Eurozona y la necesidad de reformas económicas y de regulación financiera en el seno de la UE.

Entre los logros de la presidencia de Polonia, deben destacarse los avances logrados en materia de gobernanza económica de la Unión. Se trata del llamado “six-pack”, un paquete formado por seis medidas legislativas encaminadas a reforzar la vigilancia macroeconómica y la disciplina fiscal. En materia de relaciones exteriores se lograron también importantes avances en materia de política energética, lo cual era uno de los objetivos prioritarios de Polonia para este semestre. Por otro lado, hubo acuerdos sustanciales en materia de patentes y se firmó el Tratado de Adhesión de Croacia a la Unión Europea, que aún está pendiente de ratificación por los Estados miembros.

A partir de enero de este año, Dinamarca tomará el relevo de Polonia en la presidencia rotatoria del Consejo. En junio su sucesora será Chipre.

Web Presidencia Polaca

Polonia asume la presidencia del Consejo de la UE

El pasado 1 de julio Polonia asumió la presidencia del Consejo de la Unión Europea, tomando el relevo de Hungría, que ha realizado esta función en el semestre precedente. La presidencia polaca va a tener que enfrentarse a una situación muy delicada en el ámbito económico y tendrá que dar respuesta a los grandes retos a los que se enfrenta la Unión en estos momentos.

Los esfuerzos del semestre polaco irán encaminados a fortalecer el crecimiento económico, sentando las bases para una nueva gobernanza económica de la UE a través de una mejora de la disciplina fiscal, una mayor regulación de los mercados financieros y la consolidación del mercado único. Al no pertenecer Polonia a la zona euro, delegará parte de su trabajo en materia económica al Eurogrupo. También tendrá una especial relevancia la discusión y aprobación de los presupuestos plurianuales para el periodo 2014-2020, así como el fortalecimiento de la seguridad de la UE en materia de defensa, energía y abastecimiento de alimentos. Otro de los objetivos de la presidencia polaca será continuar la ampliación de la UE y fortalecer la cooperación con países vecinos del sur y este del continente, especialmente estos últimos, con los que Polonia mantiene vínculos históricos y culturales muy fuertes.

Página web de la Presidencia polaca