• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El Parlamento Europeo vota a favor de reducir las emisiones de los automóviles

Si la Comisión europea quería una reducción de emisiones de CO2 del 30% para el año 2030, el Parlamento europeo ha subido el listón y para ese año 2030, quiere que la reducción sea del 40%. La propuesta fue aprobada por una mayoría parlamentaria de 389 votos a favor, 239 en contra y 41 abstenciones.

Al mismo tiempo que se aprobaba esta reducción, también se tuvo en cuenta la paulatina reducción, de modo que para 2025 ya haya una reducción del 20% con respecto a las emisiones que se den en 2021 y para 2030 éstas sean del 40% menos.

Ahora tendrán que hablar los estados miembros, a través del Consejo de la UE, la forma de aplicar lo aprobado y finalmente la Comisíón deberá emitir una directiva que fije el proceso.

Lo aprobado por el Parlamento Europeo supone un importante reto a los fabricantes de automóvíles, tanto comunitarios como extracomunitarios, si quieren que sus automóviles sean aceptados en la UE. De hecho, la drástica propuesta ha levantado las preocupaciones de los fabricantes europeos que ya cuestionan lo drástico del recorte. Muchos de ellos, plantean el elevado coste de los automóviles que ello supondrá debido al desarrollo tecnológico en el que tendrán que emplearse. Otros plantean la competencia de países asiáticos, como Japón, con una tecnología de las baterías eléctricas mucho más desarrollada que la europea.

Todo ello ocurre pocos meses después del escándalo que supuso la manipulación de los controles de emisiones por parte de varios fabricantes europeos.

Los defensores del medio ambiente, por el contrario, aplauden que las tasas permitidas se hayan elevado, mencionando a la contaminación producida por los automóviles como la principal causa del cambio climático.

Más información:

A partir de hoy comienzan las nuevas pruebas de control de emisiones para los motores de automóviles

Tras el escándalo producido en 2015 cuando se conoció que Volkswagen había manipulado, mediante unos dispositivos de software, los controles de emisiones de contaminantes de sus vehículos diésel, las sanciones que tuvo y tiene todavía que afrontar la multinacional, endureció la postura de Bruselas y motivó unas modificaciones que hoy entran en vigor.

A partir de hoy, los vehículos con esos motores tendrán que superar unos nuevos ensayos de emisiones que se realizarán en lo que se conoce como condiciones “reales” de conducción, más fiables que los anteriores, además de un ensayo mejorado en el laboratorio. Anteriormente, las pruebas se hacían únicamente en el laboratorio, midiendo el humo que se emitía por el tubo de escape. Con esta nueva medida, el vehículo deberá mostrar las emisiones que efectúa también en carretera.

En la presentación de estas nuevas pruebas, la comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes ha señalado que interesa pasar rápidamente a vehículos sin emisiones, en referencia a los vehículos eléctricos, por salud y medio ambiente, así como por competitividad internacional, pero como eso va a tardar todavía en producirse, y mientras sigan existiendo vehículos diésel habrá que perfeccionar sus motores de manera que sean más limpios.

El debate para crear esta nueva normativa ha llevado su tiempo en el Parlamento Europeo, cerca de un año. Una conclusión resultó evidente: que el problema de la emisión de gases en los motores diésel cambiaba según se comportara en laboratorio o en carretera, razón por la cual este nuevo test tendrá que ser superado por los nuevos vehículos.

La industria automovilística es clave para algunos países y aunque las normas medioambientales son únicas para toda la Unión Europea, la homologación de los vehículos es un asunto de cada estado, por lo que alguno puede hacer la vista gorda con más frecuencia que otro. Estas posiciones de dejaron ver en el debate parlamentario. La nueva normativa busca unificar la homologación de los vehículos.

Más información:

La UE modifica la estrategia energética sobre los biocombustibles

aceite-de-palmaDurante los últimos diez años, la Unión Europea promovió el uso de derivados de la agricultura, también conocida como biomasa, para la producción de combustible, o biocombustible, para tratar de disminuir la dependencia que había en el uso de combustibles fósiles en la producción de energía, limitando así las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Sin embargo parece que estos biocombustibles han generado más C02 y más conflicto del que pretendían evitar. Buena parte de ese aumento de CO2 proviene de la deforestación que la búsqueda de espacios que dedicar a estos cultivos ha provocado, ya no solo en Europa, sino fuera de ella. Por otro lado, al tratarse de bienes que pueden usarse como alimentos (como el maíz, el aceite de palma, la remolacha, etc), destinarlos al fuego como simple biomasa creaba una sensación de mal uso, así como de producir alteraciones en los mercados alimentarios internacionales.

Por ello, la Unión Europea pretende disminuir esa dependencia, de forma que para el año 2020, los biocombustibles de primera generación sólo podrán representar el 7% del consumo de combustible en el transporte europeo, y en el año 2030 reducirse a la mitad, al 3.85%. Para ese año la UE confía en reducir las emisiones de CO2 en un 40 %.

La nueva orientación para la obtención de biocombustible se orientará más hacia los residuos orgánicos que no puedan tener un doble uso.

Más información:

Regulación de las emisiones contaminantes en la UE

contaminanteActualmente las emisiones se miden en un ciclo de ensayo en laboratorio (NEDC), que no refleja las emisiones de los vehículos en condiciones normales de conducción. Por ello, la Comisión trabaja para desarrollar procedimientos estrictos para los ensayos de emisiones de vehículos en condiciones reales de conducción. Las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de los vehículos diésel medidas en la carretera puede que superen sustancialmente las emisiones medidas en el ciclo de ensayo reglamentario (NEDC), aunque, en la mayoría de los casos, de acuerdo con la legislación aplicable. Para hacer frente a esta deficiencia, la Comisión ha estado trabajando para desarrollar un procedimiento de ensayo de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE, real driving emissions), que sustituye los actuales ensayos en laboratorio y evaluará los resultados reales de emisión de los vehículos en carretera. El nuevo procedimiento fue votado mayo 2015 por el Comité de reglamentación respectiva (Comité Técnico de Vehículos de Motor, CTVM), donde todos los miembros estados están representados, y entrará en vigor en enero 2016.

El control del cumplimiento de la normativa de homologación es competencia de los Estados miembros. El artículo 30 de la Directiva marco exige a los Estados miembros que tomen todas las medidas necesarias para garantizar que los vehículos se ajusten al tipo homologado. Los Estados miembros distintos del Estado miembro que haya concedido la homologación pueden efectuar sus propios ensayos si piensan que existe el riesgo de una violación de la legislación. Si un Estado miembro demuestra que hay un problema, puede pedir al Estado miembro que ha concedido la homologación que tome medidas correctores.

Además , anteriormente, la Comisión adoptó el Paquete «Aire limpio» en diciembre de 2013, que fija nuevos objetivos de calidad del aire para el período hasta 2030, una Directiva con niveles máximos de emisión nacionales revisados, con niveles nacionales de emisión más estrictos para los seis principales contaminantes (SO2, NOx, COV distintos del metano , NH3, PM2.5 y CH4), y la propuesta de una nueva Directiva para reducir la contaminación procedente de las instalaciones de combustión medianas. Los límites locales de calidad del aire que no deben superarse se establecen en virtud de las Directivas Calidad del Aire Ambiental. Las Directivas se centran en tres contaminantes principales, partículas (PM10) procedentes de las emisiones de la industria, del tráfico y de las calefacciones domésticas, dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2). Los procedimientos de infracción en este campo tratan de la superación de los valores límite que se miden en las estaciones de control de cada Estado miembro y de las oportunas medidas para que se respeten estos valores límite.

 La legislación de la UE prevé que los Estados miembros deben garantizar que el público tenga regularmente acceso a información actualizada sobre las concentraciones de los distintos contaminantes en el aire ambiente. Cuando se rebasen los umbrales de información o de alerta, los Estados miembros deben informar al público de la superación y las medidas que puedan ser adoptadas. Para facilitar la elección de los consumidores, también se les informará de las emisiones reales de los vehículos, medidas de acuerdo con un nuevo ciclo de ensayo (a partir de los plazos de la norma Euro 6).

Más información

Pacto de Alcaldes Europeos

 

El 4 de mayo de 2010 más de 500 alcaldes de toda Europa se han comprometido a reducir sus emisiones de CO2 en un porcentaje superior al 20% de aquí a 2020. La declaración se ha realizado con ocasión de la Ceremonia de Alcaldes celebrada en el Parlamento Europeo.

 Con esta firma los alcaldes se comprometen a presentar sus Planes de Acción de Energía Sostenible (SEAPs) dentro del año que sigue a su adhesión. Un SEAP es un documento clave que muestra la forma en que el gobierno local alcanzará su objetivo de reducción de CO2 para 2020. Se incluyen acciones relativas al sector público y privado en diferentes sectores como son el entorno edificado, políticas de transporte y movilidad urbana, medidas de eficiencia energética, energías renovables y campañas informativas entre los ciudadanos.

 Las autoridades locales pueden realizar multitud de acciones para mitigar el cambio climático, ya que más de la mitad de las emisiones de efecto invernadero se producen en las ciudades y por las ciudades, allí es donde se registra hasta un 80% del consumo energético.

El Pacto de Alcaldes es una conferencia anual que fue iniciada por la Comisión en 2009, este año con la última incorporación se eleva el número de signatarios a más de 1600 alcaldes correspondientes a 36 países. De estas 500 nuevas adhesiones 99 corresponden a municipios españoles comprometidos con el medio ambiente.

Más información

 

Paquete de medidas sobre el clima y la energía

La Comisión Europea ha adoptado un conjunto de medidas y disposiciones legislativas en materia de clima y energía encaminadas a reducir las emisiones de co2 producidas por los automóviles y los combustibles utilizados para el transporte. Las medidas están encaminadas a reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero un 20 %  y a su vez a aumentar al 20 % las energías renovables.

turbinas-eolicas

Con este acuerdo alcanzado, se ha dado un paso muy importante para aumentar la eficiencia y seguridad energética.

Las medidas sobre el clima y la energía constan de cuatro texto legislativos:

Una Directiva en la que se revisa el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE, que abarca aproximadamente el 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE.

  • Una Decisión sobre la distribución de esfuerzos que fija objetivos nacionales vinculantes acerca de las emisiones de los sectores no regulados por el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE.
  • Una Directiva que fija objetivos nacionales vinculantes para aumentar la parte que suponen las fuentes de energías renovables dentro de la combinación energética.
  • Una Directiva por la que se establece un marco jurídico que permita una utilización segura y ecológica de las tecnologías de captura y almacenamiento del carbono.

Estas medidas se complementan con dos actos legislativos, por lo que las emisiones de los automóviles nuevos deberán reducirse de manera progresiva y reducción en un 6 % de las emisiones de los gases de efecto invernadero dentro de la cadena de producción.

En acción por el clima

Reducción de emisiones de CO2

El Parlamento Europeo ha aprobado un informe, con el objetivo de reducir  las emisiones de CO2 y la contaminación acústica en el sector de la aviación. Se pretende además, que se adopten medidas de seguridad y que se invierta dinero con el fin de modernizar los aeropuertos.

aeropuerto

Los europarlamentarios quieren que las aeronaves más pequeñas utilicen combustibles más limpios y que se potencie la investigación de estos recursos. Así como, la utilización de mapas acústicos para el desarrollo de los aeropuertos , con el fin de que los vecinos colindantes,  no se vean afectados por el ruido.

Respecto a la seguridad aérea, es necesario que se establezcan procedimientos más simples de seguridad y control de pasajeros en la aviación de negocios. Además se debería introducir un sistema de gestión del tránsito aéreo con las tecnologías más avanzadas para luchar contra la fragmentación del espacio aéreo europeo.

avion

Otro aspecto a tener en cuenta, sería proporcionar a los usuarios reglas de vuelo  visual e información sobre el tráfico, la metereología y la aeronáutica, de uso sencillo y con una buena relación calidad-precio.

 

Tasas aeropuerto

Política climática