• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Un nuevo sistema para alertar sobre accidentes de tráfico: el e-call

A partir de ayer, todos los vehículos que se fabriquen en la Unión Europea habrán de disponer de un sistema automático que avisará al teléfono de emergencias 112 en el caso de que el vehículo sufra un accidente.

El dispositivo llamado e-call comunica al servicio de emergencias y rescate la localización exacta del vehículo, el momento del accidente y la dirección en que se viaja, aun cuando el conductor no sea capaz de efectuar una llamada. Se trata de unos sensores situados en el interior del vehículo o en el airbag y que se activan automáticamente en caso de accidente permitiendo la localización a través de un GPS. También se puede activar manualmente, bien por un pasajero del automóvil accidentado o por un testigo del mismo.

La rapidez de actuación de los servicios de emergencia puede salvar muchas vidas, calculándose que el nuevo sistema puede mejorar en un 40 % la asistencia de emergencia en zonas urbanas y en un 50 % la asistencia en las zonas rurales.

La nueva normativa es sólo aplicable a los vehículos de nueva fabricación, pero también podrá instalarse en los vehículos antiguos. Para ello el programa europeo de inversiones #investEU financia un proyecto para esa instalación; se prevé que los primeros dispositivos estén listos para ser instalados para final de septiembre próximo.

Más información:

Automóviles más seguros a partir del 1 de noviembre de 2012

El 1 de noviembre de 2012, Europa dio un  paso adelante en la seguridad de los vehículos cuando entraron en vigor una serie de nuevos requisitos de seguridad para los nuevos tipos de vehículos de motor. Entre las medidas que se convierten en obligatorias están el sistema de alerta de olvido del cinturón, los requisitos de seguridad para vehículos eléctricos, unos anclajes más sencillos para asientos infantiles (ISOFIX), una mejor protección de los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en caso de accidente y el sistema de control de la presión de los neumáticos. Por otra parte, los coches irán equipados asimismo de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar carburante y reducir las emisiones de CO2. Estas nuevas disposiciones las exige el Reglamento general de seguridad, adoptado en 2009. Este único Reglamento sustituye a más de cincuenta directivas sin rebajar el nivel de seguridad. Constituye, por consiguiente, una profunda simplificación de la legislación europea y una reducción de la carga reglamentaria y administrativa para la industria del automóvil.

Los requisitos de seguridad que serán obligatorios para los nuevos tipos de vehículos a partir del 1 de noviembre van a tener un verdadero efecto sobre la seguridad de los conductores y los pasajeros:

  • El asiento del conductor estará provisto de un sistema de alerta de olvido del cinturón de seguridad. Ese dispositivo recordará al conductor que se ajuste el cinturón por medio de una alerta visual o auditiva que continuará aunque el coche ya esté en movimiento.
  • Los coches eléctricos deberán respetar unos estrictos requisitos de seguridad eléctrica, que garanticen que los usuarios del vehículo no reciban una descarga eléctrica procedente de piezas del vehículo o del compartimento del motor.
  • Los vehículos deberán ir equipados con al menos dos puntos de anclaje para asientos infantiles ISOFIX, que deberán estar totalmente integrados en los asientos traseros. Dichos puntos de anclaje se pueden utilizar con asientos infantiles compatibles, lo que dará lugar a una mejor estabilidad del asiento y a una mayor protección del niño. Los asientos infantiles son también mucho más fáciles de instalar en los asientos del vehículo.
  • Además, los coches llevarán unas nuevas etiquetas que adviertan contra la colocación de dispositivos de retención para niños orientados hacia atrás en un asiento protegido por un airbag frontal activo.
  • Los asientos traseros que van delante del compartimento para equipajes deberán hacerse ahora suficientemente resistentes para proteger a los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en el maletero, en caso de choque frontal. Por consiguiente, hay menos posibilidades de que los ocupantes sean golpeados por objetos proyectados del maletero en caso de accidente, lo que reduce el riesgo de lesiones corporales.
  • Los neumáticos de los vehículos de pasajeros estarán provistos de un sistema de control de la presión de los neumáticos a bordo que detecte la pérdida de presión del aire y se lo haga saber al conductor. El riesgo de reventón, por lo tanto, se va a reducir considerablemente. Dichos reventones pueden provocar graves vuelcos. Una presión adecuada de los neumáticos garantizará también la menor distancia posible de frenado, ahorrará carburante y reducirá las emisiones de CO2.
  • Por último, los nuevos tipos de vehículos de pasajeros estarán provistos de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar combustible adoptando un estilo de conducción más respetuoso con el medio ambiente.

Las medidas de seguridad mencionadas más arriba serán obligatorias para los nuevos tipos de vehículos (los vehículos que se sometan a homologación después del 1 de noviembre de 2012). Serán obligatorias para todos los nuevos vehículos vendidos en el mercado de la UE en 2014.

Más información