• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

El informe de los cinco presidentes sobre el plan para reforzar la Unión Económica y Monetaria europea a partir del 1 de julio de 2015

European_UnionLos cinco presidentes –el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el de la Cumbre del Euro, Donald Tusk, el del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el del Parlamento Europeo, Martin Schulz han hecho público un plan ambicioso para profundizar en la Unión Económica y Monetaria (UEM) a partir del 1 de julio de 2015 y completarla en 2025. Para hacer realidad su idea de la futura UEM, han presentado medidas concretas que deberán ponerse en marcha en tres etapas: algunas de las medidas deben emprenderse en los próximos años, como la introducción de un Sistema Europeo de Garantía de Depósitos; otras por lo que respecta a la soberanía de los Estados miembros del euro, como la creación de un futuro Tesoro de la zona del euro. Estas medidas forman parte de la idea de los cinco presidentes según la cual se debe pasar de un sistema de normas a un sistema basado en instituciones para que la UEM se asiente sobre una base sólida y transparente.

El informe presenta tres etapas diferentes para hacer realidad la idea de los cinco presidentes :

–         Etapa 1, « Profundizar actuando » (del 1 de julio de 2015 al 30 de junio de 2017): utilizar los instrumentos existentes y los tratados actuales para impulsar la competitividad y la convergencia estructural, poniendo en marcha políticas presupuestarias responsables a nivel nacional y de la zona del euro, para completar la Unión Financiera y mejorar la responsabilidad democrática.

–         Etapa 2, «Completar la UEM»: se pondrán en marcha acciones de mayor alcance para que el proceso de convergencia sea más vinculante a través, por ejemplo, de un conjunto de parámetros de convergencia de naturaleza jurídica, así como un Tesoro de la zona del euro.

–         Etapa final (2025 a más tardar): una vez que todas las medidas estén plenamente vigentes, una profunda y auténtica UEM debería ser un área de estabilidad y prosperidad para todos los ciudadanos de los Estados miembros de la UE que comparten la moneda única. También debería ser atractiva para los otros Estados miembros de la UE que deseen formar parte de ella.

El Informe tiene 5 puntos clave:

  1. Hacia una Unión Económica de convergencia, crecimiento y empleo: la Unión debe basarse en cuatro pilares: la creación de un sistema de autoridades de competitividad de la zona del euro; una aplicación reforzada del procedimiento de desequilibrio macroeconómico; un mayor énfasis en los resultados sociales y de empleo; y una mayor coordinación de las políticas económicas en un renovado Semestre.
  2. Hacia la Unión Financiera: La Unión Económica y la Unión Financiera son complementarias y se refuerzan mutuamente. El progreso en estos dos ámbitos debe ser una prioridad máxima en la etapa 1.
  1. Hacia la Unión Presupuestaria: las políticas presupuestarias no sostenibles, además de poner en peligro la estabilidad de los precios en la Unión, son perjudiciales para la estabilidad financiera. A corto plazo (primera etapa), los cinco presidentes proponen la creación de un Consejo Fiscal Europeo consultivo que se encargaría de coordinar y complementar los consejos fiscales nacionales ya existentes.
  2. Reforzar la responsabilidad democrática, la legitimidad y las instituciones: de las normas a las instituciones: una mayor responsabilidad e integración en la UE y la zona del euro significa una mayor interdependencia. También implica un mejor reparto de las nuevas competencias y una mayor transparencia sobre quién decide qué y cuándo.
  3. La dimensión social de la UEM: se  debe combinar economías competitivas que sean capaces de innovar y prosperar en un mundo cada vez más globalizado, con un elevado nivel de cohesión social.

Más información

Prioridades de la Comisión Europea para 2014

La Comisión plantea 2014 como un año en el que los Estados miembros deben adoptar y poner en marcha las numerosas propuestas que hay sobre la mesa para fomentar el crecimiento. El programa de trabajo está centrado en promover el crecimiento y el empleo. Por ello, los puntos principales son los siguientes:

banderaLos Jóvenes

La lucha contra el desempleo de los jóvenes es una prioridad fundamental. La aplicación por parte de los Estados miembros de la Garantía Juvenil será de vital importancia para crear empleo para los jóvenes y mejorar la transición de la escuela al trabajo. Es esencial invertir en educación y formación profesional y aumentar la movilidad laboral. Es fundamental Una cooperación reforzada entre los servicios públicos de empleo y la eliminación de trabas injustificadas o desproporcionadas a la libre circulación de trabajadores. Otra prioridad especial será aprovechar el potencial de los sectores clave de crecimiento, como la economía verde, las TIC y la asistencia sanitaria y social. Mientras todas estas medidas dan resultado, el Programa de Empleo y Seguridad Social de Innovación, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalidad y el Fondo Europeo de Ayuda a los más necesitados servirán de apoyo.

Unión Económica y Monetaria (UEM)

La Comisión seguirá trabajando para  que la UEM sea cada vez más democrática. El ‘two pack’ asegurará que los presupuestos nacionales estén en línea con los objetivos fiscales de la zona euro.

Sector bancario y regulación financiera

Las prioridades en estas áreas son la aplicación del Mecanismo único de Supervisión bancaria y el acuerdo sobre el Mecanismo Único de Resolución. Un sistema financiero sólido y cumplir todos los compromisos del G-20 son los requisitos previos para una recuperación sostenible y una estabilidad financiera a largo plazo.

La Comisión continuará trabajando para que el sistema financiero pueda llegar a la economía real y para que los fondos de la UE adquieran un verdadero efecto multiplicador. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) continuará trabajando para apoyar el acceso a la financiación de las PYME, fundamental para restablecer el crecimiento. Para apoyar la competitividad en todos los sectores, pero en especial a las PYME, es de vital importancia el programa REFIT creado por la CE.

Intensificar la lucha contra el trabajo ilegal, el fraude fiscal y la evasión fiscal, esotra prioridad que mejorará notablemente con el establecimiento de la Oficina del Fiscal Europeo que facilitará una mayor  información fiscal entre los Estados y también el impuesto a las transacciones Financieras.

El Mercado Único  

Fundamental para el crecimiento es el mercado único, plenamente integrado e interconectado, que abarca telecomunicaciones, energía y transporte. Requiere una infraestructura de red asequible, accesible, eficiente y segura. Esto a su vez necesita la movilización de la inversión privada y pública, un marco normativo claro, la inversión en innovación, investigación y desarrollo y la formación de trabajadores. Conectar Europa movilizará el presupuesto de la UE para catalizar la inversión del sector privado en la infraestructura de la red estratégica.

Crecimiento inteligente sostenible e integrador

Los nuevos programas del Presupuesto plurianual de la UE (MFP) están diseñados para apoyar las prioridades de la Estrategia Europa 2020 e incluyen una amplia gama de medidas para impulsar la inversión, promover el empleo y la inclusión social, desarrollar el capital humano y priorizar las reformas que tengan un impacto directo en el crecimiento y el empleo. La Comisión trabaja en ellos para que estén en pleno funcionamiento en 2014. Las nuevas asociaciones publico-privadas en sectores clave, los Fondos estructurales y la inversión europea, deben lograr resultados tangibles y medibles en cada uno de los Estados Miembros. La nueva PAC se pondrá en marcha para generar más puestos de trabajo en las zonas rurales y sentará las bases sólidas de una economía verde.

Otras áreas

La Comisión está trabajando en otras áreas para apoyar el crecimiento y garantizar la igualdad de condiciones con los competidores globales. Son:

  • La completa puesta en marcha del programa Horizonte 2020 de investigación e innovación
  • Una política industrial moderna que permita empresas eficaces. En este aspecto la CE actuará en materia de normalización.
  • Acceso a mano de obra cualificada,
  • Un mercado de la energía plenamente integrado
  • Una  agenda comercial activa

La Comisión seguirá su labor de promover y desarrollar el potencial de la UE para el turismo.

http://ec.europa.eu/atwork/pdf/cwp_2014_en.pdf

Crisis en la Eurozona

La zona euro  va a tener que hacer frente a su primera prueba seria debido a la crisis económica. A pesar de que la moneda única ofrece una seguridad contra los malos tiempos, la estabilidad en la Eurozona no se puede tomar como algo inamovible.

Un informe realizado por think-tank Centre for European Reform reconoce que el euro está empezando a cuestionar al dólar como principal moneda internacional, además ha acelerado la integración de los mercados financieros europeos y ha impulsado el comercio.

Imagen informe

Los desequilibrios comerciales en la Eurozona siguen creciendo y la crisis económica amenaza con poner en evidencia las disparidades internas entre los países vulnerables, Italia, España, Portugal y Grecia, frente a los más fuertes.

Los problemas de los primeros no sólo se deben al fallo de sus políticas internas, sino también a las estrategias económicas de los estados más potentes de la zona euro. Estas diferencias se empiezan a manifestar en las crecientes desigualdades entre los bonos del Estado alemán y los países más débiles.

Este fenómeno refleja la preocupación de los inversores intranquilos porque algún miembro de la UE, pueda sufrir un estancamiento económico que llegue a cuestionar su solvencia. Sería nefasto para el proceso de integración europea, si se llegará a dudar de la capacidad de  algún país para permanecer en la Eurozona.

El informe critica la ralentización de las reformas estructurales en la Unión Monetaria. A este respecto, se ceba con el Gobierno español, al que acusa de hacer oídos sordos al llamamiento del Fondo Monetario Internacional de realizar los cambios necesarios para mejorar la baja productividad del país.

Concluye recalcando que, en el peor de los casos, este cúmulo de dificultades podría acabar con la salida de la zona de los países que tengan una deuda excesiva.

Informe sobre el futuro del euro (documento en inglés)

Página Oficial del Centro para la Reforma Europea