• ¿Qué es Eurobitácora?

    Eurobitácora es una bitácora mantenida por el Centro de Documentación Europea y Europe Direct de la Comunidad de Madrid
  • Contacto

    C/ Castelló 123, 28006 Madrid cde@madrid.org
  • Entradas Eurobitácora por meses

  • Síguenos en Twitter

Estonia asume la presidencia del Consejo de la Unión Europea en julio

En el sistema de rotación semestral que la Unión Europea mantiene para presidir el Consejo de la Unión, en el segundo semestre de 2017, Estonia se estrenará para presidir ese Consejo. En realidad, era el Reino Unido quién debía ostentar esa presidencia, pero el “brexit” obligó a replantear los turnos.

El Consejo de la Unión Europea, conocido también como Consejo de Ministros de la Unión o Consilium, es un órgano decisorio esencial en la Unión, puesto que negocia y adopta la promulgación de leyes, junto con el Parlamento Europeo. Compuesto por los ministros de cada país miembro, en función del tema que se vaya a tratar, el ministro representante será el que ostente la cartera pertinente. Por tanto, además del posible carácter legislativo que tiene, son los responsables de que sus países adopten la legislación común europea y, al mismo tiempo de coordinar las políticas europeas. Hay que distinguirlo del Consejo Europeo, que reúne a los presidentes de los estados miembros.

El próximo día 1 de Julio, la presidencia será asumida por primera vez en su historia por Estonia.

Con un territorio de unos 45.000 km cuadrados y una población que no llega al millón y medio de habitantes, Estonia es la República Báltica más septentrional. Forma parte de la Unión Europea desde 2004, adoptó el euro en 2011 y pertenece al conocido espacio Schengen, es decir que ha suprimido las fronteras internas con los otros países comunitarios, desde 2007.

Con una larga tradición comercial que se remonta a la Edad Media, Estonia perteneció a la Liga Hanseática, una especie de federación comercial en torno al Báltico y que unía comercial y culturalmente a una buena parte de los países bañados por ese mar: Rusia, Finlandia, Suecia, Alemania, etc. Durante una buena parte de su historia medieval y comienzos de la edad moderna, Estonia estuvo en manos de los Caballeros Teutones, una orden religiosa y militar formada en la época de las Cruzadas.

Su pequeño tamaño, hizo que estuviera a merced de las potencias vecinas durante varios siglos, y así pasó a formar parte de Dinamarca, Suecia, sus vecinos bálticos, y finalmente Rusia. La rusificación creciente especialmente a finales del siglo XIX, hizo crecer un nacionalismo estonio. Estonia disfrutó de una breve independencia entre 1918 y 1940, hasta que en 1991, tras la caída de la Unión Soviética recuperó su estatus actual.

Más información

La Unión Europea recibe el premio Princesa Asturias de la Concordia 2017

La Unión Europea fue ayer reconocida con el Premio Princesa de Asturias a la Concordia 2017. Este galardón llega cinco años después de que la organización internacional recibiera el Premio Nobel de la Paz. El proyecto surgido tras la II Guerra Mundial ha sido premiado por la Fundación Princesa de Asturias, por “su modelo de integración política supranacional, único en el mundo”.

El reconocimiento a la UE coincide además con el 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma sobre los que se asienta el proyecto de construcción europea. Después del sufrimiento que ocasionó la Segunda Guerra Mundial a millones de ciudadanos europeos, otra Europa debía ser posible, posible y necesaria. La libertad, los derechos humanos y la solidaridad son las bases de los acuerdos en los que convergieron las esperanzas de los seis países fundadores. 

Estos valores han sido precisamente los que ha destacado el jurado asturiano para conceder el premio a la Concordia a la UE. En palabras del presidente del jurado, Javier Fernández, “el proyecto europeo ha logrado el periodo más largo de paz de la Europa Moderna”.

Además de la consecución del proceso de construcción europea, el jurado ha valorado la política exterior de integración que la UE mantiene con sus países vecinos, así como los esfuerzos realizados por las instituciones europeas para afrontar una de las crisis económicas más graves de las últimas décadas.

La candidatura de la UE fue presentada por el eurodiputado Jonás Fernández Álvarez, y ha sido seleccionada de entre otras veintiocho propuestas que “hayan contribuido de manera extraordinaria y a nivel internacional, a la defensa y generalización de los derechos humanos, al fomento y protección de la paz, de la libertad, de la solidaridad, del patrimonio mundial y, en general, al progreso de la humanidad”. Entre los galardonados en años anteriores se encuentran UNICEF, Manos Unidas o Aldeas Infantiles.

La 37º edición de los Premios Princesa de Asturias se celebrará el próximo otoño en la ciudad de Oviedo, donde se entregarán los galardones en un acto solemne presidido por SS.MM los Reyes.

Más información:

20 de Junio, Día Mundial del Refugiado

Ayer se celebró el día Mundial del Refugiado en un momento en que las crisis humanitarias están alcanzando unas cotas como hacía años no se veían. Refugiados agolpados en las fronteras de los países prósperos, y muertes casi a diario en el Mediterráneo se han convertido en las noticias diarias con las que nos despertamos.

La Unión Europea, debido a su prosperidad económica y su cercanía geográfica a Oriente Medio y Norte de África, lugares de donde proceden gran parte de los refugiados, se encuentra inmersa en un problema enorme de difícil solución. La acogida de los refugiados ha creado muchas diferencias y roces entre los países pertenecientes a la UE, diferencias que se han justificado por razones económicas, aunque tampoco han faltado las razones nacionalistas y xenófobas.

Evidentemente, la prosperidad económica es un factor que puede favorecer la acogida, y en ese sentido, Alemania, es el país de la Unión que más solicitudes de asilo ha aceptado. Sin embargo los países del llamado Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) no han acogido a ningún refugiado y parece ser que no piensan hacerlo, alegando que aceptar refugiados tendría un efecto de llamada para la acogida de más refugiados. En el caso de Hungría y Polonia, a este argumento hay que añadir el hecho de tener unos gobiernos ultranacionalistas.

Estos países se están exponiendo a sanciones, y en los últimos días se habla de condicionar la concesión de Fondos estructurales y de cohesión al cumplimiento de los acuerdos sobre refugiados.

De cualquier manera, “la falta de armonización y las disparidades entre países debilitan de forma significativa el sistema europeo de asilo”, según palabras de Catherine Woollard, Secretaria General del Consejo Europeo para los Refugiados y Exilados, quién añade que “no resulta posible tener un enfoque europeo colectivo respecto a la cuestión de los refugiados y migrantes”.

La cantidad de refugiados que han encontrado asilo en Europa es mínima. Un acuerdo firmado de la UE con Turquía, transfirió parcialmente el problema a ese país, pero Woollard opina que “externalizar el problema a otras regiones” no es la solución. Cree que la nueva norma en la Unión Europea es la de bloquear el acceso de los refugiados mediante el cierre de fronteras, verjas, etc , más preocupada por la seguridad de sus fronteras que por definir su tradición de acogida.

Para la solución de este gran problema, desde el Consejo que ella preside se propone una estrategia alternativa basada en cuatro puntos:

-la reforma del sistema de asilo y basándolo en un reparto justo

-formar parte de un sistema global de responsabilidad compartida

-abrir canales seguros para acceder a Europa para que no se jueguen la vida

-lograr una inclusión real de los refugiados armonizando la legislación sobre ellos para que gocen de protección estén donde estén.

Más información:

 

El programa Erasmus está de aniversario: 30 años de movilidad europea

Tres décadas han pasado ya desde que los primeros estudiantes Erasmus hicieran sus hatillos en busca de una experiencia académica sin precedentes en Europa. Tres mil doscientos fueron los jóvenes pioneros que participaron en el programa. También fueron la herramienta esencial que contribuyó a construir el sentimiento de identidad europea. Aquellos universitarios son, ahora, los padres de la generación de Millenials, para los cuales el programa Erasmus es una experiencia más que cotidiana en su currículo universitario.

Más de nueve millones de estudiantes se han beneficiado de esta famosa beca desde 1987. En palabras del comisario de Educación, Juventud, Cultura y Deporte, Tibor Navracsics,  “los treinta años de movilidad y cooperación han proporcionado a Europa una generación de talante abierto y emprendedor formada por nueve millones de personas que hoy modelan el futuro de nuestra sociedad”. A través del nuevo Programa Erasmus +, la Comisión Europea espera que en el periodo 2014-2020 otros cuatro millones de personas completen un periodo de sus estudios en otra universidad europea.

El nuevo programa amplía los tipos de movilidad de la que pueden disfrutar los jóvenes a través de esta beca. Con Erasmus+ los jóvenes pueden, además de estudiar, trabajar o realizar actividades de voluntariado.

Erasmus+ se adapta a la Sociedad de la Información con el lanzamiento de una nueva aplicación para dispositivos móviles que permitirá a los beneficiarios del programa acceder a la tramitación de sus solicitudes, conocer la realidad de los países de intercambio, y votar sus experiencias. La aplicación incorpora además una plataforma de apoyo lingüístico a la que los jóvenes podrán acceder en tiempo real.

Desde 1987, la movilidad de los jóvenes se ha ido afianzando como pilar fundamental de la construcción europea, erigiéndose hoy como uno de los objetivos a corto, medio y largo plazo de la Unión Europea. Tal y como asegura Jean Claude Juncker, “cada euro que se invierta en el programa Erasmus+ significa invertir en el futuro –en el futuro de un joven y en el futuro del proyecto europeo-. Ahora estamos celebrando que nueve millones de estudiantes han sido estudiantes Erasmus; asegurémonos de que podemos ser nueve veces más ambiciosos con Erasmus+”.

Más información:

La UE necesita atraer casi dos millones de trabajadores cualificados para los próximos tres años

El Parlamento Europeo ha aprobado un informe en el que pide reformar la normativa relativa a la tarjeta azul. Este documento habilita para la entrada y residencia en la UE a trabajadores cualificados procedentes de terceros países. La UE calcula que necesitará atraer alrededor de 756.000 expertos en TIC y casi un millón de trabajadores sanitarios antes de 2020.

Los eurodiputados piden en este informe flexibilizar los requisitos necesarios para ser titular de la tarjeta azul, y así satisfacer la alta demanda de trabajadores cualificados que tendrá la UE en los próximos años. Hasta ahora, era necesario contar con una alta cualificación académica, así como con un contrato de trabajo u oferta laboral de al menos un año de duración. La reforma que exige la Eurocámara reduciría este plazo. Además, es esencial reducir los trámites administrativos para obtener la tarjeta azul, así como facilitar la estancia de los trabajadores cuando finalice el periodo de vigencia de su tarjeta azul.

Los eurodiputados también inciden en la exigencia de dotar de mayor publicidad a la “tarjeta azul”; pues, según el eurodiputado Claude Moraes “La tarjeta azul no muy conocida actualmente y no está muy bien publicitada por los Estados miembros”. En 2015, solo se tramitaron alrededor de 17.000 tarjetas azules en toda la UE, la mayoría de ellas expedidas en Alemania.

Ante el envejecimiento de la población europea, se hace necesario atraer mano de obra cualificada a la UE, especialmente en los sectores sanitario y de tecnologías de la información y la comunicación.

Más información:

Portal de la inmigración de la UE:

Apoyo de la Unión Europea a regiones africanas

La Unión Europea es el mayor contribuyente mundial en ayudas al desarrollo. La mayor parte de estas ayudas se destinan a países subdesarrollados y una parte importante es para África. En fechas recientes hemos conocido diferentes acuerdos que hacen referencia a sistemas de cooperación con zonas africanas.

La región africana del Sahel, que engloba a los países de Burkina Faso, Mali, Mauritania, Chad y Niger (el grupo conocido como G5), recibirá una ayuda de la UE por un valor de 50 millones de euros que sirvan de apoyo a las condiciones de seguridad y cooperación transfronteriza entre estos países.

Según manifestó la Alta Representante de la UE, esa región africana supone un enclave fundamental para la seguridad y el desarrollo tanto de África como de Europa. Además de ser un foco donde puede expandirse el terrorismo islamista, también lo es de tránsito en el tráfico de seres humanos, tanto de esos mismos países, como de todo el África subsahariana.

Es además una de las zonas más deprimidas del planeta donde han sido frecuentes las hambrunas y las consecuencias derivadas de una pobreza extrema.

Desde el año 2011 la Unión Europea ha desarrollado en la región la llamada “Estrategia Sahel” que continúa siendo el principal plan de acción para reforzar la seguridad y el desarrollo de la región que inicialmente se empleó en tres países para luego extenderse a los cinco actuales en 2014.

En 2015 se creó el Plan de Acción Regional del Sahel, que todavía se encuentra en vigor. El Plan se basa en cuatro pilares básicos:

-prevenir y neutralizar la radicalización

-crear condiciones favorables para los jóvenes

-control de la emigración y el tráfico de emigrantes

-control de las fronteras y lucha contra el tráfico ilegal y el crimen

Por otro lado, ayer supimos que la UE también aportará una ayuda por valor de 143 millones euros a Nigeria, especialmente al estado nororiental de Borno, que se ha visto afectado y devastado por la campaña emprendida por el grupo radical, islamista y antioccidental Boko Haram. La región se adentra también hacia la zona del Sahel, y comparte con ellos las condiciones de penuria extrema, donde el radicalismo tiene más posibilidades de prender.

Se han firmado, además, varios acuerdos de cooperación con países del África occidental: un proyecto de información policial para prevenir la delincuencia de todo tipo (WAPIS), otro programa para evitar la pesca ilegal (PESCAO), también  AFRICAT, que permitirá una reordenación financiera y la armonización de las finanzas públicas y por último un programa de ayudas al transporte que permita su mejora, fluidez, y al mismo tiempo contribución, para evitar el cambio climático.

Más información:

Fin de las tarifas de itinerancia en la Unión Europea

A partir de hoy, 15 de Junio, las tarifas por el uso de móviles en países diferentes a donde se contrataron, desaparecen dentro de los países miembros de la Unión Europea. Es lo que viene conociéndose por “roaming”,  itinerancia en inglés.

Ayer, tres representantes de la UE, el presidente de la Comisión, el del Parlamento y el presidente de Malta, como presidente del Consejo de la Unión Europea, presentaron este avance como un paso más en la “finalidad de unir a los ciudadanos y facilitar sus vidas”.

De esta forma, los ciudadanos que viajemos dentro de la Unión, podremos realizar llamadas, enviar mensajes de texto o conectarnos con los dispositivos móviles, al mismo precio que lo hacemos en nuestro país. Hasta hoy, las compañías operadoras del país donde se usaba un móvil, cargaban a la compañía contratada por el usuario, con lo que no era fácil saber qué cuantía podrías encontrarte en tu factura. Ahora, por lo menos, puedes conocer qué cantidad tendrás que pagar, sin esperar sorpresas desagradables. Con esta  nueva medida, el cargo se hará ahora según los acuerdos que alcancen las compañías.

El fin de la itinerancia está pensado sobre todo para estancias cortas en el extranjero, por vacaciones o negocios. Como las tarifas pueden variar, según compañías y países, para evitar el posible abuso de que un usuario utilice más su móvil en el extranjero que en su país, las compañías vigilarán el uso que se hace en un periodo de cuatro meses, de manera que si en ese tiempo detectan que el móvil se usa más fuera que dentro de un país, podrán pedir explicaciones al usuario solicitando que se demuestre que reside en el país o que tiene vínculos estables con él. Sería el caso para jubilados, estudiantes o trabajadores por un limitado espacio de tiempo. Para los trabajadores transfronterizos, está dispuesta una protección específica.

Los precios de estas tarifas se encuentran pactadas, unos pactos que también tienen en cuenta el abaratamiento en años venideros.

Sin embargo, algunas asociaciones de consumidores alertan de que las compañías compensarán las pérdidas que asumen al no cobrar por el uso de sus redes con un aumento de sus tarifas.

Más información: